¿El coche tiembla al acelerar? (Así se soluciona)

¿Has sentido alguna vez que tu vehículo tiembla o vibra al acelerar al salir de un cruce?

Si te ha ocurrido, sabrás que no es ninguna alegría

Inmediatamente después de sentir el choque por primera vez, tu mente empieza a correr, pensando: "¿Qué puede ser?" "¿Cuánto me costará?" o "¿Es seguro conducir?"

La buena noticia es que si tu vehículo sólo tiembla al acelerar, suele indicar un problema menor que hay que resolver. Si puedes resolver el problema inmediatamente después de notarlo por primera vez, podrías evitar gastar mucho dinero más adelante

La razón más común por la que un coche tiembla o vibra al acelerar se debe a unas ruedas desequilibradas o a una junta homocinética desgastada. También puede tratarse de un eje de hélice dañado, pero también podría deberse a problemas del motor, como un fallo de encendido.

Aquí tienes una lista más detallada de las razones más comunes por las que un coche tiembla al acelerar.

Índice de Contenido
  1. 8 causas de las sacudidas del coche al acelerar
    1. 1. Ruedas desequilibradas
    2. 2. Junta homocinética desgastada
    3. 3. Cigüeñal o eje de la hélice dañados
    4. 4. Sensor de O2 defectuoso
    5. 5. Sensor MAF defectuoso
    6. 6. Soportes del motor/caja de cambios desgastados
    7. 7. Apagado del motor
    8. 8. Caja de cambios defectuosa
  2. Conclusiones

8 causas de las sacudidas del coche al acelerar

1. Ruedas desequilibradas

Si notas un bamboleo después de montar neumáticos nuevos o después de golpear un bordillo con la rueda, podría ser una señal de que tus ruedas necesitan equilibrarse

Se trata de un procedimiento sencillo que la mayoría de los talleres te realizarán a bajo coste

Para determinar qué ruedas están defectuosas, tienes que sentir de dónde viene la vibración. Cuando aceleras y sientes la vibración, si puedes sentirla a través del volante, significa que las ruedas delanteras necesitan ser equilibradas. Si, por el contrario, la vibración se siente a través del asiento, esto indica que hay que equilibrar las ruedas traseras

Ten en cuenta que si las ruedas están desequilibradas, la sensación de sacudida suele ser más pronunciada a medida que aumenta la velocidad del vehículo.

ENLACE: 7 causas por las que tu coche vibra cuando está parado o al ralentí

2. Junta homocinética desgastada

Grasa para juntas homocinéticas E1609778858734

Las juntas homocinéticas (de velocidad constante) están montadas en los ejes de transmisión delanteros y permiten que las ruedas giren durante el movimiento. Son cojinetes rellenos de grasa que se asientan dentro de un manguito de goma

A veces, cuando se rompe el revestimiento de la CV, entra agua y se escapa la grasa del interior. Esto provoca un desgaste excesivo de la junta homocinética y puede causar vibraciones, ya que la junta deja de estar lubricada por la grasa

Una buena forma de determinar si la junta homocinética está desgastada es ver si el ruido/la vibración cambia cuando giras en una esquina. Si notas que la vibración empeora, podría indicar que la junta homocinética está desgastada y que hay que cambiarla. También puedes inspeccionar visualmente la funda de goma que alberga la junta y ver una grieta visible en la goma

3. Cigüeñal o eje de la hélice dañados

Eje motriz

Un eje de transmisión que no está perfectamente alineado puede causar una sensación de temblor en el vehículo durante la conducción y empeorar progresivamente a medida que aumenta la velocidad

Si tienes tracción delantera, puede ser un eje de transmisión defectuoso que va a cada rueda delantera. Si tienes tracción trasera, pueden ser los dos ejes de transmisión que salen de la junta homocinética o el eje de transmisión grande que va de la caja de cambios al diferencial. Cuando hay un desequilibrio en el eje de la hélice, sueles sentir pequeñas vibraciones incluso cuando no estás acelerando.

Si tienes un vehículo de cuatro ruedas, el problema puede ser uno de los ejes mencionados anteriormente.

Conducir el vehículo por una rampa con las cuatro ruedas fuera del suelo es la mejor manera de determinar si el eje de transmisión está dañado. Al subir el vehículo por la rampa, comprueba visualmente que todos los ejes giran alrededor de un punto fijo constante. Si se encuentran ejes dañados, deben sustituirse antes de que causen más daños a las juntas homocinéticas y a otros componentes de la transmisión

4. Sensor de O2 defectuoso

Sensor de O2 defectuoso E1609866265874

El sensor de O2 (oxígeno) está situado en el tubo de escape del vehículo. Algunos modelos tienen dos sensores, uno antes del catalizador y otro después del catalizador. Estos sensores regulan la cantidad de combustible inyectada en el motor en un momento dado, utilizando los gases de escape para determinar si el motor está demasiado pobre o demasiado rico

Si uno de los sensores de O2 falla, el motor puede quedarse sin combustible, haciendo que oscile en marcha. Este tipo de avería se suele detectar con una herramienta de diagnóstico OBD2, que es capaz de observar los datos en tiempo real durante el funcionamiento de los sensores y comprobar si hay códigos de avería en la ECU

5. Sensor MAF defectuoso

Sensor de aspiración y Maf

Situado en los conductos de admisión de tu coche, el sensor MAF (Mass Air Flow) se utiliza para regular la mezcla de aire y combustible en el motor en función de la cantidad y la presión de la entrada de aire

Si el sensor está defectuoso, el motor puede fallar y dar una sensación de sacudida al acelerar

Para diagnosticar este tipo de averías, suele ser necesario un equipo de diagnóstico especializado que lea los códigos de avería y mida los datos en tiempo real que lee el sensor

6. Soportes del motor/caja de cambios desgastados

Soportes de motor

Un soporte del motor o de la caja de cambios desgastado suele notarse más al acelerar y cambiar hacia delante o hacia atrás

Además de sentir una fuerte sacudida del vehículo, se suele escuchar un ruido de golpeteo muy pronunciado

Los soportes del motor y la caja de cambios suelen ser bastante accesibles, por lo que es fácil comprobar si hay signos de desgaste o movimiento excesivo. Si no hay signos visibles de desgaste, prueba a mover el soporte con una barra y comprueba que no hay un movimiento excesivo. Sustituye los soportes del motor o de la caja de cambios que encuentres desgastados.

7. Apagado del motor

Fallos en el coche

Un fallo de encendido del motor suele ser el resultado de que uno o varios cilindros del motor no se disparen correctamente. Esto suele deberse a una inyección de combustible insuficiente, a la falta de compresión en un cilindro o a la ausencia de chispa para encender el combustible (este último caso sólo se aplica a los motores de gasolina)

Si tu motor funciona con gasolina, un buen punto de partida es comprobar el estado de las bujías y sustituirlas si es necesario.

Otra avería común, sobre todo en un motor diésel, es un inyector de combustible defectuoso; esto provoca fallos de encendido del motor y a menudo provoca sacudidas al acelerar. Para diagnosticar esta avería suele ser necesario un equipo especializado, como un kit de prueba de fugas de inyectores y un equipo de diagnóstico electrónico

Si tu motor sufre una falta de compresión, será necesario realizar una prueba con un equipo especializado, como un manómetro. Se trata de una prueba rápida pero eficaz que confirma la presión de compresión en el interior de cada cilindro. La falta de compresión en un cilindro puede indicar un bloque motor agrietado o deformado, un pistón dañado o una válvula defectuosa

Puedes consultar nuestro artículo sobre los fallos de encendido aquí: Síntomas de fallo de encendido.

8. Caja de cambios defectuosa

Caja de cambios

Un engranaje o cojinete desgastado dentro de la transmisión puede causar a menudo una vibración al cambiar el vehículo de marcha. El ruido y la vibración suelen estar presentes sólo cuando se selecciona una marcha; sin embargo, esto puede variar en función del fallo de la caja de cambios

Una buena forma de diagnosticar si la caja de cambios está defectuosa o no, es pisar el embrague (pisar el pedal del embrague) mientras conduces por un tramo tranquilo de la carretera; si la sensación de temblor cesa mientras el embrague está conectado, esto indica que hay un fallo en la caja de cambios

Para saber exactamente cuál es el fallo dentro de la caja de cambios, tienes que consultar a un especialista. Sin embargo, siempre puedes comprobar el nivel de aceite de la caja de cambios, si es posible, como un buen punto de partida. Rellénalo si es necesario y haz una prueba en carretera para ver si esto ha tenido efecto en el temblor del vehículo

Conclusiones

Esperamos que esta guía te ayude a determinar cuál puede ser la causa de los temblores de tu vehículo al acelerar

La mayoría de estas averías son sencillas y fáciles de reparar y no cuestan una fortuna. Sin embargo, te recomendamos que lleves tu vehículo a reparar lo antes posible, ya que retrasar la reparación puede provocar más daños y mayores costes

No dudes en consultar esta guía siempre que necesites ayuda para diagnosticar las sacudidas de aceleración.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿El coche tiembla al acelerar? (Así se soluciona) puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up