¿Hay fugas de agua en tu coche cuando llueve? (4 causas)

Nota: este post puede contener enlaces de afiliados. Esto significa que podemos ganar una pequeña comisión por las compras cualificadas sin coste alguno para ti.

Solemos imaginar nuestros vehículos como un refugio seguro contra la lluvia, donde podemos refugiarnos durante un chaparrón o conducir de un lugar a otro sin miedo a empaparnos. Si estás equipado con limpiaparabrisas que funcionen y un juego de neumáticos de calidad, por lo general puedes esperar viajar en tu vehículo relativamente indemne a las lluvias de cualquier magnitud.

Sin embargo, esto no es así cuando el habitáculo de un vehículo empieza a tener fugas de agua por uno o varios lugares. Estas situaciones pueden ser exasperantes, ya que las fugas de agua pueden dañar rápidamente el interior del vehículo, demostrando ser algo más que un pequeño inconveniente.

Los problemas de este tipo dejan en suspenso a muchos propietarios de coches, ya que puede ser difícil localizar el origen de la fuga en el vehículo. Esto hace que aumente la frustración, ya que el automovilista se enfrenta a la perspectiva de más daños materiales con cada lluvia que pasa. La única solución es reparar la fuga y eliminar todos los daños causados por el agua, aunque esto puede llevar mucho tiempo.

Sigue leyendo para saber más sobre las causas de la entrada de agua de lluvia en el habitáculo de tu vehículo y cómo actuar en caso de que se produzca.

Relacionado: Cómo eliminar el agua de los faros

Índice de Contenido
  1. Por qué no es fácil diagnosticar la fuga
  2. ¿Qué daños puede causar una fuga de agua?
  3. Causas comunes
    1. #1 - Fugas en el techo solar
    2. #2 - Junta del parabrisas
    3. #3 - Junta de la ventana
    4. #4 - Membrana/juntas de la puerta
  4. Cómo secar el coche después de una fuga de agua
    1. #1 - Retira todos los objetos interiores húmedos
    2. #2 - Mojar el agua acumulada
    3. #3 - Absorbe la humedad residual

Por qué no es fácil diagnosticar la fuga

En muchos casos, diagnosticar la causa de las fugas en el interior de un vehículo no es nada sencillo. Esto se debe a que el punto de entrada del agua entrante suele estar oculto por una serie de revestimientos o paneles interiores. Por lo tanto, una fuga de este tipo no se descubre hasta que la humedad se extiende por el revestimiento adyacente.

Además, las fugas de agua siempre seguirán la gravedad hasta el punto más bajo posible dentro del habitáculo, que suele incluir el suelo o el maletero. De hecho, en muchos casos, esa fuga aparecerá como poco más que unas alfombrillas mojadas, que aparecen por primera vez después de lavar el coche o conducir bajo un chaparrón.

Para diagnosticar una fuga, ya sea menor o mayor, primero hay que aislar su origen en una parte concreta del interior del vehículo. Esto implica un análisis minucioso de los cristales, las puertas y la tapicería del vehículo. Incluso con estos esfuerzos, llegar a un diagnóstico definitivo suele llevar cierto tiempo.

¿Qué daños puede causar una fuga de agua?

molde para el suelo del coche

El interior de un vehículo puede resultar muy dañado por una fuga de agua importante. Del mismo modo, incluso las pequeñas fugas no resueltas pueden causar una serie de problemas con el tiempo.

En los casos más leves, las fugas de agua pueden dejar antiestéticas manchas en el interior del vehículo y un constante olor a humedad. Sin embargo, en casos más extremos, la aparición de moho y hongos puede convertirse en un problema bastante molesto.

Sin que muchos lo sepan, las fugas de agua dentro del habitáculo de un vehículo también pueden ser la causa de numerosos problemas eléctricos. La introducción de agua en una toma de corriente, como en los paneles de fusibles o en el interruptor multifunción de la puerta del vehículo, puede ser una fuente de corrosión futura.

Esta corrosión suele manifestarse como un exceso de resistencia, lo que compromete la funcionalidad de un determinado circuito.

Ver también: 10 mejores fundas de coche para la lluvia, el granizo y la nieve

Causas comunes

El agua puede aparecer en el habitáculo de tu vehículo por diversas razones, algunas de las cuales suelen ser más comunes que otras. Sin embargo, reconocer cada uno de estos posibles problemas puede ser útil a la hora de intentar remediar la situación.

A continuación se enumeran algunas de las principales fuentes de agua en el interior del habitáculo de un vehículo después de una tormenta.

#1 - Fugas en el techo solar

techo solar agujereado

Si tu vehículo tiene techo solar, no hay mejor lugar para empezar a buscar una fuga de agua problemática. Los techos solares y los techos corredizos tienen fama de tener fugas con el tiempo, lo que provoca un gran desorden.

Cómo confirmar

Prácticamente todos los vehículos con techo solar están equipados con tubos de escape integrados. Estos tubos están situados bajo la línea del techo del vehículo, cerca del propio techo solar. Si estas tuberías se obstruyen, es probable que el agua acabe en el habitáculo del vehículo.

Al abrir el techo del coche, la abertura de estos tubos de drenaje debe ser visible. Inspecciona cuidadosamente estas aberturas para ver si permiten un drenaje adecuado o si, por el contrario, se acumula el agua de lluvia.

Cómo reparar

Puedes utilizar una boquilla de goma para dirigir el flujo de aire de un compresor cerca de cada uno de los tubos de escape mencionados anteriormente. Esto debe hacerse hasta que se hayan eliminado completamente todas las obstrucciones.

#2 - Junta del parabrisas

junta del parabrisas

Otra causa común de las fugas de agua del habitáculo es una junta del parabrisas dañada o podrida. Estas juntas de goma suelen impedir la entrada de agua en los bordes del parabrisas del vehículo y suelen durar años sin problemas.

Sin embargo, una fuga en esta junta puede resultar problemática, permitiendo una fuga importante.

Cómo confirmar

Las fugas de las juntas del parabrisas suelen ser relativamente fáciles de identificar. Si estas fugas se producen a lo largo del borde superior del parabrisas de tu vehículo, la tapicería mojada puede resultar evidente.

En cambio, las fugas a lo largo del borde lateral o inferior del parabrisas suelen dar lugar a un salpicadero mojado.

Cómo reparar

La única forma segura de reparar un parabrisas con fugas es que un técnico cualificado desmonte y vuelva a montar el parabrisas del vehículo con una junta nueva.

Los productos diseñados para rejuvenecer dichas juntas son en gran medida ineficaces y no sustituyen a una reparación adecuada.

Consejo: Cuando sustituyas el parabrisas, sustituye también los limpiaparabrisas que chirrían.

#3 - Junta de la ventana

junta de la ventana

Al igual que la junta del parabrisas descrita anteriormente, las ventanas individuales de un vehículo también tienen sus propias juntas. Con la edad, estas juntas se vuelven frágiles y a menudo se desprenden pieza a pieza.

Cuando esto ocurre, la ventanilla de un vehículo pierde gran parte de su resistencia a las fugas. Esta condición suele empeorar con el tiempo, convirtiéndose en un problema bastante frustrante.

Cómo confirmar

La presencia de una fuga en la junta de la ventana puede identificarse en pocos minutos con el uso de una manguera de jardín cercana. Pulveriza con cuidado todas las juntas de las ventanillas dudosas desde el exterior del vehículo antes de cerrar la manguera y comprobar si hay signos de entrada de agua

Cómo reparar

El único remedio para las ventanas con fugas es sustituir las propias juntas. Las juntas individuales de las ventanas pueden pedirse a casi cualquier fabricante de repuestos y pueden instalarse en una sola tarde.

#4 - Membrana/juntas de la puerta

fuga de la junta de la puerta

Independientemente del tipo de puerta, las puertas de un vehículo también son fuentes habituales de fugas de agua en su interior. La primera línea de defensa contra las infiltraciones de agua es la propia junta de la puerta. La tira de sellado especial evita que el exceso de agua se filtre en las zonas problemáticas.

Del mismo modo, las puertas de los vehículos están equipadas con membranas especiales que permiten que el agua intrusa salga sin peligro a través de los agujeros de drenaje hacia el suelo.

Cómo confirmar

Estudia bien las puertas de tu vehículo después de un periodo de lluvia. Las filtraciones de agua en el borde exterior de la puerta de un vehículo, o alrededor de él, son un signo seguro de que hay problemas en la junta de la puerta.

Del mismo modo, la filtración de agua en el suelo del vehículo por detrás del panel de la puerta del conductor o del pasajero es un indicio de que la membrana de la puerta tiene fugas.

Cómo reparar

Al igual que todos los demás burletes del coche, las juntas de las puertas pueden verse comprometidas con el paso del tiempo y es necesario sustituirlas para resolver los problemas de estanqueidad.

Las membranas de las puertas también pueden sustituirse si es necesario, aunque muchos automovilistas se limitan a parchear estos dispositivos.

Lee también: ¿La puerta del coche no se cierra o no se engancha? (6 causas)

Cómo secar el coche después de una fuga de agua

Una vez reparada la fuente de la fuga de agua, la siguiente tarea es secar el interior del coche lo mejor posible. No es una tarea pequeña y requiere cierto tiempo para completarla si se hace correctamente.

Si el agua residual no se elimina por completo de un vehículo, pueden producirse más daños en el interior y la aparición de moho.

Para secar el coche después de una fuga de agua se pueden seguir los siguientes pasos.

Relacionado: Cómo eliminar el moho del interior del coche

#1 - Retira todos los objetos interiores húmedos

Todos los objetos interiores desmontables deben retirarse del vehículo y secarse individualmente con un secador de pelo o delante de un ventilador. Esto incluye las alfombrillas, los asientos y las moquetas.

Además, los elementos relacionados con la tapicería, como los paneles de las puertas, también deben retirarse del vehículo.

#2 - Mojar el agua acumulada

En este punto, objetos absorbentes como toallas o absorbentes de aceite puede utilizarse para eliminar la mayor parte del agua residual. En algunos casos, puede ser necesario dejar estos materiales absorbentes durante la noche.

#3 - Absorbe la humedad residual

Una vez que hayas eliminado la mayor parte del agua, tendrás que eliminar la humedad residual de tu vehículo. Para ello, debes colocar un deshumidificador dentro de tu vehículo durante 24 horas, con todas las ventanas cerradas. A modelo eléctrico funcionaría mejor, pero un bolsa de sílice es otra opción.

Como alternativa, se puede utilizar un recipiente con desecante o arena para gatos con los mismos resultados.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Hay fugas de agua en tu coche cuando llueve? (4 causas) puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up