Síntomas de un compresor de aire acondicionado defectuoso en un coche: ¿diagnóstico y cómo cambiarlo?

El compresor del aire acondicionado es un componente esencial del sistema de aire acondicionado de tu coche. Desempeña un papel importante en la presurización y el mantenimiento de la circulación del refrigerante del aire para que puedas tener un sistema de aire acondicionado que funcione de forma óptima. El compresor del aire acondicionado funciona encendiéndose y apagándose continuamente, por lo que se desgasta cada vez que lo enciendes. Como cualquier componente mecánico de tu coche, tiende a fallar con el tiempo y hay que sustituirlo.

Cuando el aire acondicionado del coche empieza a desgastarse o a fallar, mostrará los síntomas de un compresor de aire acondicionado defectuoso para hacer saber al conductor que tiene un problema y que debe cambiarlo. Como el compresor del aire acondicionado es el encargado de presurizar y hacer circular el refrigerante del aire acondicionado, un problema con él tendrá un impacto negativo en todo el sistema de aire acondicionado. Antes de continuar, esto es lo que aprenderás: cómo saber si el embrague del aire acondicionado de un coche está mal, qué hace el compresor del aire acondicionado y cómo diagnosticar y sustituir el compresor del aire acondicionado del coche.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué hace el compresor del aire acondicionado?
  2. Síntomas de un compresor de aire acondicionado malo en un coche
    1. Alta temperatura de la cabina:
    2. El compresor del aire acondicionado emite un fuerte ruido:
    3. Fuga de humedad:
    4. Los embragues del compresor están rígidos o no se mueven:
    5. El disyuntor se ha disparado:
    6. Líneas de aspiración rotas:
    7. Cómo diagnosticar el compresor del aire acondicionado de un coche
    8. ¿Cómo se cambia un compresor de aire acondicionado?
    9. Preguntas frecuentes:
  3. Observaciones finales

¿Qué hace el compresor del aire acondicionado?

Los compresores de aire acondicionado de los coches han hecho de la conducción una experiencia agradable desde los primeros días de la invención del automóvil. A medida que la tecnología avanza de vez en cuando, la producción de coches se hace más fácil, y como resultado, los vehículos se venden a precios asequibles. Uno de los inventos resultantes de este progreso en la industria del automóvil es la invención del sistema de aire acondicionado, que hace que la conducción sea agradable para las personas en la profunda humedad de la temporada de verano.

Con la introducción del sistema de aire acondicionado en la industria del automóvil, que permite a los comerciales y a las familias viajar de un lugar a otro con una temperatura agradable, puedes bajar la temperatura del interior de tu vehículo. ¿Qué es un compresor de aire acondicionado en un coche y qué hace? El compresor es la unidad motriz del sistema de aire acondicionado que presuriza el refrigerante antes de enviarlo al condensador, que transforma el refrigerante de gas a líquido. Sin el compresor del aire acondicionado, el sistema de aire acondicionado no funcionará de forma óptima.

Síntomas de un compresor de aire acondicionado malo en un coche

Identificar los síntomas de un compresor de aire malo en un coche no es tan difícil como parece. De hecho, los signos de un compresor de aire acondicionado en mal estado son sencillos y claros de identificar. Ciertos síntomas aparecen cuando tienes un compresor de aire en mal estado. Prestar atención a estas señales te ayudará a diagnosticar y sustituir tu compresor de aire y te ahorrará costes de reparación.

  • Alta temperatura de la cabina
  • Ruido fuerte del compresor del aire acondicionado
  • Fuga de humedad
  • El embrague del compresor está rígido o no se mueve
  • El disyuntor se ha disparado
  • Líneas de aspiración rotas

Alta temperatura de la cabina:

Una de las primeras señales de que tienes un compresor de aire acondicionado que falla es que la rejilla de ventilación del salpicadero ya no envía aire frío al coche. Un compresor de aire acondicionado que falle o funcione mal no hará circular el refrigerante por el sistema de aire acondicionado, y el resultado será la salida de aire caliente por los conductos de ventilación del aire acondicionado. Por eso, cuando el compresor del aire acondicionado falla, notarás altas temperaturas y un flujo de aire caliente dentro del coche. Sin embargo, hay tres posibles razones que explican el flujo de aire caliente en el interior de tu coche; la primera podría ser una fuga de refrigerante, la segunda un nivel bajo de refrigerante y la tercera un compresor de aire acondicionado averiado que hay que sustituir.

El compresor del aire acondicionado emite un fuerte ruido:

cuando el sistema de aire acondicionado de tu coche está en marcha, hace un ruido de clic cuando se enciende y se apaga. Pero si notas un ruido fuerte cuando se enciende el compresor, es señal de que el embrague de tu aire acondicionado está defectuoso. El embrague del aire acondicionado es una parte esencial del compresor del aire acondicionado que acciona la correa que conecta el compresor del aire acondicionado con la polea del motor. Y cuando falla, puede agarrarse o girar libremente, haciendo un ruido infernal.

Además, el compresor del aire acondicionado está formado por varios componentes internos y utiliza un cojinete sellado para girar. Si el cojinete interno está dañado o agarrotado, o si falla uno de los componentes internos, hará todo tipo de ruidos. La solución ideal es diagnosticar y ver si el embrague es el culpable o si el compresor está dañado y sustituirlo.

Fuga de humedad:

la mayoría de las personas que preguntan si puedo conducir mi coche con el compresor del aire acondicionado en mal estado no conocen los efectos de la humedad en el compresor del aire acondicionado. El refrigerante del aire acondicionado ayuda a éste a enfriar el aire caliente, y si el sistema de aire acondicionado se queda sin refrigerante, tu aire acondicionado sólo producirá aire caliente. Las fugas de refrigerante no sólo aumentan los problemas de salud, sino que también provocan el consumo de energía. Las fugas de refrigerante son síntomas importantes de un condensador de aire acondicionado en mal estado en un coche.

Los embragues del compresor están rígidos o no se mueven:

El embrague del compresor conecta el compresor a la polea del motor con una correa serpentina; también permite que el compresor se conecte y desconecte de la potencia del motor para que el compresor sólo funcione cuando deba hacerlo. Si el embrague falla, se agarrota o está dañado, el compresor no recibirá energía del motor.

La buena noticia es que el embrague del aire acondicionado es una unidad independiente; tras el diagnóstico, puedes decidir si sustituir el embrague o el compresor entero. Como el embrague es una unidad independiente, puedes ahorrar dinero y sustituir sólo el embrague.

El disyuntor se ha disparado:

Si la unidad de condensación exterior de tu vehículo sigue disparando el circuito, indica que el compresor del aire acondicionado está defectuoso o falla. Esto se debe a que el compresor se sobrecalienta y consume mucha energía, lo que hace que el disyuntor se dispare. Si notas que tu disyuntor se dispara, no lo repongas y enciendas el sistema. El disyuntor sólo está haciendo su trabajo y protegiéndote a ti y a tu vehículo de un incendio.

Líneas de aspiración rotas:

El conducto de refrigerante de tu vehículo puede bloquearse cuando el compresor del aire acondicionado falla o está dañado, lo que hace que el aire caliente salga por el conducto de ventilación. Para desatascar los conductos de refrigerante se necesita la ayuda de un experto en climatización, o puedes decidir sustituir los conductos si confías en tu instinto.

Cómo diagnosticar el compresor del aire acondicionado de un coche

Después de notar uno o más signos de un compresor de aire acondicionado en mal estado, es posible que quieras saber cómo probar el compresor de aire acondicionado de un coche para no acabar sustituyendo una unidad de compresor que funciona correctamente. Aquí tienes algunos métodos sencillos y directos para diagnosticar el compresor de aire acondicionado de tu coche.

  • Comprueba las fluctuaciones de temperatura
  • Comprueba si hay daños físicos y fugas de aceite
  • Comprueba el giro libre del embrague
  • Escucha si hay chirridos y chasquidos
  • Comprueba si hay fugas de refrigerante

Paso 1. Comprueba las fluctuaciones de temperaturasi recibes aire caliente cuando el sistema de aire acondicionado está encendido, lo más probable es que el compresor de aire esté averiado. Si el aire acondicionado sigue funcionando, comprueba si la temperatura del aire acondicionado fluctúa; si es así, es un indicio de que el compresor del aire acondicionado está averiado.

Paso 2. Comprueba si hay daños físicos y fugas de aceiteinspecciona visualmente el compresor de aire de tu vehículo en busca de óxido, daños físicos y fugas de aceite. Estas señales indican que el compresor del aire acondicionado del coche está mal o falla. Los compresores con fugas de aceite no funcionarán de forma óptima e incluso pueden provocar un fallo prematuro. Una pequeña cantidad de aceite en el compresor del aire acondicionado resultante de una fuga en el compresor provocará una fricción que dará lugar a una temperatura errática cuando se encienda el sistema de aire acondicionado.

Paso 3. Comprueba que el embrague gira librementeinspecciona el embrague del compresor del aire acondicionado y comprueba que no hace ruido al girar o que no es difícil de girar. El embrague debe girar libremente. Un embrague defectuoso puede dañar todo el grupo compresor.

Paso 4. Escucha si hay chirridos y chasquidosarranca el motor, pon el aire acondicionado a la temperatura más fría y pon el ventilador al máximo. Abre el capó y presta atención al embrague del compresor; comprueba si el grupo compresor encaja. Un grupo compresor defectuoso puede no encajar, lo que puede provocar un ruido de chirrido y rebote.

Paso 5. Comprueba si hay fugas de refrigerante: El refrigerante del aire acondicionado de tu vehículo debe estar intacto y no tener fugas por ningún motivo, ni debe tener un nivel bajo de freón en el coche. Un nivel bajo de freón indica una fuga en el sistema de aire acondicionado, y debes buscarla y arreglarla. Puedes localizar fácilmente las fugas de refrigerante utilizando un detector electrónico de refrigerante de CA.

¿Cómo se cambia un compresor de aire acondicionado?

Como su nombre indica, el compresor del aire acondicionado comprime el refrigerante para conseguir una alta presión de aire acondicionado en el coche y hace circular el gas por el sistema de aire acondicionado. Sin el compresor del aire acondicionado, el refrigerante no circulará por el sistema de aire acondicionado, y notarás que el conducto de ventilación no sopla aire frío. Sin más preámbulos, empecemos por ver cómo cambiar el compresor del aire acondicionado del coche.

Artículos y materiales necesarios:

  • Cerradura de alambre
  • Destornillador
  • Alicates
  • Mango de trinquete
  • Manguito de junta universal
  • Llaves inglesas
  • Juegos de llaves de vaso
  • Trapo limpio
  • Aceite del compresor
  • Refrigerante
  • Pernos de corte

Paso 1. Retira la unidad de compresión del compartimento del motor

En primer lugar, retira el borne negativo de la batería para no sufrir una descarga eléctrica o un cortocircuito. Retira cualquier revestimiento de tu motor para acceder a la correa serpentina. Coge la herramienta adecuada de tu caja de herramientas de mecánico y haz palanca en el tensor de la correa, y la correa se soltará enseguida. Localiza todos los tubos y mangueras del compresor y desconéctalos. Dependiendo del modelo de tu vehículo, puede haber otros componentes o accesorios que bloqueen el acceso al compresor. Coge las llaves adecuadas y retira estos componentes aflojando y desconectando los tornillos y los cables.

Asegúrate de que tienes un perno de copa donde colocar todos los pernos y conectores que has quitado del motor. Localiza los conductos de alta y baja presión del compresor y desbloquea los racores. Coge un trozo de trapo limpio y tapa los extremos de los conductos de refrigerante para que la suciedad y la arenilla no puedan entrar en el orificio. Localiza el conector eléctrico de la unidad del compresor y haz palanca con tu destornillador plano. Ahora es el momento de abordar los pernos de montaje superior e inferior utilizando las tomas de corriente y el mango de carraca adecuados.

Puede que también necesites una llave de vaso universal para aflojar los tornillos de montaje. Primero debes soltar todos los tornillos antes de aflojarlos. Debes sujetar la unidad del compresor del aire acondicionado con la mano mientras retiras el último tornillo, para no ponerte en peligro ni a ti ni al compresor.

Paso 2. Inspecciona el viejo compresor

Es necesario inspeccionar el compresor viejo antes de deshacerse de él. Al hacerlo, descubrirás por qué ha fallado. Si oyes un ruido de chirrido al girar el embrague del compresor, es un indicio de que hay virutas de metal que hay que eliminar inmediatamente. Consigue un kit de lavado del aire acondicionado en cualquier tienda de confianza o local y desbloquea el tubo de orificio o la válvula de expansión. Inspecciona los puertos de escape y los conductos de refrigerante en busca de virutas metálicas y límpialos. Es posible que tengas que cambiar el tubo de orificio si parece estar completamente obstruido.

Paso 3. Acceso al nuevo compresor del aire acondicionado

Junta los compresores nuevos y los viejos y accede a ellos. El diseño puede variar ligeramente, ya que hay muchos fabricantes de compresores de aire acondicionado, pero el proceso de instalación debería ser el mismo. El orificio de escape y el de admisión deben ser iguales. Comprueba el diámetro exterior del embrague de CA y el número de nervios que tiene. Comprueba si hay algún accesorio en el compresor antiguo que no esté en la unidad nueva y trasládalo. Comprueba el manual de instrucciones del nuevo compresor y mira si contiene aceite precargado; si no es así, añade la cantidad de aceite recomendada. Coge tu cepillo de alambre, limpia los tornillos viejos, añade fijador de roscas si quieres, y coloca los tornillos en el nuevo compresor.

Paso 4. Sustituye las juntas tóricas

Las líneas de refrigerante de alta y baja presión de los compresores utilizan juntas tóricas para garantizar que no haya fugas de refrigerante. Cuando sustituyas el compresor de aire acondicionado de tu vehículo, debes cambiar estas juntas para evitar fugas de refrigerante.

Dirígete a las líneas de refrigerante de alta y baja, retira con cuidado las juntas viejas, sustitúyelas por otras nuevas y friega el aceite. Las nuevas juntas tóricas deben coincidir con los conductos de refrigerante como los antiguos. ¿Quieres seguir sin sustituir la antigua junta tórica? Esto no es una buena idea; puede provocar fugas de refrigerante.

Paso 5. Monta el nuevo compresor

Lleva el nuevo compresor al compartimento del motor y colócalo encima del compresor donde lo habías quitado. Coloca el compresor y aprieta los tornillos a mano; más tarde apretarás los tornillos con llaves de tubo o de tuerca. Retira el bloqueo de las líneas de refrigerante superior e inferior e instálalas; asegúrate de que ambas líneas estén bien apretadas. Instala cualquier accesorio que hayas retirado antes, como el conector eléctrico, la correa serpentina y cualquier elemento que hayas retirado para acceder a la unidad del compresor. A continuación, pasa al último paso llenando el refrigerante en el sistema de aire acondicionado. Mira este vídeo de YouTube para ver una explicación visual de cómo sustituir el compresor del aire acondicionado del coche

Preguntas frecuentes:

P: ¿Cuánto dura el compresor de aire acondicionado de un coche?

Respuesta: Mientras tengas una experiencia de conducción deseable y tu vehículo funcione de forma óptima, puede que no te importe qué componentes y accesorios funcionan en el compartimento del motor. Dado que son muchos los componentes que componen el sistema de aire acondicionado, es difícil decir exactamente cuánto puede durar el compresor del aire acondicionado. La respuesta depende de la antigüedad de tu coche y de la frecuencia con la que utilices el aire acondicionado. Si conduces tu coche durante mucho tiempo, el compresor del aire acondicionado empezará a funcionar mal. Sin embargo, puedes esperar que tu compresor de aire acondicionado dure entre 8 y 12 años.

P: ¿Cuánto cuesta sustituir el aire acondicionado de un coche?

Ans: El coste de sustituir o reparar el aire acondicionado de un coche varía considerablemente de un vehículo a otro. Una reparación menor del aire acondicionado, como rellenar el refrigerante y sustituir los sensores y las mangueras, puede costar entre 200 y 700 dólares. En cambio, las reparaciones importantes, como la sustitución del condensador, el compresor o el evaporador, pueden costar entre 400 y 3.500 dólares. La variación del coste de la sustitución depende de tu vehículo, de tu ubicación y del taller al que acudas para la sustitución. Un mecánico puede cobrar 150 dólares por sustituir el compresor del aire acondicionado, y otro cobrará 400 dólares por hacer el mismo trabajo.

P: ¿Puedo sustituir yo mismo el compresor del aire acondicionado del coche?

Respuesta: La sustitución del aire acondicionado de un coche debe hacerla un experto en climatización. Sin embargo, asume que eres un bricolador competente y que tienes suficiente confianza en ti mismo. En este caso, puedes seguir la guía de este artículo para sustituir con éxito el compresor del aire acondicionado y ahorrarte una buena cantidad de costes de reparación.

¿Debes sustituir el secador cuando sustituyas el aire acondicionado del coche?

Respuesta: Es imprescindible sustituir el secador cuando cambies el compresor del aire acondicionado del coche. De hecho, la mayoría de las garantías recomiendan que cambies el secador del aire acondicionado cada vez que trabajes en el sistema de aire acondicionado.

Observaciones finales

Si notas los síntomas de un compresor de aire en mal estado, lo siguiente que debes hacer es realizar un diagnóstico del compresor de aire del coche para asegurarte de que el compresor de aire es el culpable. Sustituir el compresor del aire acondicionado de un coche por ti mismo puede ser una solución cara y que requiere mucho tiempo. La pelota está en tu tejado para decidir si quieres sustituir tú mismo el compresor del aire acondicionado. El hecho es que el verano puede ser increíblemente caluroso. Sudar y conducir en una tarde calurosa puede no ser algo que quieras experimentar.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Síntomas de un compresor de aire acondicionado defectuoso en un coche: ¿diagnóstico y cómo cambiarlo? puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up