Tornillo en el neumático: ¿qué hacer y es peligroso conducir?

Tus neumáticos son susceptibles de que se les clave cualquier cosa, desde un clavo hasta un tornillo. Cuando te encuentras con un tornillo en tu neumático, quieres saber qué hacer. ¿Debes seguir conduciéndolo o llevarlo a reparar inmediatamente? Todas estas son preguntas de las que quieres saber la respuesta antes de tener que enfrentarte a la situación.

En esta guía hablamos de lo que hay que hacer con el tornillo del neumático. También vemos por qué es mejor repararlo y por qué es mejor sustituirlo. Si decides repararlo, también te explicamos los pasos a seguir

Índice de Contenido
  1. Qué hacer con un tornillo en el neumático
  2. Repara o sustituye: Neumático atornillado
    1. 1. Posición de perforación
    2. 2. Objeto perforado
    3. 3. Edad de los neumáticos
    4. 4. Nivel de riesgo
    5. 5. Persona que conduce un coche
  3. Cómo reparar un neumático pinchado
  4. ¿Es seguro conducir con un tornillo en el neumático?
  5. Coste de la reparación de un neumático pinchado

Qué hacer con un tornillo en el neumático

Si el tornillo ha entrado en el neumático cerca o en el flanco, debes sustituirlo. Es posible que puedas añadir aire al neumático para llevarlo al taller. Sin embargo, si el tornillo ha entrado en la banda de rodadura del neumático, puede ser reparable. Haz que lo revise un profesional si no estás seguro

El tornillo puede tapar temporalmente el agujero que se ha creado. Cada vez que el neumático gira, el tornillo se desplaza hacia el interior del orificio, creando un área mayor que la inicial. Como resultado, el aire empezará a salir y el agujero puede ser irreparable. Además, el neumático podría explotar

Si el neumático hace un sonido sibilante, debes detenerte y sustituirlo por uno de repuesto. Lo último que quieres es sufrir un reventón mientras intentas llegar al taller de neumáticos

Repara o sustituye: Neumático atornillado

1. Posición de perforación

La principal consideración es dónde se pinchó el neumático. Si el tornillo ha entrado en la banda de rodadura del neumático, es probable que se pueda reparar.

Sin embargo, si el tornillo ha entrado en el flanco del neumático, no tienes más remedio que sustituirlo. El problema se produce cuando está entre el flanco y la banda de rodadura. En la mayoría de los casos, es mejor sustituir el neumático y estar tranquilo

ENLACE: ¿Qué son los daños en los flancos de los neumáticos (y cuándo hay que sustituirlos)?

2. Objeto perforado

Un neumático pinchado por un clavo suele ser más reparable que cualquier otro objeto. El clavo deja un pequeño agujero que es fácil de parchear

Los tornillos provocan más daños porque no son tan lisos y rectos como un clavo. Los hilos crean un agujero irregular que es más difícil de reparar

RELACIONADO: Clavo en el neumático - ¿Es seguro conducir con un clavo en el neumático?

3. Edad de los neumáticos

Los neumáticos nuevos son tan propensos a reventar por un tornillo como los más antiguos. Sin embargo, es posible que te sientas más inclinado a reparar el agujero si te acaban de instalar el neumático

Considera cuidadosamente los costes de un posible reventón. Arruinar el eje y la suspensión o provocar un accidente será mucho más caro que sustituir un neumático

4. Nivel de riesgo

¿Cuál es el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir? Si te conformas con la tranquilidad absoluta, tienes que hacer que te cambien el neumático.

Si estás dispuesto a que te tapen o parcheen el agujero, asegúrate de elegir al menos un taller de confianza. Elegir técnicos experimentados con el equipo adecuado te permite reducir ligeramente el riesgo

5. Persona que conduce un coche

La última consideración tiene que ver con quién conducirá el coche más a menudo. Si eres tú quien conduce el coche, es mucho más fácil asumir el riesgo por ti mismo.

Si, por el contrario, tu cónyuge o tu abuela conducen el coche, quizá prefieras sustituir el neumático. Algunas personas no pueden soportar un reventón

Cómo reparar un neumático pinchado

Si decides reparar tu neumático, debes llevarlo a un especialista en neumáticos cualificado. Sin embargo, puedes hacerlo tú mismo si tienes los conocimientos necesarios. También necesitarás herramientas especiales, como un kit de cambio de neumáticos. Aquí tienes algunos pasos básicos a tener en cuenta:

  1. Saca el neumático del coche y desmóntalo de la llanta.
  2. Retira el tornillo de la cabeza con unos alicates. Sácalo lentamente.
  3. Pulveriza un poco de solución pulidora en el agujero.
  4. Pule el neumático con una máquina y un poco de papel de lija. Muévete con un movimiento circular.
  5. Limpia el interior del neumático con un disolvente.
  6. Aplica cemento de caucho en la zona donde se aplicará el parche
  7. Retira la parte pegajosa de un parche de neumático radial.
  8. Pega el parche dentro del agujero. Debes cubrir todo el agujero.
  9. Para aplicar el parche se necesita una herramienta de rodadura. Pasa el rodillo en todas las direcciones, asegurándote de que se ha tocado todo el parche. Esta herramienta ayuda a eliminar las burbujas de aire del parche para que se adhiera mejor.
  10. Vuelve a colocar el neumático en la llanta e ínflalo
  11. Comprueba si hay fugas de aire.
  12. Vuelve a poner el neumático en el coche. Es mejor vigilarlo durante los primeros días para asegurarse de que la reparación es sólida

Las indicaciones serán ligeramente diferentes si el parche utilizado también contiene un tapón. Se utilizan habitualmente en los talleres de neumáticos para reparar los pinchazos

¿Es seguro conducir con un tornillo en el neumático?

Cuando el tornillo entra por primera vez en el neumático, lo más urgente es comprobar la estanqueidad de la presión del aire. Además, debes tener en cuenta lo que ocurrirá si no retiras el tornillo del neumático inmediatamente. La zona puede volverse inestable durante la conducción, haciendo que la banda de rodadura se separe.

Si sigues conduciendo con el neumático con el tornillo dentro, puedes causar más daños. Además, las posibilidades de reventón aumentan si el tornillo está en el flanco del neumático. Si observas un tornillo en el flanco, suele ser mejor montar la rueda de repuesto, por si acaso.

Algunas personas optan por conducir con el neumático pinchado y seguir llenándolo de aire. La idea es que el neumático tendrá que ser sustituido de todos modos, así que es mejor que lo llenes. Eso está bien, pero puedes ponerte en peligro a ti mismo y a los demás, sobre todo si el agujero aumenta y el neumático pierde aire de repente

Lo ideal es que hagas reparar el pinchazo inmediatamente. Si es reparable, puedes optar por esta solución. Si hay que cambiar el neumático, pon uno nuevo. El coste que te supone ahora no es nada comparado con lo que podría ocurrir si causaras un accidente grave. No te arriesgues

Coste de la reparación de un neumático pinchado

Si el neumático se puede reparar, podrías gastar entre 10 y 25 dólares. La cita debería durar 30 minutos como máximo, así que ni siquiera tendrás que esperar para la reparación.

Algunas tiendas de neumáticos cubren los pinchazos si has añadido la cobertura de riesgo de tráfico al comprar los neumáticos. Si tienes el equipo y los conocimientos adecuados, también puedes hacer la reparación tú mismo. Sin embargo, en lo que respecta al coste, a menudo es mejor confiar en tu distribuidor de neumáticos para que haga el trabajo

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Tornillo en el neumático: ¿qué hacer y es peligroso conducir? puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up