Síntomas de una válvula PCV defectuosa: cómo comprobarla, reparaciones y costes de sustitución

El acrónimo PCV, que significa ventilación positiva del cárter, transfiere el exceso de gas del cárter a la válvula PCV. De ahí va al colector de admisión y vuelve a bajar al motor. Supón que se rompe la manguera de la válvula PCV; habrá consumo de aceite de la válvula PCV. En otras palabras, el combustible no volverá a fluir hacia el motor, y éste experimentará una pérdida de potencia y un aumento de las emisiones. En este artículo hablaremos detenidamente de cómo puedes comprobar y sustituir tu válvula PCV y de los síntomas de una válvula PCV defectuosa. Antes de llegar a eso, aquí está el artículo en resumen: ¿Qué es una válvula PCV? ¿Cómo funciona una válvula PCV? Y cómo saber si la válvula PCV está mal.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es una válvula PCV?
  2. ¿Cómo funciona una válvula PCV?
  3. Síntomas de una válvula PCV defectuosa
    1. Luz de control del motor:
    2. El ralentí duro:
    3. Motor Rico/Lean:
    4. El motor falla:
    5. Fugas de aceite/aumento del consumo de aceite :
    6. Aceleración repentina :
    7. Sale humo gris/blanco/negro del escape:
    8. ¿Cómo compruebo y sustituyo una válvula PCV?
    9. Síntomas de una válvula PCV defectuosa en un coche Vídeo de YouTube
    10. Preguntas frecuentes:
  4. Observaciones finales

¿Qué es una válvula PCV?

La válvula PCV significa ventilación positiva del cárter. Está diseñado en un formato unidireccional, normalmente unido a la tapa de la válvula, al colector de admisión o al bloque del motor, dependiendo del diseño del motor. Sin embargo, el 90% de las válvulas PCV están situadas en un ojal de goma en la tapa de la válvula del motor. La finalidad de la válvula PCV es eliminar las emisiones del cárter y exportarlas al colector de admisión. Cuando las emisiones llegan al colector de admisión, éste las devuelve al motor para otro ciclo de combustión, haciendo que las emisiones del motor sean más limpias y eficientes.

¿Cómo funciona una válvula PCV?

A no ser que seas un experimentado mecánico de automóviles, es probable que sea la primera vez que oigas el nombre de "válvula de ventilación positiva del cárter (PCV)", o tal vez lo hayas oído antes y suene complicado. No es tan complicado como parece. Al menos entenderás cómo diagnosticarla, cómo funciona y las funciones de la válvula PCV después de leer este artículo. Empecemos por refrescar tu memoria sobre el funcionamiento del motor de combustión interna.

Un motor de combustión interna está construido sobre una serie de paredes de cilindros con pistones que suben y bajan por cada pared de cilindro. La mezcla de aire y combustible se bombea a la cámara de combustión a través de un conjunto de tubos llamado colector de admisión, a través de la válvula de admisión en la culata del motor[s] donde la bujía produce un fuego que enciende la mezcla de aire y combustible. Cuando la bujía chispea para encender la mezcla de aire y combustible, provoca una explosión, y la presión producida por esta explosión empuja los pistones hacia abajo, haciendo girar el cigüeñal. Al girar el cigüeñal, empuja los pistones hacia arriba para repetir este proceso y, como resultado, hace girar los engranajes de la transmisión, lo que finalmente mueve el coche. Mientras tanto, a medida que los pistones se mueven hacia arriba, empujan la mezcla de aire y combustible restante de la explosión a través del escape.

Aquí es donde entra en juego la válvula PCV. Cuando se produce el proceso de combustión, una parte de los gases se desliza hacia el cárter a través del hueco entre los segmentos del pistón y las paredes del cilindro. El cárter es la cubierta protectora que alberga el cigüeñal y el aceite del motor. Este gas que se escapa es inevitable y se llama "blow-by". También es indeseable porque, con el tiempo, el gas que se escapa hace que el aceite de tu motor se agrupe y cause problemas de lodos en el motor.

Desde los primeros días de la invención del automóvil hasta 1960, estos gases escapados se eliminaban dejando que el aire fluyera libremente a través de la placa inferior, evacuando y agotando los gases como emisiones. A principios de los años 60, los fabricantes de automóviles inventaron las válvulas PCV, que se consideran el punto de partida del control de las emisiones de los automóviles.

¿Cómo funciona una válvula PCV? La válvula de ventilación positiva del cárter recicla los gases de escape (blow-by) hacia el colector de admisión y los devuelve al motor como aire fresco para repetir el proceso. No quieres que estos gases entren en tu motor, ya que, al ser principalmente aire, pueden provocar un motor pobre, es decir, demasiado aire y demasiado poco combustible, lo que no es bueno para el proceso de combustión y la salud general de tu motor. Estos gases de escape deben reciclarse cuando el coche está al ralentí o maniobrando a baja velocidad.

Afortunadamente, cuando el motor está en marcha, la presión del aire del cárter es mayor que la del colector, y son los gases inferiores los que exportan el blow-by al colector de admisión. Cuando haces funcionar el motor o le das gas, la aspiración disminuye y la humedad del aire en el colector de admisión aumenta, lo que reduce la cantidad de gas de soplado que vuelve a los cilindros.

Esto es perfecto porque tu motor no deja gases de soplado cuando lo pones en marcha. De hecho, cuando das más gas al motor, la presión en el colector de admisión aumenta espontáneamente por encima de la presión en el cárter. Dado que la finalidad de la válvula PCV es eliminar el gas de soplado del cárter, la válvula de ventilación positiva del cárter está diseñada para cerrarse cuando esto ocurre y evitar que el gas vuelva a fluir.

cómo comprobar la válvula pcv

Síntomas de una válvula PCV defectuosa

La mayoría de las válvulas PCV están formadas por un plástico duro, una manguera y un muelle en su interior. Con el tiempo, se desgastan debido a las duras condiciones a las que están expuestos en el compartimento del motor. Debido a la importancia de la válvula PCV, verás algunos síntomas de la válvula PCV que indican al conductor el estado de la válvula cuando empieza a fallar. Echemos un rápido vistazo a estos síntomas para ver qué hacer cuando notes alguno de estos signos.

Luz de control del motor:

Un síntoma común de una válvula PCV defectuosa es que la luz de control del motor empieza a parpadear en el salpicadero. En el momento en que la luz de control del motor aparece en el salpicadero, los códigos de avería se han almacenado en el ordenador del coche para indicar que hay un problema cuando se comprueba o diagnostica la válvula PCV. Para diagnosticar y leer el código de avería almacenado, necesitas una herramienta de exploración de calidad. Las válvulas PCV instaladas en algunos coches antiguos sin motor controlado electrónicamente no mostrarán esta señal.

El ralentí duro:

Otro síntoma común de una válvula PCV defectuosa es el ralentí brusco y el aumento del régimen del motor. Dado que la válvula PCV controla el flujo de aire del colector de admisión al cárter, una fuga de vacío debida a un latiguillo pellizcado, un latiguillo aplastado o retraído, o una válvula obstruida por la suciedad y los residuos, provocará un ralentí brusco. Si tienes un ralentí brusco, es esencial que compruebes la válvula PCV, ya que no te llevará mucho tiempo.

Motor Rico/Lean:

Como la válvula PCV controla el colector de admisión y el cárter, una válvula PCV defectuosa puede provocar un motor pobre o rico debido a una mala mezcla de aire y combustible. Cuando tu motor es rico, notarás el síntoma de una válvula PCV en mal estado, humo blanco saliendo del tubo de escape, y también notarás un olor gaseoso en el humo. Un motor pobre suele ser difícil de diagnosticar, pero hará que el motor falle.

El motor falla:

Debido a que puedes obtener una relación aire-combustible pobre/rica, si la válvula PCV se obstruye, experimentarás fallos de encendido cuando el motor esté al ralentí y cuando conduzcas en carretera. Tanto si la relación aire/combustible es demasiado alta como si es demasiado baja, el motor de tu vehículo fallará en el disparo y en el ralentí.

Fugas de aceite/aumento del consumo de aceite :

supone que la válvula PCV o la manguera conectada a ella está obstruida por la humedad; obtendrás una presión muy alta dentro del motor debido a que el exceso de gas no sale de la válvula PCV. Cuando esta presión se acumula en tu motor, empezará a buscar una salida. Al hacerlo, puede acabar dañando las juntas del motor para salir por ellas. Si ves muchas fugas de aceite y un mayor consumo de aceite, debes inspeccionar la válvula PCV y el tubo flexible para asegurarte de que no están obstruidos.

Aceleración repentina :

Cuando tu válvula PCV está defectuosa u obstruida, notarás una aceleración brusca al ralentí, en las maniobras a baja velocidad e incluso a altas revoluciones, debido a la mala mezcla de aire y combustible. Sin embargo, en la mayoría de los vehículos nuevos no experimentarás una aceleración brusca a altas revoluciones por culpa de una válvula PCV en mal estado, pero hay que tener en cuenta que esto ocurre en la mayoría de los vehículos.

Sale humo gris/blanco/negro del escape:

Cuando la válvula PCV se cierra, el cárter exporta aceite a la cámara de combustión. El aceite se quemará cuando las bujías enciendan la mezcla de aire y combustible; el aceite quemado del motor saldrá por las válvulas de escape. Como resultado, notarás que sale humo gris del tubo de escape. Si la válvula PCV falla y provoca una relación aire/combustible pobre/rica, notarás que sale humo blanco/negro del tubo de escape, dependiendo de la mezcla aire/combustible que reciba el motor. Si notas un cambio en el humo del escape, debes inspeccionar la válvula PCV y asegurarte de que funciona correctamente.

¿Cómo compruebo y sustituyo una válvula PCV?

Muchos fabricantes de coches tienen diferentes intervalos de sustitución de componentes y de servicio. El mantenimiento del PCV no es una excepción. Sin embargo, algunos fabricantes sugieren que se revisen cada 20.000 millas. En general, debes comprobar y revisar la válvula PCV cada 20.000 a 50.000 millas. En cualquier caso, una inspección y un mantenimiento más tempranos y frecuentes ayudan a que tu motor funcione bien. Así que, para empezar a inspeccionar la válvula PCV de tu coche, primero debes encontrar la ubicación de la válvula en tu vehículo.

La ubicación de la válvula PCV varía en función de la marca y el modelo de tu coche. En el 90% de los casos, la válvula PCV en los motores de automoción se encuentra en la tapa de la válvula, mientras que en otros vehículos se encuentra en un orificio de ventilación del colector de admisión. Si no puedes localizar la válvula PCV en tu coche, puedes comprar un libro de mantenimiento y reparación para tu modelo de coche en cualquier taller de coches cercano.

Prueba de funcionamiento del flujo de la válvula PCV

  • Inspecciona los componentes del sistema PCV. La junta de goma del PCV, la junta tórica y las mangueras y comprueba si se han endurecido y se han vuelto frágiles o se han hinchado debido a la exposición a las duras condiciones del motor. Sustituye los componentes defectuosos si es necesario.
  • Retira con cuidado la válvula PCV y la manguera, compruébalo visualmente, mira si hay algún sedimento en la válvula PCV y la manguera, limpia la manguera con un disolvente de limpieza o WD 40, y vuelve a colocar la válvula PCV. Puede que tengas que sustituir el componente correspondiente y la propia válvula.
  • La mayoría de los vehículos utilizan una válvula sencilla y barata que cuesta menos de 6 dólares, y los propietarios de los coches deben sustituir las válvulas en cada intervalo de mantenimiento importante. En cambio, otros coches de lujo utilizan válvulas PCV integradas en los chips de calefacción y son más caras. Tanto si tu motor utiliza la válvula PCV con chips de calefacción como si no, compra siempre una válvula de primera calidad.
  • Algunos motores tienen un filtro en la válvula PCV. Algunos fabricantes recomiendan cambiar el filtro cada 50 km.

Prueba de vacío del PCV

  • Enciende el motor y déjalo al ralentí durante unos minutos hasta que el motor alcance su temperatura media.
  • Localiza la válvula PCV y desconéctala del motor dejando la manguera conectada a la válvula; luego cubre el otro lado de la válvula con el dedo.
  • Sentirás la succión en la yema del dedo, la velocidad del motor debería bajar entre 40 y 80 RPM.
  • Si la caída de las RPM es superior a 40 - 80, y el motor funciona al ralentí de forma errática, lo más probable es que tengas una válvula PCV atascada y abierta.
  • Si no sientes succión en la punta de los dedos, inspecciona la válvula y las mangueras para ver si están obstruidas.
  • Si encuentras una manguera dañada o una válvula defectuosa, ve a sustituirlas.

Otros métodos alternativos para comprobar la válvula PCV

  • Otra forma de comprobar la válvula PCV es bloquear o pellizcar el tubo de la válvula. El número de revoluciones del motor debe bajar unas 40-80 rpm, y luego las mangueras vuelven a la normalidad. Si no funciona así, busca una válvula PCV obstruida o bloqueada o un tubo de vacío dañado.
  • En algunos vehículos, la válvula PCV puede estar situada en una zona oculta. En un modelo de motor de este tipo, en lugar de pasar por el largo proceso de perder muchos otros componentes del motor, retira la varilla de medición, coge cinta adhesiva y cubre el tubo de la abertura de la varilla.
  • Con el motor al ralentí, localiza y retira el tapón de llenado de aceite del motor. A continuación, cubre la abertura con un cartón fino.
  • Apártate y deja el motor al ralentí durante uno o dos minutos. Deberías notar la presión de succión al arrastrar el cartón contra el orificio del manómetro. Si no es así, tienes el sistema PCV obstruido o una fuga de vacío. Comprueba el estado de la manguera, el ojal de goma y la propia válvula.

En caso de que tengas una válvula PCV obstruida, una manguera dañada o un ojal defectuoso, basta con que la retires y la sustituyas por una nueva de calidad. Las válvulas PCV y sus accesorios se encuentran entre los componentes más baratos de tu vehículo, por lo que debes elegir un modelo de alta gama.

Síntomas de una válvula PCV defectuosa en un coche Vídeo de YouTube

Preguntas frecuentes:

P: ¿Cuánto tiempo puedo conducir con una válvula PCV defectuosa?

Ans: La válvula de ventilación positiva del cárter (PCV) es barata, por lo que no debes ignorar su cambio en los intervalos recomendados, entre 30 y 50 kilómetros. Nunca se recomienda conducir durante mucho tiempo con una válvula PCV defectuosa. Conducir hasta 10 horas con una válvula PCV defectuosa puede ser muy arriesgado.

P: ¿Puedo utilizar WD-40 para limpiar la válvula PCV?

Ans : Sí, puedes limpiar la válvula PCV con WD-40. Todo lo que tienes que hacer es desconectar la válvula PCV del ojal de goma de la tapa de la válvula o del colector de admisión y rociar WD-40 en la válvula. Deja que penetre para disolver la suciedad y los residuos del interior, y luego aclara con WD-40. Sin embargo, no recomiendo limpiar una válvula PCV obstruida; puedes conseguir una válvula de primera línea por menos de 10 dólares.

P: ¿Una válvula PCV en mal estado quema aceite?

Ans: Debido a la alta presión de tu motor, una válvula PCV defectuosa puede hacer que el aceite del motor se filtre por las juntas del motor, provocando un consumo excesivo de aceite y charcos de aceite en tu vehículo. Asegúrate de inspeccionar o contactar con un mecánico profesional para que inspeccione y sustituya la válvula PCV defectuosa.

P: ¿Con qué frecuencia debe sustituirse una válvula PCV?

Ans: No hay intervalos de sustitución para las válvulas PCV. Las válvulas PCV deben durar lo que deben. Lo ideal es inspeccionar la válvula PCV en cada revisión importante. También puedes sustituirlo cada 30.000, 60.000 o 90.000 kilómetros, según el resultado de la prueba y su aspecto.

P: ¿Cuánto debería costar la sustitución de una válvula PCV?

Ans: Hay varios factores que pueden afectar al coste de la sustitución de la válvula PCV: factores como la ubicación de la válvula PCV, el taller en el que realizas el mantenimiento de tu vehículo y el modelo de tu coche. En cualquier caso, el coste medio de la sustitución de una válvula PCV debería ser de entre 25 y 50 dólares. El precio de la pieza debe ser de 5 a 10 dólares, mientras que la tarifa del servicio será de 20 a 40 dólares.

Observaciones finales

La mayoría de las veces, los síntomas de una válvula PCV en mal estado se manifiestan en forma de sensores defectuosos. Por lo tanto, es imperativo revisar regularmente tu válvula PCV y otros componentes relacionados. Por último, la mayoría de las válvulas PCV y sus componentes relacionados valen entre 5 y 10 dólares, por lo que merece la pena revisarlas y sustituirlas regularmente para evitar costosas reparaciones que podrían incluso dañar tu motor.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Síntomas de una válvula PCV defectuosa: cómo comprobarla, reparaciones y costes de sustitución puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up