Por qué me cuesta girar el volante: ¿Cómo lo arreglo?

Los propietarios y conductores de coches siempre quieren tener una experiencia de conducción suave y agradable. Quieres ir de un punto a otro sin tener problemas. Pero, ¿y ahora? ¿Tienes problemas que te llevan a preguntar: "¿Por qué me cuesta girar el volante?" ¿Has sentido esto al ralentí? ¿O bajar de repente las colinas? ¿Has intentado resolver el problema tú mismo y no ha funcionado? ¡Relájate! Hemos descrito las causas más comunes y cómo solucionarlas.

El sistema de dirección es una parte importante del sistema de control de tu coche. El sistema de dirección también te da un control total sobre la dirección de tu vehículo. Por eso, cuando tienes un volante difícil de girar, estás en una situación peligrosa. Si estás adelantando en un solo carril e intentas volver después de adelantar y notas que el volante es difícil de girar y hay ruido, esto puede provocar un accidente de tráfico. Tener el control total del sistema de dirección te da tranquilidad y te mantiene seguro. En este artículo te explicaremos detalladamente por qué y cómo arreglar la dirección difícil.

Índice de Contenido
  1. ¿Por qué me cuesta girar el volante?
  2. ¿Cómo se arregla un volante que tiene problemas para girar?
    1. Diagnosticar la dirección asistida de tu coche, camión o SUV YouTube
    2. Preguntas frecuentes (FAQ)
  3. Palabra final

¿Por qué me cuesta girar el volante?

Es esencial saber por qué es demasiado difícil girar el volante y cómo diagnosticarlo. A continuación hemos enumerado siete posibles razones.

  • Fugas de líquido de la dirección o nivel bajo
  • Cremallera o caja de dirección defectuosa
  • Correa de transmisión desgastada o rota
  • Presión de los neumáticos
  • Desalineación del eje delantero y otros componentes defectuosos de la suspensión delantera
  • Líquido de dirección contaminado o espeso
  • Bomba de la dirección asistida averiada o defectuosa

El líquido de la dirección pierde o es débilun nivel bajo o una fuga de líquido pueden provocar una rigidez intermitente en la dirección asistida. Este problema se produce cuando tienes una fuga en la manguera de alta presión de la dirección asistida, abrazaderas de manguera sueltas o fugas de la propia bomba de dirección asistida debido a grietas. El fluido se filtrará a través de esta grieta o manguera, reduciendo la presión a la que se mueve el fluido, a la vez que se seca la bomba. Esto provocará un ruido al girar el volante, normalmente un gemido o un chirrido, lo que significa que la bomba está defectuosa o que la cremallera de la dirección está desnivelada.

La cremallera o el engranaje de la dirección son defectuososla cremallera de la dirección y el engranaje de la dirección son componentes esenciales de la dirección que controlan la dirección de las ruedas. Sin embargo, no se encuentran ambos en el mismo vehículo. O tienes una cremallera de dirección o tienes una caja de dirección. La dirección de cremallera se utiliza en los turismos, mientras que la dirección de engranaje se encuentra en los grandes camiones, los todoterrenos y los coches más antiguos. Ambos sistemas de dirección acaban fallando por el simple hecho de conducir tu coche a lo largo del tiempo. Esto se evidencia por el hecho de que el volante estará rígido o grueso al arrancar.

Cuando el vehículo rueda y se calienta, la cremallera de la dirección se calienta y la rigidez disminuye un poco. Como resultado, el giro de las ruedas se hace un poco más fácil, pero aún así tienes que sustituir la cremallera antes de que se convierta en un problema mayor.

Correa de transmisión desgastada o rotala razón más común por la que notas que el volante es difícil de girar y el líquido de la dirección está lleno es que la correa de transmisión está desgastada o rota. La correa de transmisión comienza a funcionar en el momento en que enciendes el motor, por lo que en un viaje largo se desgastará y dañará muy rápidamente. Cuando la correa de transmisión envejezca lo suficiente, se desprenderá y provocará rigidez en la dirección. Si no la sustituyes cuando empieza a debilitarse, acabará rompiéndose y afectando a los demás componentes de tu coche accionados por la correa. Es mejor sustituir la correa de transmisión cuando notes grietas para evitar problemas mayores.

Presión de los neumáticosquizá te preguntes: "¿Puede la presión de los neumáticos provocar una dirección dura?" Sí, puede. Puede sorprenderte, pero la falta de aire en los neumáticos puede provocar rigidez en la dirección y dureza en las curvas. Más concretamente, un neumático desinflado puede provocar rigidez en la dirección. Esta es otra razón por la que debes asegurarte de que los neumáticos de tu vehículo están inflados en todo momento. Asegúrate de mantener los neumáticos con el PSI recomendado.

Desalineación del tren delantero y otros componentes defectuosos de la suspensión delanteralos componentes defectuosos de la suspensión delantera, como una rótula mala, una barra de acoplamiento mala o un cojinete de rueda dañado, pueden dañar e impedir que las ruedas delanteras giren. Además, unos neumáticos delanteros desiguales o desequilibrados pueden tirar de tu vehículo hacia un lado y provocar una dirección rígida. Una mala alineación del tren delantero y unos componentes de la suspensión delantera defectuosos pueden provocar una dirección rígida. Esto se nota sobre todo en las curvas o cuando decides tomar un giro.

Líquido de dirección contaminado o espesouna bomba de dirección asistida es un sistema hidráulico que utiliza un fluido ligero. Supón que el líquido se contamina o se espesa después de un tiempo. Supongamos que no sustituyes el líquido cuando le entra arenilla y suciedad o en los intervalos recomendados por el fabricante. En este caso, el líquido de dirección acabará siendo demasiado espeso para funcionar correctamente en el sistema de dirección. Con un líquido espeso en el depósito de la bomba de dirección, notarás que el volante es difícil de girar en frío o durante otras maniobras a baja velocidad. Inspecciona el color del líquido de la dirección. Si se ha vuelto gris, debes enjuagarla y rellenarla.

Bomba de la dirección asistida defectuosa o averiadala bomba de la dirección asistida, que suele ser una dirección asistida de asistencia variable, hace que el trabajo del sistema de dirección sea eficiente y mucho más fácil. Si la bomba de la dirección falla, no será fácil girar el volante en el aparcamiento o durante otras maniobras a baja velocidad. En estas situaciones, la bomba defectuosa no impedirá que las ruedas giren completamente, pero requerirá un gran esfuerzo de dirección y el vehículo será mucho más pesado.

¿Cómo se arregla un volante que tiene problemas para girar?

Hemos visto las razones de la rigidez de la dirección. Veamos ahora cómo puedes arreglar un volante rígido. Como hay muchas razones que explican la rigidez del volante, vamos a ver varias formas de repararlo.

  • Comprueba y calibra la presión de aire de los neumáticos
  • Comprueba el líquido de la dirección asistida
  • Comprueba la cremallera y la bomba de la dirección asistida
  • Inspecciona los componentes de la suspensión delantera
  • Asegúrate de que la correa de transmisión funciona correctamente

Comprueba y calibra la presión de aire de tus neumáticossi tienes problemas para girar las ruedas cuando estás aparcado o durante otras maniobras a baja velocidad, es probable que tu neumático esté desinflado. Comprueba la presión de aire de los neumáticos. Debes asegurarte de que la presión de los neumáticos está dentro de los PSI recomendados para tu vehículo y tamaño de neumático. No necesitas neumáticos desinflados que provoquen una dirección dura.

Comprueba el líquido de la dirección asistidacomprueba el líquido de la dirección asistida. Asegúrate de que no hay suciedad ni mugre. Si encuentras suciedad y mugre en el depósito, haz un lavado de la dirección asistida y rellena el líquido. Un lavado de la dirección asistida debería costar entre 50 y 120 dólares, y es un servicio rápido que puedes hacer tú mismo.

Comprueba la cremallera y la bomba de la dirección asistidaademás de lavar el sistema de dirección asistida, debes inspeccionar la bomba de dirección asistida y la cremallera. Comprueba si hay fugas o grietas que puedan causar rigidez en la dirección. Debes inspeccionar específicamente el tubo de alta presión que conecta la bomba de dirección y la cremallera. Sustituye cualquier manguera o componente agrietado.

Inspecciona los componentes de la suspensión delanteraotra razón de la rigidez de la dirección podría ser el fallo de las piezas de la suspensión delantera. Una rótula defectuosa o un rodamiento de rueda y un tirante dañados pueden dañar y afectar al manejo de tu vehículo. Debes inspeccionar este componente cuando notes rigidez en la dirección. Un ruido de las ruedas delanteras acompañará a la rigidez de la dirección como prueba.

Asegúrate de que la correa de transmisión funciona correctamenteinspecciona la correa que conecta la bomba de dirección con la polea del motor. Busca bordes desgastados y grietas. Inspecciona si la correa está demasiado apretada o demasiado floja, ya que podría ser la culpable. Puedes encender el motor e inspeccionar la rotación de la correa. Si la correa se retuerce con el motor en marcha, debes comprobar la alineación de la correa y las poleas tensoras, o acudir a tu mecánico para que la inspeccione y repare a fondo.

Diagnosticar la dirección asistida de tu coche, camión o SUV YouTube

Preguntas frecuentes (FAQ)

¿Por qué me pesa la dirección asistida?

Hay algunos factores que pueden provocar una dirección pesada, como la falta de líquido de dirección, la presión de los neumáticos, la rotura de la correa de serpentina, una bomba de dirección asistida defectuosa y la alineación del tren delantero.

¿Cuánto cuesta la reparación de la dirección asistida?

El coste de la reparación de una dirección asistida defectuosa depende de varios factores, como la marca y el modelo de tu vehículo, el componente dañado y el taller al que lleves tu coche. Por término medio, gastarás entre 250 y 350 dólares para reparar un problema de dirección asistida.

¿Puedes conducir un coche si falla la dirección asistida?

Por supuesto que sí. Sin embargo, debes tener en cuenta que conducir un coche sin dirección asistida funcional requiere más esfuerzo para dirigir las ruedas, y podrías poner en peligro tu vida al no poder girar el volante con facilidad.

¿Es posible conducir con una bomba de dirección asistida defectuosa?

Esto no es bueno. Aunque puedes conducir con una bomba de dirección asistida en mal estado, no olvides que la falta de líquido de dirección también dañará la cremallera de dirección, lo que te supondrá un gran coste de sustitución. Conducir con una bomba de dirección asistida en mal estado puede afectar a la conducción de tu vehículo, haciéndolo propenso a sufrir accidentes.

Palabra final

Llegados a este punto, te hemos ahorrado la pregunta "¿por qué me cuesta girar el volante?". La más mínima dificultad para girar el volante debería ser una preocupación importante, ya que indica un componente de dirección defectuoso. Ignorar el volante duro puede ser peligroso, ya que un componente de la dirección defectuoso puede afectar a otro.

Diagnosticar la causa de un volante rígido no es difícil, ya que sólo hay unas pocas. Lo más habitual es una fuga o un nivel bajo de líquido de dirección. Sin embargo, una cremallera de dirección defectuosa, una correa serpentina rota, una bomba de dirección defectuosa y unas rótulas desgastadas también pueden ser los culpables.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Por qué me cuesta girar el volante: ¿Cómo lo arreglo? puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up