Síntomas de un módulo de control de la transmisión defectuoso

Los vehículos con transmisión automática suelen tener un módulo de control que indica a otras partes de tu vehículo lo que deben hacer, siendo la más importante la velocidad.

Si este módulo de control desarrolla una avería o empieza a mostrar síntomas negativos, debes prestarle atención y repararlo sin demora.

Algunos síntomas de un módulo de control de la transmisión defectuoso son bastante obvios, mientras que otros requieren que se preste atención al vehículo. Sin embargo, ignorar estos síntomas puede ser peligroso y puede provocar daños catastróficos si sigues utilizando el vehículo.

Antes de empezar a hablar de lo que ocurre cuando falla un módulo de control de la transmisión y de cómo solucionarlo, tienes que entender esa parte del vehículo con la que estás tratando.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es un módulo de control de la transmisión?
  2. Síntomas de un módulo de control de la transmisión defectuoso
    1. Señal de advertencia del motor
    2. Cambio de marchas irregular
    3. Problema con la bajada de marchas
    4. Posición de marcha bloqueada
    5. Retraso en el cambio de marchas
    6. Agotamiento rápido del combustible
    7. Cómo comprobar el módulo de control de la transmisión
    8. ¿Cómo puedo arreglar el módulo de control de la transmisión?
    9. Preguntas frecuentes :
  3. La última palabra:

¿Qué es un módulo de control de la transmisión?

Se trata de una parte vital de un vehículo que funciona en armonía con los demás componentes del sistema de transmisión. Es un ordenador que se comunica con los demás componentes del vehículo y ayuda a regular el cambio de marchas.

Muchas partes de un vehículo realizan funciones vitales para que tu viaje sea lo más agradable posible, y este módulo de control es uno de los más importantes.

Ahora te preguntarás "¿para qué sirve un módulo de control de la transmisión?" Es muy sencillo. Es un componente de tu vehículo que envía señales y ayuda a tu vehículo a elegir la marcha correcta. Esto hará que tu conducción sea más agradable.

Normalmente, lo que hace que falle un módulo de control de la transmisión es una sobrecarga de tensión. Cuando esto ocurre, otros componentes de la transmisión del vehículo empiezan a funcionar mal. Es entonces cuando tienes que prestar mucha atención a las señales.

Síntomas de un módulo de control de la transmisión defectuoso

Señal de advertencia del motor

Cuando esta luz de advertencia aparece en tu salpicadero, puede haber varias razones para ello. Sin embargo, si empiezas a notar cambios inusuales o fallos en el cambio de marchas, suele deberse a un módulo de control de la transmisión en mal estado.

Si eres bueno con las herramientas mecánicas, puedes diagnosticar simplemente los códigos de avería del vehículo con una herramienta de escaneo, de lo contrario debes buscar la ayuda de un mecánico sin demora.

Cambio de marchas irregular

Un sistema de transmisión automática depende del módulo de control para cambiar de marcha. Por tanto, si la unidad de control de un vehículo está averiada, notarás un cambio de marcha irregular o difícil. También es posible que cambies de marcha cuando no tengas intención de hacerlo.

Si tu vehículo cambia de marcha sin avisar, lo más probable es que sea un problema del TCM. Debes ponerlo en conocimiento de un mecánico, ya que es peligroso ignorarlo y seguir utilizando el vehículo.

Problema con el cambio de turno

¿Has intentado acelerar y tu vehículo no consigue meter la marcha aunque sigas pisando el acelerador? Lo más probable es que sea un problema del módulo de control que no transmite la señal de velocidad.

Esto puede ser peligroso, especialmente cuando intentas adelantar a un vehículo. Si la velocidad de tu vehículo disminuye en lugar de acelerar cuando le das gas, debes poner el problema en conocimiento de un mecánico.

Problema con la bajada de marchas

Esto está muy relacionado con el síntoma anterior. Lo que ves aquí es que la velocidad se vuelve anormalmente insensible. Esto ocurre cuando el módulo de control está defectuoso y no transmite señales para disminuir la velocidad.

Por ejemplo, cuando intentas reducir la velocidad o aparcar el vehículo, un fallo de este tipo podría provocar un problema de reducción de marcha. Cuando empieces a notar señales de este tipo, debes revisar tu vehículo o llamar a un mecánico para que lo haga por ti.

Posición de marcha bloqueada

A diferencia de los cambios de marcha irregulares, en esta ocasión la marcha de tu vehículo se queda atascada en un modo, normalmente el primero o el punto muerto. Cuando esto ocurre, suele ser un problema del módulo de control que no transmite la señal de marcha.

Esto significa que tu vehículo no se moverá en punto muerto o que tendrás dificultades para cambiar a una marcha superior desde la primera. Esto puede ser peligroso, sobre todo cuando se conduce por una autopista. Es importante llamar a un experto en MCT para que te ayude cuando empiecen a aparecer estos signos.

Retraso en el cambio de marchas

La velocidad a la que se desplaza tu vehículo depende de la precisión de la sincronización del cambio de marchas. Esto significa que un módulo de control defectuoso no transmitirá bien, lo que a su vez ralentizará tu vehículo.

Este síntoma de un relé de transmisión defectuoso también afectará a la aceleración, haciendo que tu vehículo frene en lugar de acelerar. Las cosas pueden empeorar cuando intentas adelantar a un vehículo lento y la velocidad no cambia para que puedas adelantarlo.

Agotamiento rápido del combustible

Un TCM deficiente en un vehículo puede provocar un rápido agotamiento del combustible. El trabajo de un TCM es regular la sincronización y el cambio de marchas de tu vehículo para que funcione a un nivel ideal.

Sin embargo, cuando hay un problema con esta parte de tu vehículo, éste empezará a consumir más combustible, lo que provocará un rápido agotamiento del mismo.

qué ocurre cuando un módulo de control de la transmisión está defectuoso

Cómo comprobar el módulo de control de la transmisión

Diagnosticar los problemas de un TCM requiere el uso de una herramienta de exploración y la comprensión de los códigos de avería. Sin embargo, hay una forma de solucionar los problemas de un TCM sin tener que recorrer las tediosas páginas de un manual de TCM.

Para ello necesitarás un destornillador -preferiblemente de estrella-, un juego de enchufes y un spray limpiador de conectores eléctricos. Para empezar a solucionar el problema, apaga completamente el motor y desconecta la batería.

Aplica el freno de emergencia del vehículo y pon la marcha en punto muerto. A continuación, abre el capó y busca el TCM de tu vehículo: suele estar en la tapa del distribuidor o entre el motor y la transmisión, bajo el capó. También puedes encontrarlo utilizando el manual del vehículo.

A continuación, tendrás que desmontar el TCM. Desenrosca la tapa del distribuidor con el destornillador de cabeza Philippe. Hazlo con cuidado para evitar una descarga eléctrica. A continuación, desenrosca los tornillos o tuercas que sujetan el TCM antes de retirarlo.

Retira el líquido del TCM y limpia los conectores y el módulo con el spray de limpieza electrónica. Instala con cuidado el TCM y vuelve a atornillar las tuercas y los tornillos en su sitio.

Si la localización de averías no resuelve el problema, puedes decidir realizar una prueba con una herramienta de escaneado si puedes entender los resultados del código de error. Sin embargo, es posible que tengas que llamar a un experto para que te ayude después de haber detectado el problema. Es mejor llamar a un mecánico desde el principio para ahorrarte problemas.

¿Cómo puedo arreglar el módulo de control de la transmisión?

La mayoría de las veces, este componente de un vehículo no puede repararse, sino que se sustituye. Por tanto, debes poner el problema en conocimiento de un experto en MTC cuando empieces a notar el mal funcionamiento.

Preguntas frecuentes :

P: ¿Se puede conducir con un módulo de control de la transmisión defectuoso?

Dado que esta pieza es la encargada de transmitir las señales que controlan el movimiento y la velocidad del vehículo, es peligroso manejar un vehículo defectuoso como éste.

Tendrás dificultades para cambiar de marcha automática o manualmente, y esto podría provocar un accidente. Además, puede causar graves daños al cableado de la transmisión.

P: ¿Puede un ECM defectuoso causar problemas de transmisión?

Un ECM defectuoso puede causar problemas de transmisión a tu vehículo. Esto significa que un módulo de control del vehículo puede empezar a mostrar signos de fallo debido a un ECM defectuoso.

P: ¿Cuánto tiempo se tarda en sustituir un módulo de control de la transmisión?

No hay un tiempo específico para cambiar el TCM en un vehículo. Sin embargo, si tu vehículo es del tipo de tracción trasera, puede que tengas que prescindir de ella durante uno o dos días.

Si tu vehículo es del tipo de ruedas delanteras, la sustitución de este componente de tu vehículo puede llevar 3 ó 4 días. Sigues teniendo que dejar el vehículo en manos del mecánico hasta que esté debidamente reparado y listo para su uso.

P: ¿Cuánto cuesta sustituir el módulo de control de la transmisión?

Sustituir un módulo de control de la transmisión puede costarte entre 500 y 750 dólares. Sólo las piezas de recambio pueden costar entre 400 y 550 dólares, mientras que la mano de obra puede costar entre 100 y 200 dólares.

El coste de la sustitución de un TCM también puede variar, dependiendo del mecánico que contrates y de cómo consigas el nuevo TCM. A veces, los mecánicos y los propietarios de vehículos prefieren conseguir las piezas de sus vehículos en línea porque es más barato. Sin embargo, los gastos de envío y los impuestos también se añaden al coste total.

La última palabra:

El módulo de control es una parte vital del vehículo a la que hay que prestar atención, especialmente cuando el vehículo empieza a mostrar signos de cambios y aceleración inusuales.

Cuando empiecen a aparecer estos síntomas, debes llamar a un experto en transmisiones para que examine el TCM y lo sustituya si es necesario. Esto te ahorrará el estrés de comprar un manual y diagnosticar el problema tú mismo.

En última instancia, habrá que llevar el TCM del vehículo al mecánico para que lo examine y lo repare adecuadamente. También es peligroso conducir un vehículo que ya tiene los síntomas de un MTC malo, como los mencionados en este artículo. Esto podría provocar un accidente o daños graves.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Síntomas de un módulo de control de la transmisión defectuoso puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up