6 causas de las dificultades del cambio de marchas manual (especialmente de primera a segunda)

Aunque la transmisión manual no es tan popular hoy en día, todavía hay muchas en la carretera. Si tienes un vehículo con caja de cambios manual, querrás asegurarte de que funcione lo mejor posible para disfrutar de muchos más kilómetros. Entonces, ¿qué haces cuando tu transmisión manual es difícil de cambiar?

Algunas causas son fáciles de reparar, mientras que otras pueden requerir su sustitución. Veamos las 6 causas principales de la dificultad de cambio de la transmisión manual para ayudarte a volver a la carretera más rápidamente. Veamos primero las posibles causas.

La razón más común por la que tu transmisión manual es difícil de cambiar se debe a un embrague o sistema de embrague hidráulico defectuoso. También pueden ser daños en la caja de cambios, como engranajes dañados o anillos sincronizadores defectuosos. Comprueba el nivel del líquido de la caja de cambios, ya que también podría causar problemas de cambio.

Aquí tienes una lista más detallada de las posibles razones por las que tu caja de cambios es difícil de cambiar.

Índice de Contenido
  1. 6 causas de la dificultad de cambio de la transmisión manual
    1. 1. Mal funcionamiento del sistema hidráulico
    2. 2. Sistema de embrague dañado
    3. 3. Engranajes dañados
    4. 4. Anillo sincronizador defectuoso
    5. 5. Manguito de buje desgastado
    6. 6. Aceite de la caja de cambios deficiente o de tipo incorrecto
  2. Cómo resolver el problema

6 causas de la dificultad de cambio de la transmisión manual

1. Mal funcionamiento del sistema hidráulico

Lo primero que hay que comprobar cuando tu caja de cambios es difícil de cambiar es el sistema hidráulico del embrague, porque es el lugar más común donde las cosas pueden ir mal cuando se trata de este problema.

Dentro del sistema de embrague hay un cilindro maestro y un cilindro esclavo. El cilindro maestro actúa como bomba en un sistema de embrague hidráulico. Sin embargo, este componente hidráulico también es propenso a los problemas.

A veces puede tener fugas o fallar en su funcionamiento, causando interferencias en el desplazamiento del fluido. El resultado es una transmisión difícil de cambiar y un pedal que funciona erráticamente

Los coches con transmisión manual suelen tener un cilindro maestro instalado cerca del pedal del embrague y un cilindro esclavo instalado en la transmisión

Una fuga en el cilindro maestro o esclavo puede provocar burbujas de aire en el sistema hidráulico que dificulten el cambio de marchas.

Puedes probar a purgar el sistema de embrague y si el cambio se hace más fácil, existe el riesgo de que el problema esté causado por un cilindro maestro o esclavo defectuoso. El problema también puede deberse a una fuga en los latiguillos hidráulicos.

ENLACE: 6 síntomas de un cilindro maestro de embrague defectuoso

2. Sistema de embrague dañado

Plato de presión del embrague

Si el plato de presión del embrague está desgastado o dañado, el embrague puede no liberar la potencia entre el motor y la transmisión. Esto hace que la transmisión sea muy difícil de cambiar

Si notas un bamboleo o una sensación extraña en el pedal del embrague mientras conduces, existe el riesgo de que el plato de presión del embrague esté desgastado o dañado.

El problema también puede estar causado por un disco de embrague, una horquilla de desembrague o un cojinete de desembrague defectuosos. Si crees que el problema está relacionado con el embrague, es importante inspeccionar bien todas las piezas

En la mayoría de los modelos de coche hay que desmontar la transmisión para inspeccionar correctamente las piezas del embrague, por lo que debes asegurarte de que las piezas hidráulicas están bien antes de revisar el embrague.

3. Engranajes dañados

Engranajes de la transmisión

Si el sistema hidráulico y el embrague están bien, sólo hay un lugar más donde comprobar el problema: la caja de cambios. Esto requiere cierta destreza y sólo debe ser realizado por expertos.

El sistema de transmisión manual contiene varias marchas. Algunos pueden tener cuatro marchas y marcha atrás, mientras que otros tienen una caja de cambios de cinco velocidadesth y/o 6th de la marcha.

En 1st e 2nd o 3rd e 4thtambién hay un engranaje de cubo. Si uno de estos engranajes se estropea, notarás problemas al pasar de uno a otro

4. Anillo sincronizador defectuoso

Anillo sincronizador

Además, el anillo sincronizador contiene pequeños dientes que permiten que el manguito del buje encaje fácilmente. Debe funcionar correctamente para que la caja de cambios cambie a la marcha principal.

Si el anillo de sincronización se daña, no puede encajar correctamente con el casquillo del cubo. Por eso se producen problemas de desplazamiento

5. Manguito de buje desgastado

En el buje del engranaje, el manguito es el responsable del engranaje entre los engranajes principales. También se conoce como cubo de sincronización y se mueve hacia la derecha o hacia la izquierda, según el sentido en el que haya cambiado la marcha. Este manguito mantiene sincronizados los dientes del engranaje del cubo con los de la corona dentada.

Cuando el manguito del buje se daña o se desgasta, la sincronización falla. Como resultado, notas problemas en el cambio de marchas y falta de suavidad en los movimientos

6. Aceite de la caja de cambios deficiente o de tipo incorrecto

Si sigues el programa de mantenimiento recomendado para tu vehículo, lava o sustituye regularmente el líquido de la transmisión. Si el fluido se vuelve viejo o hay una fuga, los engranajes no pueden recibir la cantidad adecuada de lubricación.

Lo peor es que dañes la propia transmisión al hacerla funcionar sin la cantidad adecuada de aceite para engranajes limpio. Sin esta lubricación, el cambio se vuelve más difícil. Cuando la enfermedad empeora, también puedes empezar a oír ruidos extraños, que indican problemas mayores

El problema también puede deberse a un tipo de aceite para engranajes incorrecto en la transmisión. Para conseguir una transmisión suave, el aceite de la caja de cambios debe tener el grosor y la especificación adecuados.

Cómo resolver el problema

Lo primero que hay que comprobar si la caja de cambios es difícil de cambiar es el aceite de la caja de cambios. Asegúrate de que el nivel es correcto y de que no está quemado o es muy viejo.

Lo siguiente que hay que comprobar es el sistema hidráulico del embrague. Comprueba si hay fugas alrededor de los cilindros del embrague e intenta purgar el sistema una o dos veces. Si el problema desaparece, lo más probable es que haya una fuga en el sistema hidráulico que hay que reparar.

Si no hay ningún problema con el sistema hidráulico, debes desmontar la transmisión para comprobar si el sistema de embrague está dañado, como el plato de presión, el disco de embrague, la horquilla de desembrague o el cojinete de desembrague.

Si no encuentras ningún problema en el sistema de embrague, tienes que comprobar los componentes del interior de la transmisión. Suele ser una operación difícil y que no debes hacer a menos que tengas muchos conocimientos sobre cajas de cambios.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 6 causas de las dificultades del cambio de marchas manual (especialmente de primera a segunda) puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up