Fuga de refrigerante cuando el coche no está en marcha: causas y solución

Podrías pensar que es más probable que el refrigerante salga del coche cuando el motor está en marcha, pero no es así. Cuando el motor está en marcha, el refrigerante circula por el sistema, lo que dificulta las fugas. Entonces, ¿cuáles son las causas de una fuga de refrigerante cuando el coche no está en marcha?

Las fugas de refrigerante cuando el coche no está en marcha pueden deberse a mangueras dañadas, a un tapón de radiador defectuoso, a un radiador defectuoso o a una bomba de agua defectuosa. También es posible que haya un núcleo del calentador defectuoso o una junta de culata reventada. La junta del colector de admisión también podría estar defectuosa

En esta guía veremos por qué el refrigerante puede gotear cuando el motor está apagado. También te mostraremos algunas formas sencillas de resolver el problema

Índice de Contenido
  1. Causas de la pérdida de refrigerante cuando el coche está en marcha
    1. 1. Núcleo del calentador defectuoso
    2. 2. Tuberías dañadas
    3. 3. Tapón del radiador o radiador defectuoso
    4. 4. Junta de culata reventada
    5. 5. Bomba de agua defectuosa
    6. 6. Junta del colector de admisión defectuosa
  2. Zonas a examinar para detectar fugas de refrigerante
    1. 1. Radiador/Capucha
    2. 2. Mangueras
    3. 3. Bajo el vehículo
    4. 4. Núcleo del calentador
    5. 5. Bajo la bomba de agua
    6. 6. Junta de culata
  3. Cómo reparar una fuga de refrigerante
  4. ¿Puedo conducir con una fuga de refrigerante?

Causas de la pérdida de refrigerante cuando el coche está en marcha

1. Núcleo del calentador defectuoso

El refrigerante caliente se bombea al motor a través del núcleo del calentador. El calor generado por el sistema se expulsa al interior del vehículo a través de las rejillas de ventilación cuando activas la calefacción.

Si el núcleo del calefactor está defectuoso, notarás problemas para introducir el calor en el sistema. También puedes notar fugas debajo del vehículo, en la zona del asiento del pasajero o del conductor

2. Tuberías dañadas

Una tubería rota puede provocar una fuga aunque el motor esté en marcha o no. Cuando el motor está en marcha, la presión del sistema puede aumentar o disminuir la fuga, dependiendo de dónde se encuentre el agujero.

En cualquier caso, las mangueras pueden volverse frágiles y desgastarse con el tiempo, por lo que deben inspeccionarse regularmente. El calor y la presión constantes pueden aumentar el desgaste si no se comprueba

3. Tapón del radiador o radiador defectuoso

El tapón del radiador es necesario para mantener el refrigerante del sistema en su sitio. También ayuda a regular la presión en el radiador.

Si el tapón está dañado, puede haber fugas de refrigerante, lo que hace que los niveles en el radiador sean más bajos. Además, el depósito de refrigerante puede rebosar al arrancar el motor debido al aumento de la presión en las tuberías.

El radiador también puede agrietarse o estropearse por daños externos, como la corrosión o las piedras, al circular a gran velocidad.

ENLACE: 6 síntomas de un tapón de radiador defectuoso (y el coste de su sustitución)

4. Junta de culata reventada

Si el refrigerante ha empezado a filtrarse en el aceite del motor o en la cámara de combustión, la causa probable es una junta de culata reventada. La junta de culata se encarga de mantener separados el aceite y el refrigerante.

Cuando el refrigerante se escapa del sistema, ya no es capaz de mantener el motor frío. Este problema se produce tanto cuando el motor está en marcha como cuando está apagado, pero si el motor está en marcha es más peligroso porque el motor empieza a sobrecalentarse

Una junta de culata defectuosa también puede provocar una fuga de refrigerante desde el exterior y puedes ver si el refrigerante se filtra entre el bloque del motor y la culata.

ENLACE: Cómo comprobar si la junta de culata está rota (7 sencillos pasos)

5. Bomba de agua defectuosa

Si la bomba de agua se estropea, puedes notar una gran fuga de refrigerante. El trabajo de la bomba de agua es empujar el refrigerante por las tuberías sin problemas

Cuando la bomba de agua empieza a fallar, el refrigerante ya no puede fluir como debería. Este es otro problema que puede causar problemas de arranque y parada del motor

6. Junta del colector de admisión defectuosa

La junta del colector de admisión se encuentra donde el colector se conecta al motor. Si hay fugas de refrigerante bajo el vehículo, la causa puede ser una junta defectuosa.

Como con todos los demás problemas, cuanto antes se repare, mejor para ti. De lo contrario, podría crear grandes problemas cuando el motor esté en marcha

ENLACE: 5 causas de una fuga de refrigerante (y cómo solucionarla)

Zonas a examinar para detectar fugas de refrigerante

1. Radiador/Capucha

El primer lugar donde hay que buscar una fuga es el radiador. Puede que tengas que limpiar el radiador de hojas, suciedad y residuos para ver de dónde procede el refrigerante

También debes examinar el tapón del radiador para ver si está dañado. Debe estar firmemente fijado al radiador para evitar fugas y otras consecuencias

2. Mangueras

Hay mangueras en todo el sistema que deben ser examinadas. Si hay una manguera rota, el refrigerante debe gotear de su superficie. Dependiendo de dónde se encuentre el agujero, la fuga puede producirse sólo cuando el motor está en marcha o apagado, según la posición del refrigerante en ese momento.

Busca también grietas en la superficie de la tubería. Aunque no haya ningún agujero, el refrigerante podría filtrarse fácilmente a través de la grieta

3. Bajo el vehículo

Pasa por debajo del vehículo y comprueba si hay fugas de refrigerante. Según el tipo de fluido utilizado, el fluido será azul, rojo o verde

Si determinas de dónde procede la fuga, podrás hacerte una mejor idea de qué componente puede haber fallado. Si has estado conduciendo con una fuga de refrigerante, es posible que el refrigerante se haya filtrado a otras piezas. Enjuaga los bajos de la carrocería y vuelve a inspeccionarlos para tener una mejor idea de dónde procede la fuga

4. Núcleo del calentador

Echa un vistazo al suelo bajo el asiento del pasajero de tu vehículo. Si notas manchas de refrigerante, el problema podría ser el núcleo del calentador

Cuando el núcleo del calentador está dañado, puede haber una fuga de líquido bajo el coche en ese lado. Además, los niveles de fluidos bajan y el motor puede sobrecalentarse

5. Bajo la bomba de agua

Las bombas de agua se accionan sobre todo con la correa serpentina o la correa de distribución, según el modelo de coche. Si es accionada por la correa serpentina, puedes empezar a buscar fugas debajo de la bomba.

Si la bomba es accionada por la correa de distribución, puede ser más difícil de ver y puede que tengas que quitar la tapa de la correa de distribución para ver la bomba. Sin embargo, si hay una fuga debajo de la polea del cigüeñal y la bomba es accionada por la correa de levas, lo más probable es que sea la bomba la que tenga la fuga.

6. Junta de culata

No es fácil darse cuenta de que una junta de culata tiene fugas. Para descubrir este problema, tendrás que comprobar si el refrigerante y el aceite están contaminados. También puedes probar a comprobar entre el bloque del motor y la culata si hay fugas externas de refrigerante.

Cómo reparar una fuga de refrigerante

La solución para una fuga de refrigerante depende de la causa de la avería. Por ejemplo, en el caso de un núcleo de calefacción dañado, la única solución posible es la sustitución. Sustituir una bomba de calor suele costar entre 500 y 1.000 dólares en piezas y mano de obra.

El coste de las tuberías dañadas varía según la ubicación de la tubería y la dificultad de su retirada. Sin embargo, hay casos en los que una tubería tiene fugas debido a una abrazadera suelta. En este caso, simplemente aprieta o sustituye la abrazadera.

Una de las opciones más baratas es sustituir el tapón del radiador defectuoso. Puedes gastar entre 10 y 50 dólares por una tapa nueva, y la instalación es sencilla.

Si tu bomba de agua está averiada, tendrás que sustituirla. Sustituir una bomba de agua nueva puede costar entre 350 y 800 dólares, pero puedes comprar una bomba de agua remanufacturada para ahorrar un poco

Si tienes que sustituir la junta del colector de admisión, la pieza en sí no cuesta mucho. De hecho, puede costar sólo entre 20 y 100 dólares. Sin embargo, no es una pieza fácil de sustituir, por lo que la mano de obra podría añadir entre 200 y 400 dólares más, a menos que puedas sustituirla en casa.

La solución más cara es sustituir la junta de culata. Podrías gastar entre 1.500 y 2.000 dólares para instalar una nueva junta de culata. Sin embargo, si la junta de culata no se repara a tiempo, el motor puede sufrir graves daños por sobrecalentamiento. No es un problema que quieras dejar sin resolver.

¿Puedo conducir con una fuga de refrigerante?

Tu coche puede parecer que funciona bien a pesar de la fuga de refrigerante, pero no debes conducirlo. Con una fuga de refrigerante, la temperatura del motor no se regula correctamente

Si el motor se sobrecalienta, puede causar daños permanentes. Además, una pequeña fuga puede convertirse rápidamente en algo grave, incluso mientras estás en la carretera. Por ejemplo, un pequeño agujero en una manguera puede convertirse en un agujero enorme, que deje escapar todo el refrigerante mientras estás fuera de casa

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Fuga de refrigerante cuando el coche no está en marcha: causas y solución puedes visitar la categoría Refrigerante.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up