Conducir con un neumático pinchado (¿alguna vez está bien?)

Cuando estés conduciendo y de repente oigas un sonido de "golpe" o "bofetada", prueba a girar el volante a la izquierda y a la derecha y comprueba si la sensación es diferente.

Si notas una falta de tracción en uno u otro lado del coche, probablemente tengas un neumático pinchado. Enciende el intermitente o las luces de emergencia y aparca a un lado de la carretera.

Si hay algo que todo el mundo debería saber sobre los coches, y me refiero a todo el mundo, es cómo diagnosticar y manejar un neumático pinchado. Abróchense los cinturones, vamos a aprender algo sobre los neumáticos.

Lee también: 16 mejores marcas de neumáticos (no te arrepientas de tu compra)

Índice de Contenido
  1. Tipos de neumáticos desinflados
    1. #1 - Ligeramente desinflado
    2. #2 - Fugas
    3. #3 - Completamente desinflado
    4. #4 - Ráfaga
  2. ¿Qué se siente al conducir un neumático pinchado?
  3. Qué hacer si se pincha una rueda
  4. ¿Qué puede ocurrir si sigues conduciendo con un neumático pinchado?
  5. ¿Hasta dónde puedes conducir con un neumático pinchado cuando no hay otra opción?
  6. Cómo evitar un pinchazo

Tipos de neumáticos desinflados

Aunque "neumático pinchado" es un término genérico para casi cualquier problema de neumáticos, hay algunas distinciones que creo que es importante mencionar.

Ver también: ¿Se enciende la luz de aviso de baja presión de los neumáticos, pero los neumáticos están bien? (¿Qué significa esto?)

#1 - Ligeramente desinflado

Con el cambio de estación, de la primavera al verano y del otoño al invierno, también cambia la presión de tus neumáticos. ¿Por qué? Cuando las temperaturas bajan, las moléculas de aire del interior del neumático se ven menos afectadas por el exterior y, por tanto, no se mueven tanto.

Sin entrar en demasiados detalles, si las moléculas no se mueven tan rápido, no ejercen tanta presión sobre los flancos del neumático. Así, al tomar la curva hacia el otoño, puedes notar que la presión de los neumáticos ha bajado un poco (quizás una diferencia de cinco PSI).

Hay algunas formas de diagnosticar visualmente este problema sin tener conocimientos de mecánica.

En primer lugar, mira la base de tus neumáticos y comprueba si hay una pequeña porción que se ha curvado o estirado en la parte inferior del neumático donde toca el suelo. Si la parte inferior parece un poco flácida, es probable que la presión de los neumáticos sea baja y que debas llenarlos hasta la especificación recomendada de fábrica.

Otra forma de diagnosticar visualmente este problema, si estás en un coche moderno, es desplazarte por los elementos del menú del salpicadero o de la consola central. La mayoría de los coches tienen una pantalla que te indica la presión de los cuatro neumáticos. Y lo que es mejor, la mayoría de los coches te informan con una luz de aviso de la presión de los neumáticos en el panel de instrumentos que se enciende cuando la presión de los neumáticos es baja.

Por último, si notas que tu consumo de combustible ha disminuido drásticamente, o incluso sólo uno o dos kilómetros por galón (de media), y no hay nada más malo en tu coche, entonces debes comprobar la presión de los neumáticos.

#2 - Fugas

neumático agujereado

Otro tipo de neumático pinchado se llama "neumático agujereado". Se trata de un caso en el que un trozo de escombro, un clavo, un tornillo, un alfiler, un trozo de vidrio u otro objeto punzante se ha incrustado en la banda de rodadura o en el neumático y provoca una fuga lenta.

Cuando salgas del coche la próxima vez, usa tus oídos y escucha un pequeño silbido. Si oyes ese sonido, probablemente tengas un neumático con fugas. Si no oyes nada, es posible que tengas una pequeña fuga.

Este tipo de fugas son a veces muy difíciles de diagnosticar porque tu coche puede perder una psi en un mes o puede que ni siquiera lo notes. Sin embargo, si te encuentras rellenando constantemente los neumáticos sin saber exactamente por qué y son completamente nuevos, es posible que tengas una fuga.

#3 - Completamente desinflado

neumático completamente desinflado

Bien, supongamos que sales de la fiesta a la 1 de la madrugada, llegas a tu coche y uno de tus neumáticos está completamente desinflado, flácido y con la llanta apoyada en el suelo. Sacas tu teléfono, enciendes la luz y haces unas cuantas fotos de tu neumático, por si acaso hay algún problema de vandalismo

Lo más probable es que no se trate de un problema de vandalismo y que simplemente hayas atropellado un tornillo de camino a esa fiesta, pero nunca está de más prevenir en este caso.

Examina el flanco del neumático pasando los dedos por el lado exterior que mira hacia ti. Fíjate en cualquier marca o pinchazo grande que pueda indicar que alguien ha "cortado" tus neumáticos

Si no sabes cómo cambiar un neumático, ahora es el momento de sacar tu tarjeta del seguro y llamar a la asistencia en carretera AAA o a cualquier persona autorizada por tu compañía de seguros de coche.

#4 - Ráfaga

reventón del neumático

El reventón de un neumático es el tipo de pinchazo más peligroso. Suele ocurrir cuando conduces por la carretera a gran velocidad y de repente oyes un chasquido y luego un arrítmico "THWAPP THUNK THUPUPUPU" mientras conduces por la autopista.

En esta situación, debes apartarte inmediatamente a un lado de la carretera y sacar el kit de cambio de neumáticos o llamar a la asistencia en carretera. Conviene recordar que la mayoría de las compañías de seguros tienen un programa de asistencia en carretera cuyo número de teléfono figura en el reverso de la tarjeta del seguro.

En una inspección visual, puedes observar que la banda de rodadura ya no está conectada al flanco y que hay lo que parece un gran corte en el neumático. Básicamente, parece que tu neumático tiene un gran problema.

Podrás seguir cambiando este neumático como cualquier otro, sólo que tendrás que levantar el coche un poco más para que se levante lo suficiente en la llanta porque el neumático ya no será estructural.

Relacionado: Cómo utilizar un gato de suelo

¿Qué se siente al conducir un neumático pinchado?

Un neumático pinchado se siente un poco extraño al conducir. Con esto quiero decir que tu coche puede tirar hacia la derecha o hacia la izquierda cuando aceleras, frenas o simplemente conduces normalmente. O puede que oigas un ruido procedente de una de las cuatro esquinas del vehículo que suena como un golpe rítmico.

Como tu coche está diseñado para circular con el mayor contacto posible con la carretera y no tienes aire en los neumáticos, no podrás frenar tan rápido, tomar las curvas o mantener el contacto con la carretera durante una tormenta.

Razón de más para dar una vuelta rápida alrededor de tu vehículo cada vez que quieras conducir, para asegurarte de que nada está fuera de lugar. Cualquiera puede hacerlo, y me refiero a CUALQUIERA

No importa si crees que no sabes nada de coches, simplemente date la oportunidad de detectar algo que no parece correcto. Confía en tus instintos.

Qué hacer si se pincha una rueda

cambiar un neumático pinchado

Si te das cuenta de que tienes una rueda pinchada al salir de la oficina, es el momento de sacar el kit de la rueda de repuesto. Este kit suele estar situado junto a la rueda de repuesto, bajo un panel del maletero, o a la derecha o a la izquierda dentro del maletero.

Suele estar asegurado de alguna manera para evitar que ruede, pero no debería costar mucho esfuerzo sacar el gato, la plancha para neumáticos y la "rueda giratoria" del gato, que necesitarás para generar suficiente palanca para mover el gato hacia arriba y hacia abajo.

Si tienes estas herramientas en la mano, pero sinceramente te estresa tratar de averiguar cómo usarlas juntas, bájalas. Respira profundamente tres veces y piensa: "¿Tengo un número al que llamar en el reverso de mi tarjeta del seguro?" (Es probable que lo hagas).

Saca la cartera y, si no está, mira en la guantera. Debe ser un papel no más grande que una tarjeta de visita con el nombre de una compañía de seguros. Merece la pena comprobar que el seguro es válido, porque no querrás incurrir en gastos innecesarios si sólo tienes que esperar una o dos horas antes de que tu amigo te ayude.

Si se te revienta un neumático mientras conduces, primero debes encontrar un lugar seguro para detenerte. Luego, cuando estés seguro de que es seguro, procede a una inspección visual.

¿Se trata de una baja presión de los neumáticos, una fuga lenta, un reventón completo u otro problema? Si no sabes cómo identificar estos problemas, ve al principio de este artículo y aprende.

Relacionado: ¿Cuánto tiempo puedes conducir con una rueda de repuesto?

¿Qué puede ocurrir si sigues conduciendo con un neumático pinchado?

conducir demasiado tiempo con un neumático pinchado

Debes evitar a toda costa conducir con un neumático pinchado, y sólo debes hacerlo si te diriges a un lugar seguro para realizar un cambio de neumáticos.

Si conduces durante mucho tiempo con un neumático desinflado, la goma del interior del neumático empezará a desgastarse y a desprenderse por el roce de la rueda. Esto convertirá una simple reparación de un neumático pinchado en un cambio de neumáticos.

Además, con el tiempo empezarás a desgastar la rueda, que es una pieza cara. Por no hablar de que ya no tendrás tracción en esa esquina del coche, lo que provocará un accidente si conduces como lo haces normalmente.

La mejor práctica es llegar lentamente a un lugar seguro, realizar una inspección visual, diagnosticar el problema y sacar el kit de cambio de neumáticos.

Si no tienes una o no te sientes cómodo, saca la tarjeta del seguro de la guantera o de la cartera/bolso y llama al número de "Asistencia en Carretera" que figura en el reverso de la tarjeta.

¿Hasta dónde puedes conducir con un neumático pinchado cuando no hay otra opción?

No conduzcas con un neumático pinchado si puedes evitarlo. El único caso en el que debes conducir con un neumático pinchado es si acabas de descubrirlo y te alejas de la carretera en un lugar seguro para cambiar el neumático.

Piénsalo: tu neumático es como un muelle que absorbe el impacto de los escombros, los baches y otros problemas de la carretera. Si sacas todo el aire del neumático (cuando está desinflado), toda la energía producida por los problemas de la carretera acabará directamente en la llanta y doblará el metal.

Si el metal se dobla, la rueda deja de ser redonda y no puedes equilibrarla correctamente en la tienda de neumáticos. El resultado final es que tendrás que comprar otra rueda.

Cómo evitar un pinchazo

comprobación de la presión de los neumáticos

Aunque parezca una pregunta con una respuesta obvia, la forma más fácil de evitar un reventón de neumático es detenerlo antes de que ocurra.

Ten paciencia, pero si adquieres el hábito de revisar los neumáticos antes de cada viaje, de no circular habitualmente por el arcén o en las obras, y de asegurarte de barrer tu espacio de trabajo si haces trabajos de carpintería en la entrada, evitarás muchos pinchazos.

Por otro lado, puedes ahorrar dinero y comprar estos neumáticos llamados "run-flat" que te permitirán conducir casi 80 km con un neumático pinchado. Parece una gran idea, pero recuerda que son más pesados y más caros que los neumáticos normales. Además, en caso de pinchazo, tendrás que sustituir el neumático, mientras que con un neumático normal puedes repararlo

Considero los neumáticos como un "elemento de desgaste"; algo que se desgasta constantemente. Igual que comprobar el nivel de aceite y refrigerante, líquido intermitentesi nunca has notado ninguna fuga en los bajos de tu coche, tus neumáticos merecen una o dos miradas antes de salir a la aventura

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Conducir con un neumático pinchado (¿alguna vez está bien?) puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up