¿Los nuevos frenos chirrían o chirrían? (Aquí tienes el porqué)

Cuando llevas tu vehículo a reparar los frenos, lo último que esperas es que vuelvan a chirriar al llegar a casa. Pero, ¿qué significa que esto ocurra? ¿Es normal o el taller ha hecho un mal trabajo?

La verdad es que depende de varios factores, por lo que hemos creado esta guía para ayudarte a entender mejor lo que ocurre. De hecho, aunque tengas que llevarlo al taller o buscar uno nuevo, a veces es un estado perfectamente normal.

Índice de Contenido
  1. ¿Es normal que los frenos nuevos chirríen?
  2. Causas del chirrido de los frenos
    1. #1 - Pastillas de freno en mal estado
    2. #2 - Almohadillas mal adaptadas
    3. #3 - Humedad en el rotor
    4. #4 - Polvo o residuos entre el rodamiento y el rotor
    5. #5 - Rotor oxidado
  3. ¿El ruido desaparecerá por sí solo?
  4. Cuándo llevar el coche al taller
  5. Otros ruidos de los frenos
    1. #1 - Chillidos
    2. #2 - Golpe de ariete
    3. #3 - Ruido de crujido

¿Es normal que los frenos nuevos chirríen?

Aunque es perfectamente normal que algunas pastillas de freno chirríen, lo último que debes hacer es ignorarlo y pensar que todo está bien. De hecho, aunque se trata de una condición normal, también podría significar que está ocurriendo algo muy grave.

Así que, si oyes que tus pastillas de freno chirrían, ten en cuenta todas las causas potenciales siguientes y, si algo no parece estar bien o no se siente bien, echa un vistazo o llévalo a un mecánico para que le eche un vistazo a los frenos.

Causas del chirrido de los frenos

Hay unas cuantas causas posibles por las que los frenos nuevos chirrían o chirrían cuando los usas. A continuación hemos destacado los cinco más comunes y cómo puedes saber si éste es el problema de tus frenos.

#1 - Pastillas de freno en mal estado

Cuando hablamos de pastillas de freno "baratas", no queremos darte una impresión equivocada. Las pastillas semimetálicas hacen un gran trabajo a la hora de detener tu vehículo, pero las pastillas semimetálicas de gama baja simplemente hacen ruido cuando frenas.

Si has optado por las pastillas más baratas, lo más probable es que por eso no obtengas los resultados silenciosos que deseas al frenar.

Si quieres evitar este problema en el futuro, te recomendamos que elijas pastillas de freno cerámicas de alta calidad. No sólo duran más y mejoran el rendimiento de los frenos, sino que también son más silenciosos y no producen tanto polvo.

#2 - Almohadillas mal adaptadas

repintar o sustituir los rotores de los frenos

Cuando sustituyas las pastillas de freno, también debes cambiar los rotores o repintarlos. Esto permite que las pastillas se acoplen a los rotores para un ajuste a ras, asegurando la máxima potencia de frenado.

Y no sólo eso, sino que tienes que domar las almohadillas para que funcionen correctamente.

Si descuidas alguno de estos pasos, perderás potencia de frenado y puedes oír chirridos o chirridos al frenar.

#3 - Humedad en el rotor

rueda y rotor húmedos

Si oyes un chirrido de frenos cuando conduces por la mañana, lo más probable es que sólo sean las pastillas las que chirrían por el rocío de la mañana. Es una condición normal y después de frenar unas cuantas veces debería desaparecer.

Lo mismo puede decirse después de lavar el coche. La humedad en el rotor puede causar chirridos temporales.

#4 - Polvo o residuos entre el rodamiento y el rotor

las mejores pastillas de freno

Cada vez que algo se interpone entre la pastilla y el rotor, se produce un poco de ruido. Un poco de polvo no es un gran problema, aunque sea un poco ruidoso, pero cualquier otra cosa (como una piedrecita) puede causar graves problemas.

Los residuos entre la pastilla y el rotor no sólo producen un fuerte ruido, sino que también desgastan las pastillas y el rotor de forma rápida y desigual. Y lo que es peor, pueden tener un impacto significativo en el rendimiento de la frenada, provocando un accidente.

#5 - Rotor oxidado

rotor de freno desgastado

Aunque tengas pastillas de freno nuevas, no significa necesariamente que conduzcas mucho el vehículo. Si tu vehículo está parado durante largos periodos de tiempo, lo más probable es que sólo oigas el sonido de las pastillas de freno al desgastarse el rotor mientras conduces.

Después de conducir 5-10 millas por la carretera, el óxido debería desaparecer de los rotores y el chirrido debería desaparecer.

¿El ruido desaparecerá por sí solo?

Depende de lo que ocurra. Si el problema son los rotores oxidados, la humedad en los rotores o el polvo entre los rotores y las pastillas, el ruido desaparecerá por sí solo.

Sin embargo, si el problema son los restos entre la pastilla y el rotor, es muy probable que el problema permanezca hasta que alguien elimine los restos. Mientras tanto, si las pastillas no están bien ajustadas o son baratas, el problema no desaparecerá hasta que las sustituyas y empieces de nuevo.

Cuándo llevar el coche al taller

taller de mantenimiento de frenos de coches

Si oyes algo o ruidos más allá de chirridos o chirridos cuando pisas los frenos, debes llevar tu vehículo a un mecánico lo antes posible. Además, si el ruido es anormalmente fuerte, debes llevar el vehículo a un taller.

Aunque puede ser un poco difícil determinar si el ruido es anormal si no sabes cuál es el rango aceptable, intenta utilizar esta regla general.

Con las ventanillas subidas y la radio encendida a un nivel bajo, no deberías poder oír los chirridos o chillidos. Si lo oyes, significa que algo está mal o que la fabricación es deficiente. En cualquier caso, el taller debería resolver el problema.

Otros ruidos de los frenos

problemas de motor

Aunque los chirridos y los chirridos son dos tipos de ruidos de frenos que puedes oír, no son los únicos. A continuación hemos destacado otros tres ruidos de los frenos que puedes oír y te damos un resumen rápido de lo que significa cada uno y de lo que debes hacer si los oyes.

#1 - Chillidos

Si oyes un ruido de chirrido al frenar, esto indica un problema importante. De hecho, cuando oyes un ruido de chirrido, suele tratarse de un contacto entre metales. Las pinzas podrían estar en contacto con los frenos, o algo más está mal.

Si tienes frenos nuevos y oyes un ruido de rozamiento, lleva el coche al mecánico de inmediato para que lo arregle. También debes inspeccionar el trabajo, porque el rectificado de metal sobre metal puede provocar rápidamente más daños, que deben ser reparados.

#2 - Golpe de ariete

Los ruidos de rebote suelen producirse cuando los rotores se deforman. Si no elegiste cambiar los rotores, sino que el taller los repintó por ti, significa que hicieron mal el trabajo.

Si has optado por no sustituir los rotores, probablemente no sea culpa del taller y necesites rotores nuevos.

#3 - Ruido de crujido

Si tienes pastillas de freno nuevas y oyes un ruido metálico al pisar los frenos, significa que ha ocurrido una de estas tres cosas.

  • En primer lugar, es posible que el taller te haya mentido y te haya cobrado por cambiar los frenos cuando en realidad no lo ha hecho.
  • En segundo lugar, puede que se hayan olvidado de apretar algo.
  • Por último, puede que tengas un componente roto. Podría ser cualquier cosa, desde un tornillo hasta una abrazadera, pero en cualquier caso es un problema bastante grave y si el problema empezó cuando saliste del taller, probablemente lo hizo.

En cualquier caso, se trata de un problema grave y deberías volver al taller para ver qué te dicen. Si sospechas que hay componentes sueltos en los frenos, te aconsejamos que no conduzcas el vehículo hasta que se hayan reparado.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Los nuevos frenos chirrían o chirrían? (Aquí tienes el porqué) puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up