¿Tu coche da tirones al acelerar? (Así se soluciona)

Si tu coche da tirones al acelerar, no eres el único.

Este es un problema muy común en los coches, ya que muchos componentes del motor pueden causar este problema.

El motor de un coche necesita la relación aire-combustible adecuada para funcionar eficazmente. Si hay un desequilibrio en esta relación, el motor del coche se saltará uno de los procesos del ciclo de combustión y acabará apagándose. Empecemos por echar un rápido vistazo a las causas más comunes.

La razón más común por la que un coche da tirones al acelerar se debe a un filtro de aire sucio o a un sensor MAF defectuoso. También puede estar causado por otros problemas relacionados con el combustible, como un bomba de combustible defectuosa, inyector de combustible, o un filtro de aire obstruido. También puede deberse a problemas de encendido, como bujías defectuosas.

Estas son las causas más comunes de que tu coche dé tirones al acelerar, pero vamos a profundizar un poco más.

Aquí tienes una lista mucho más detallada de las 10 razones más comunes por las que tu coche da tirones al acelerar.

Índice de Contenido
  1. 10 razones por las que tu coche da tirones al acelerar
    1. 1. Filtro de aire sucio
    2. 2. Sensor de flujo de masa de aire sucio o dañado
    3. 3. Filtro de combustible obstruido
    4. 4. Bomba de combustible defectuosa
    5. 5. Inyector de combustible defectuoso
    6. 6. Bujías defectuosas
    7. 7. Válvula EGR defectuosa
    8. 8. Bobina(s) de encendido defectuosa(s)
    9. 9. Convertidor catalítico bloqueado u obstruido
    10. 10. Problemas de transmisión

10 razones por las que tu coche da tirones al acelerar

1. Filtro de aire sucio

El filtro de aire se encarga de que el motor reciba siempre aire fresco, sin dejar pasar el polvo u otra suciedad, que podría dañarlo gravemente.

El filtro de aire debe cambiarse periódicamente y, si no lo has hecho durante un tiempo, puede ensuciarse, sobre todo si vives en un lugar muy polvoriento. Comprobar el filtro de aire es fácil: revísalo y sustitúyelo si no está bien.

2. Sensor de flujo de masa de aire sucio o dañado

Sensor Maf sucio

El sensor de masa de aire mide el aire que entra en el motor. Este sensor puede acumular mucha suciedad a lo largo de los años, haciendo que lea una cantidad incorrecta de aire en el motor.

Esto puede provocar una mezcla incorrecta de aire y combustible, lo que puede hacer que el motor empiece a temblar al acelerar. Retira el sensor de masa de aire y límpialo a fondo con un limpiador eléctrico. Sustitúyelo si sospechas que está defectuoso y has hecho la investigación necesaria.

3. Filtro de combustible obstruido

Filtro de combustible sucio

Un filtro de combustible obstruido no es en absoluto un problema infrecuente. La suciedad y el polvo entran en el depósito de combustible cada vez que llenas el coche, e incluso pueden entrar en el combustible.

Si el filtro de combustible se obstruye, el motor no recibirá suficiente combustible para funcionar correctamente y puedes experimentar tirones y golpes cuando intentes acelerar.

Cambiar el filtro de combustible suele ser bastante barato y fácil de hacer, así que si no lo has hecho en un tiempo, deberías sustituirlo.

4. Bomba de combustible defectuosa

Bomba de combustible del coche

Una bomba de combustible defectuosa puede causar problemas similares a los de un filtro de combustible obstruido, lo que provoca una mezcla pobre para el motor. La bomba de combustible suele encontrarse dentro del depósito y es bastante difícil de sustituir.

Esto significa que debes estar seguro de que la bomba de combustible está defectuosa antes de sustituirla. Una forma de comprobarlo puede ser instalar un manómetro en el conducto de combustible para medir la presión del mismo.

Si has sustituido el filtro de combustible y la presión del combustible es baja al acelerar, la bomba de combustible o el regulador de la presión del combustible están averiados.

5. Inyector de combustible defectuoso

Inyectores de combustible E16097935952

Los inyectores de combustible controlan la cantidad de combustible que entra en cada cilindro. Cada cilindro está equipado con un inyector de combustible

Si uno de los inyectores falla, se produce un mal funcionamiento que provoca tirones al intentar acelerar el coche.

No es un problema muy común, así que asegúrate de que están defectuosos antes de sustituirlos

6. Bujías defectuosas

Bujía

Las bujías controlan el encendido en la cámara de combustión y sin ellas tu coche no funcionaría.

Las bujías se desgastan con el tiempo y una bujía defectuosa puede provocar fallos de encendido, lo que puede provocar sacudidas al acelerar. Sustituirlos es bastante sencillo y barato, así que si hace tiempo que no lo haces, deberías hacerlo.

7. Válvula EGR defectuosa

Válvula Egr

La válvula EGR controla los gases de escape que se recirculan en el motor del coche. Si libera demasiados o muy pocos gases de escape en la admisión, la mezcla de aire y combustible puede ser incorrecta, provocando fallos de encendido.

En algunos coches es posible que los tubos de la válvula EGR estén obstruidos. Si es posible, intenta quitar el conector de la EGR y tapar el tubo para ver si el problema mejora.

8. Bobina(s) de encendido defectuosa(s)

Tres bobinas de encendido Vag

La bobina de encendido suministra la chispa a las bujías y, como comprenderás, una bobina defectuosa puede provocar graves fallos de encendido.

Algunos coches tienen bobinas de encendido separadas, otros tienen una para todos los cilindros. Si las bobinas de encendido están separadas, puede haber una o dos bobinas defectuosas. Comprueba los códigos de avería de cada cilindro concreto en el que se producen los fallos de encendido y sustituye la bobina de encendido de ese cilindro para ver si ese es el problema.

9. Convertidor catalítico bloqueado u obstruido

Catalizador obstruido

El catalizador ayuda a tu coche a pasar las pruebas de emisiones y a mejorar el medio ambiente. Por desgracia, a veces las piezas internas del catalizador pueden aflojarse.

Esto puede hacer que el tubo de escape se obstruya y cree una contrapresión excesiva en el sistema de escape, haciendo que tu coche dé tirones al acelerar.

Prueba a quitar el catalizador y a inspeccionar si hay piezas obstruidas o sueltas.

10. Problemas de transmisión

Problemas de transmisión del coche E16097825191

Cuando tu coche da tirones al acelerar, no es necesariamente un problema del motor. En algunos casos puede ser un problema de la transmisión o de la caja de cambios.

Puede ser que el embrague patine o que haya algo dañado en la transmisión. Las transmisiones son complejas, así que si crees que es un problema, lo mejor es que se encargue de ello un mecánico profesional.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Tu coche da tirones al acelerar? (Así se soluciona) puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up