La transmisión automática no pasa a tercera velocidad (causas)

Cuando conduces tu coche, esperas que la transmisión cambie suavemente de una marcha a otra, pero no siempre es así. Si hay un problema con la transmisión, puede empezar a mostrar problemas al cambiar de una marcha a otra. Si la caja de cambios de tu coche no puede meter la tercera marcha, es posible que tengas varios problemas.

Los problemas de cambio de la transmisión automática suelen estar relacionados con la degradación del líquido de transmisión. Sin embargo, la caja de cambios también podría tener problemas debido a un convertidor de par defectuoso, un PCM defectuoso o un solenoide de la caja de cambios dañado que hay que reparar

En este artículo tratamos las razones por las que tu transmisión automática no puede reducir a segunda velocidad. También vemos qué medidas puedes tomar para reparar el problema.

Índice de Contenido
  1. Causas de que la transmisión automática no pase a tercera velocidad
    1. 1. Líquido de transmisión contaminado
    2. 2. Solenoide de la transmisión que funciona mal
    3. 2. Convertidor de par defectuoso
    4. 4. PCM o TCM defectuoso
  2. Qué hacer cuando la transmisión automática no cambia de marcha
    1. 1. Comprueba el líquido
    2. 2. Lee los códigos de avería
    3. 3. Pide ayuda

Causas de que la transmisión automática no pase a tercera velocidad

1. Líquido de transmisión contaminado

El líquido de la transmisión es necesario para lubricar los engranajes y las piezas móviles del interior. Funciona como el aceite de motor, pero está diseñado específicamente para la transmisión. Cuando el líquido de la transmisión envejece, la suciedad y los residuos comienzan a acumularse.

El líquido de transmisión degradado hace que el funcionamiento normal de la transmisión sea mucho más difícil. También puede dañar permanentemente la transmisión si no se lava y sustituye a tiempo. Consulta el manual del propietario de tu vehículo para saber con qué frecuencia debe sustituirse el líquido de la transmisión. Siguiendo estas pautas puedes asegurarte de que tu transmisión se mantenga en buen estado de salud

2. Solenoide de la transmisión que funciona mal

Síntomas de un mal funcionamiento del solenoide de la caja de cambios

Dentro de la transmisión hay varios solenoides de cambio que cambian automáticamente de marcha cuando el TCM lo decide. Si uno de ellos falla, puede causar problemas de cambio en cualquier marcha y, por tanto, es muy probable que la tercera sea la más adecuada.

A menudo se puede llegar a los solenoides de la caja de cambios quitando el cuerpo de la válvula y el cárter de aceite de la transmisión del coche, pero en algunos casos es necesario quitar completamente la transmisión y desmontarla.

ENLACE: 7 síntomas de un solenoide de caja de cambios defectuoso

2. Convertidor de par defectuoso

Convertidor de par

El convertidor de par se encarga de conectar y desconectar la transmisión del motor. Está formado por componentes fundamentales, como un estator y una turbina

Cualquiera de estos componentes del convertidor de par puede fallar, haciendo que la transmisión patine. También puede causar problemas al cambiar de marcha

4. PCM o TCM defectuoso

Módulo de control de la transmisión

Cuando el PCM o el TCM fallan, se reduce el rendimiento de la transmisión. El PCM o TCM es responsable del control de la transmisión y actúa como cerebro de las operaciones.

Cuando el PCM empieza a fallar, también puedes notar otros síntomas. Es habitual que se encienda la luz de Check Engine y que se produzcan cambios de marcha irregulares. El vehículo también puede entrar en modo de cojera hasta que se resuelva el problema.

Qué hacer cuando la transmisión automática no cambia de marcha

1. Comprueba el líquido

El primer paso que hay que dar cuando tienes problemas con la transmisión automática es comprobar el líquido. A menos que tu vehículo tenga una transmisión sellada, puedes sacar la varilla de medición y leer los niveles. Asegúrate de limpiarlo y volver a introducirlo para obtener una lectura más precisa. Si los niveles son bajos o están por debajo de la línea de llenado, es hora de añadir líquido.

Mientras compruebas la cantidad de líquido, asegúrate de comprobar también su estado. El color del líquido da mucha información sobre la salud de la transmisión. Si el líquido es bueno, será de color rojo-rosado. A medida que envejece, empieza a volverse marrón, lo que indica que ha llegado el momento de lavar el líquido de la transmisión. Sin embargo, si el fluido es negro o marrón oscuro y tiene olor a quemado o a virutas de metal, puedes tener problemas más graves

ENLACE: Tabla de colores del líquido de transmisión (5 colores diferentes)

2. Lee los códigos de avería

Cuando se produce un fallo en los ordenadores del coche, se establece un código de error. Puedes leer estos códigos y saber más sobre el problema con un escáner OBDII.

Cada vehículo utiliza códigos diferentes, aunque hay algunos universales. Por ejemplo, puedes ver un código P0606 o P0113 si hay un problema con el PCM. Sea cual sea el código que veas, puedes investigar en Internet y localizar el problema para solucionarlo rápidamente

3. Pide ayuda

Aunque seas un mecánico experimentado, puedes encontrarte con un problema que no es tu responsabilidad. Si ves un código que no sabes cómo arreglar o no estás seguro de por qué tu transmisión está actuando, lo mejor es buscar ayuda profesional.

En muchos casos, una atención rápida puede evitar problemas de transmisión más graves. Cuanto más tiempo dejes que el problema persista, más daños puede sufrir tu transmisión. Esperemos que el problema esté relacionado con una solución sencilla que pueda resolverse rápidamente.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a La transmisión automática no pasa a tercera velocidad (causas) puedes visitar la categoría Transmisión.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up