Fuga de líquido refrigerante sin fugas visibles (esto es lo que hay que hacer)

Aunque deberías comprobar los niveles de líquido cada vez que llenes el depósito de gasolina, la mayoría de la gente lo deja en manos de los mecánicos. Es un gran error. Que no veas líquidos en el suelo no significa que todo funcione como debería

Hay muchos lugares en los que puede salirse el refrigerante, y si no estás atento a los síntomas, puedes acabar con un motor que se sobrecalienta constantemente

Pero, ¿dónde va el refrigerante y qué puedes hacer al respecto? Sigue leyendo y te lo explicaremos todo

Índice de Contenido
  1. Causas comunes de pérdida de refrigerante (pero no se ve una fuga)
    1. #1 - Junta de culata
    2. #2 - Tapa del radiador
    3. #3 - Fuga en el bloque del motor
  2. Guía de solución de problemas paso a paso
    1. #1 - Comprueba el escape
    2. #2 - Comprueba el aceite
    3. #3 - Comprueba el humo del motor

Causas comunes de pérdida de refrigerante (pero no se ve una fuga)

Tanto si conduces un Subaru como un Lexus, tu coche necesita anticongelante. Así que cuando el refrigerante desaparece, tienes que encontrar la causa y hacerlo rápido.

Estas son las tres razones más comunes por las que el depósito de refrigerante se vacía constantemente.

Ver también: Cómo comprobar correctamente el nivel de refrigerante

#1 - Junta de culata

Probablemente lo primero que te dirá un mecánico es el problema. Las juntas de culata son famosas por sus fugas, pero en este caso se filtran a la cámara de combustión y no al suelo. Aunque no deja marcas visibles en el suelo, es bastante evidente si echas un vistazo rápido al tubo de escape.

Si la junta de culata está fundida, saldrá una gran cantidad de humo blanco por el escape. Esto se debe a que, a diferencia de la gasolina, que deja humos de escape mayoritariamente claros o negros, el refrigerante arde de color blanco, independientemente del color del refrigerante utilizado por el coche.

#2 - Tapa del radiador

síntomas de un tapón de radiador defectuoso

Si has descartado una fuga interna, significa que tu motor está quemando refrigerante en otra parte. El punto más común es el tapón del radiador. El tapón del radiador mantiene la presión dentro del sistema, pero si no sella bien, parte del refrigerante hiperpresionado se escapa en forma de vapor.

Una vez que el motor se ha calentado, puedes saber si sale vapor del tapón del radiador con sólo echar un vistazo. No deberías ver que sale vapor o humo del tapón, y si no es así, tendrás que sustituirlo.

Ver también: ¿Puedes poner agua en un radiador en caso de emergencia? (Depende del tipo)

#3 - Fuga en el bloque del motor

daños en el bloque del motor

Mientras que una fuga en el bloque del motor suele dejar un charco bajo el vehículo, si la fuga se produce directamente en la parte superior del motor y se acumula hasta que el motor se calienta, puede quemar el refrigerante antes de que llegue al suelo.

Aunque es raro, puede ocurrir y, como en el caso de un tapón de radiador defectuoso, un signo revelador es una nube de humo blanco que sale del compartimento del motor mientras éste está en marcha.

Guía de solución de problemas paso a paso

Cuando se trata de la desaparición del refrigerante, encontrar al culpable suele ser la parte fácil. Si sigues nuestra guía paso a paso, deberías ser capaz de identificar el problema sin tener que llevarlo al taller

#1 - Comprueba el escape

humo blanco del escape

Esta es la razón más común para que el refrigerante se queme. También es uno de los problemas más fáciles de detectar. Lo único que tienes que hacer es observar el humo del escape mientras el motor está en marcha. Si el humo blanco es excesivo, significa que la junta de culata está quemada.

Sin embargo, el hecho de que haya algo de humo blanco no significa que sea una junta de culata. Debe ser una cantidad excesiva.

Cuando hace frío, tu vehículo emite más humo por el escape que en los meses más cálidos. Esto es completamente normal.

#2 - Comprueba el aceite

comprobar el aceite del motor

Si has comprobado el humo del escape y sigues sin saber si la junta de culata ha reventado o no, entonces echa un vistazo al aceite. Sólo tienes que sacar la varilla y ver si el nivel de aceite aumenta con el tiempo.

Cuando el refrigerante está en la cámara de combustión, no siempre se quema completamente. Si se queda ahí, es sólo cuestión de tiempo que pase las juntas tóricas y llegue al cárter de aceite.

Si eres un mecánico experimentado, podrás saberlo con sólo oler y sentir el aceite, pero los novatos suelen tener que vigilar el nivel para ver si está subiendo.

Si hay refrigerante en el aceite, es probable que la junta de culata haya reventado y tengas que hacer que un mecánico revise el motor.

#3 - Comprueba el humo del motor

humo del motor del coche

Si tu motor echa humo, es señal de un problema. Intenta detectar el humo, pero si es blanco, entonces es refrigerante.

Si no hay fugas visibles bajo el motor, entonces debes echar un vistazo al tapón del radiador o a cualquier parte de la parte superior o lateral del motor. Si encuentras anticongelante, ¡has identificado el problema!

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Fuga de líquido refrigerante sin fugas visibles (esto es lo que hay que hacer) puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up