El despiece de los neumáticos - Significado, causas y prevención

Si revisas los neumáticos de tu coche con regularidad, podrás detectar posibles problemas antes de que sean demasiado peligrosos. Un problema que hay que tener en cuenta es el ahuecamiento de los neumáticos.

Si observas este nivel de pulido de los neumáticos, debes tomar medidas inmediatas para corregirlo. Pero, ¿cuáles son las causas de este fenómeno?

El balanceo de los neumáticos se debe a problemas de suspensión o a ruedas mal alineadas. También puede deberse a unos neumáticos desequilibrados o a unas ruedas dañadas. También existe la posibilidad de que los neumáticos de tu vehículo sean de baja calidad y baratos, lo que provoca un desgaste desigual

En esta guía explicamos el significado del "ahuecamiento" de los neumáticos. También vemos qué la causa, los problemas que crea y cómo prevenirla

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es el ahuecamiento de los neumáticos?
  2. Causas de las abolladuras de los neumáticos
    1. 1. Piezas de la suspensión desgastadas
    2. 2. Ruedas mal alineadas
    3. 3. Neumáticos desequilibrados/ruedas dañadas
    4. 4. Neumáticos desinflados
    5. 5. Neumáticos de baja calidad
  3. Problemas de ahuecamiento de los neumáticos
    1. 1. Aumento del ruido de la carretera
    2. 2. Sacudida/Vibración
    3. 3. Manejo difícil
  4. Evitar el ahuecamiento de los neumáticos
    1. 1. Comprueba los componentes de la suspensión
    2. 2. Equilibrado/rotación de neumáticos
    3. 3. Conseguir una alineación suave
    4. 4. Mantener la presión correcta de los neumáticos
    5. 5. Invierte en buenos neumáticos

¿Qué es el ahuecamiento de los neumáticos?

El ahuecamiento de los neumáticos es una forma de desgaste irregular de la banda de rodadura que se produce en forma de parches desgastados en medio de una banda de rodadura de aspecto normal. El ahuecamiento se produce porque los neumáticos rebotan en lugar de mantener un contacto constante con la superficie de la carretera

El desgarro de los neumáticos es sólo un tipo de desgaste irregular. También se denomina desgaste diagonal, desgaste de la línea central, desgaste de los hombros, desgaste de las escamas, desgaste de los talones, festoneado o festoneado de los neumáticos.

Causas de las abolladuras de los neumáticos

1. Piezas de la suspensión desgastadas

La suspensión del coche consta de varias piezas que ayudan a mantener los neumáticos en contacto con la carretera. Los puntales y los amortiguadores son necesarios junto con los muelles para absorber las imperfecciones de la carretera. Estas piezas ayudan a que el coche mantenga el control, incluso en los baches y las pendientes.

Cuando estas piezas empiezan a fallar, los neumáticos ya no se controlan como deberían. Este problema hace que los neumáticos salten a la carretera, provocando el desgaste de algunas piezas pero no de otras

Los amortiguadores, los puntales y los casquillos desgastados son las piezas más comunes que pueden provocar el fallo de los neumáticos. Los amortiguadores defectuosos son la causa más común, porque hacen que las ruedas reboten sin control después de cada impacto

2. Ruedas mal alineadas

Es importante alinear las ruedas con regularidad para que el dibujo de los neumáticos se desgaste con normalidad. Cuando la alineación no es correcta, varias partes del neumático pueden desgastarse más rápido que otras

Es fácil que las ruedas se desajusten al golpear un bache o chocar con un objeto. La desalineación de las ruedas también puede producirse con el tiempo si conduces a menudo por carreteras con baches. Además, es conveniente realizar una alineación cada vez que montes neumáticos nuevos o sustituyas piezas de la suspensión.

Si no realizas una alineación de las ruedas después de sustituir las piezas de la suspensión, es casi seguro que tus ruedas estarán mal alineadas y tus neumáticos se desgastarán.

LEE TAMBIÉN: 5 síntomas de una mala alineación de las ruedas

3. Neumáticos desequilibrados/ruedas dañadas

Los neumáticos deben estar equilibrados en el momento de la instalación. Si los neumáticos no están equilibrados, la acción de giro puede provocar un desgaste anormal de algunas partes del neumático.

Lo mismo ocurre si las ruedas/neumáticos se dañan o se doblan. La variación de peso de las ruedas a lo largo de la circunferencia puede hacer que los neumáticos reboten en la carretera en lugar de rodar suavemente

Si el volante tiembla al conducir a alta velocidad, existe el riesgo de que los neumáticos delanteros estén desequilibrados; si, por el contrario, todo el coche tiembla pero no el volante, es muy probable que los neumáticos traseros estén desequilibrados.

LEE TAMBIÉN: 5 síntomas de desequilibrio de los neumáticos

4. Neumáticos desinflados

Aunque el desgaste de la banda de rodadura suele deberse al desgaste de las piezas de la suspensión, a la desalineación de las ruedas o al desequilibrio de los neumáticos, en algunos casos puede deberse a un inflado insuficiente de los neumáticos.

Si ves que tus neumáticos están desgastados en los dos bordes exteriores de la banda de rodadura, existe el riesgo de que lleves algún tiempo conduciendo con los neumáticos poco inflados. Inflar los neumáticos con regularidad es fácil y barato, y es algo que todo automovilista debería comprobar al menos una vez al mes.

5. Neumáticos de baja calidad

Hay una razón por la que algunos neumáticos son baratos y otros caros. Todo tiene que ver con la calidad del neumático

Los neumáticos baratos están hechos con materiales de baja calidad. Las correas de acero pueden ofrecer menos apoyo a la banda de rodadura, provocando un desgaste desigual. Si las ruedas no están equilibradas o si hay un problema de suspensión, el neumático barato tendrá menos defensa contra las ondulaciones.

Problemas de ahuecamiento de los neumáticos

1. Aumento del ruido de la carretera

Cuando los neumáticos empiezan a pinchar, notarás un aumento del ruido de la carretera. El ruido puede ser rítmico, pero será diferente del típico ruido de la carretera. A menudo se puede confundir con un rodamiento de rueda defectuoso porque tiene un sonido muy parecido.

Puedes subir el volumen de la radio y atenuar el ruido. Sin embargo, esto no resuelve el problema. Simplemente enmascara lo que está ocurriendo, para que puedas vivir en la negación durante un corto periodo de tiempo.

2. Sacudida/Vibración

Si los neumáticos delanteros están abollados, notarás algunas sacudidas en el volante. Además, pueden producirse vibraciones en el asiento

Como mínimo, estas vibraciones pueden ser molestas. Sin embargo, es más probable que las vibraciones se vuelvan peligrosas cuando uno se esfuerza por mantener el control del vehículo. Además, es imposible saber si algo va mal cuando los neumáticos ya están temblando

3. Manejo difícil

Las vibraciones y las sacudidas dificultan el control del coche porque los neumáticos pueden perder agarre a la carretera. También existe el problema de que el coche se desplaza hacia un lado

Cuando se produce el ahuecamiento, es posible que tengas que hacer múltiples correcciones de la dirección sólo para mantener el vehículo en su sitio. Estos problemas te hacen correr un peligro innecesario

Evitar el ahuecamiento de los neumáticos

1. Comprueba los componentes de la suspensión

Con inspecciones periódicas, puedes asegurarte de que todos los componentes del coche funcionan como es debido. Durante una revisión de la suspensión, puedes sustituir las piezas desgastadas antes de que se produzca un mal desgaste de los neumáticos.

Aunque no es agradable pagar por piezas nuevas de la suspensión, es peor pagar por ellas y por neumáticos nuevos después. Puedes prevenir fácilmente el desgaste de los neumáticos prestando atención al resto de tu coche.

2. Equilibrado/rotación de neumáticos

Es necesario rotar y equilibrar los neumáticos con regularidad si quieres conseguir un manejo óptimo en la carretera y una mayor duración de la banda de rodadura. En general, se recomienda rotar los neumáticos cada 5.000-8.000 kilómetros, quizá en cada cambio de aceite.

Además, los neumáticos deben equilibrarse cada dos rotaciones. También es bueno hacerlos revisar cada vez que se montan neumáticos nuevos. Los desequilibrios pueden causar otros problemas a tu coche a largo plazo, lo que puede dar lugar a costosas reparaciones, por lo que no deben pasarse por alto.

RELACIONADO: ¿Cuánto cuesta la rotación de los neumáticos? (¿Y vale la pena?)

3. Conseguir una alineación suave

Es importante hacer una revisión de la alineación de las ruedas una vez al año para que la goma de la banda de rodadura dure lo máximo posible. La alineación de las ruedas no cuesta una fortuna y probablemente ahorrarás dinero al no tener que comprar siempre neumáticos nuevos. Hay que realizar muchas calibraciones para que las ruedas estén perfectamente alineadas

Tu especialista en neumáticos utilizará equipos avanzados para realizar estos cálculos precisos. Podrías comprar un paquete de servicios de alineación y rotación que te permita ahorrar dinero

4. Mantener la presión correcta de los neumáticos

Es importante comprobar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes. Cuando bajan las temperaturas, conviene comprobar la presión con más frecuencia

Al asegurar la presión correcta de los neumáticos, mantendrás su funcionamiento óptimo y prolongarás su vida útil. La presión recomendada está indicada en la jamba de la puerta del lado del conductor

5. Invierte en buenos neumáticos

Cuando llega el momento de comprar neumáticos nuevos, tienes muchas opciones que considerar. Puede ser tentador elegir la opción más barata, pero esto no es útil.

En cambio, podrías invertir en un mejor juego de neumáticos. No te sugerimos que compres los más caros si no los necesitas. Por el contrario, un juego de neumáticos de gama media debería proporcionar toda la protección que necesitas para tus desplazamientos diarios

Si quieres conocer otros artículos parecidos a El despiece de los neumáticos - Significado, causas y prevención puedes visitar la categoría Neumáticos.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up