¿Conducir con los dos pies? (Lo estás haciendo mal)

Cuando estabas aprendiendo a conducir, tus padres o tu instructor de conducción probablemente te dijeron que usaras sólo un pie entre el freno y el acelerador.

En aquella época, lo más probable es que la mayoría de los vehículos que veías estuvieran equipados con una caja de cambios manual de tres pedales (por eso se conocía como "caja de cambios estándar" en aquella época). Al conducir una caja de cambios manual, era necesario utilizar los dos pies.

Pero, ¿sigue siendo válida la regla de utilizar un pie entre el acelerador y el pedal del freno ahora que la mayoría de nuestros vehículos tienen transmisiones automáticas?

Relacionado: ¿Pedal de embrague? (Por qué deberías dejar de hacerlo)

Índice de Contenido
  1. El caso de los dos pies
    1. #1 - Tiempo de reacción
    2. #2 - Pisar accidentalmente el acelerador
    3. #3 - Mantener el turbo en funcionamiento
    4. ¿Es ilegal conducir con los dos pies?
  2. El caso de un pie
    1. #1 - El Pedal Muerto
    2. #2 - Menor consumo de combustible, mayor desgaste de los frenos
    3. #3 - Desaceleración repentina no intencionada
  3. Conclusión

El caso de los dos pies

#1 - Tiempo de reacción

Si mantengo un pie en el freno mientras conduzco, puedo pisar instantáneamente el pedal del freno en caso de un obstáculo repentino.

Esto reduce el tiempo entre el momento en que veo un peligro y el momento en que puedo reducir la velocidad del coche, reduciendo así la distancia de frenado.

#2 - Pisar accidentalmente el acelerador

error en el pedal del acelerador y del freno

Además, ya no tengo que preocuparme de pisar accidentalmente el acelerador en lugar del freno. Mis piernas están alineadas de forma natural con los pedales, por lo que no hay riesgo de que mi pie que frena golpee accidentalmente el pedal del acelerador; ahora mi pie derecho está en medio.

Si sigues las noticias, lo más probable es que hayas visto historias de vehículos que se estrellan contra las ventanas de tiendas de conveniencia, restaurantes u otros escaparates.

Según un estudio realizado por Aviso a los medios de comunicaciónen el 34% de estos casos, el problema se debe a un error en el pedal, en el que el conductor (normalmente de edad avanzada) pretende pisar el pedal del freno y en su lugar pisa el acelerador o el pie se desliza desde el borde del pedal del freno hasta el del acelerador.

Como lo primero que golpea el coche es el tope de la rueda o el bordillo, esta sacudida repentina hace que el conductor pise con más fuerza el pedal del acelerador. Aunque no se aportan datos, lo más probable es que la mayoría de estos conductores sean monopatines que simplemente tuvieron un momento de confusión y pisaron el pedal equivocado

#3 - Mantener el turbo en funcionamiento

conducir con dos pies

Dato curioso: Los conductores de los antiguos coches de rally utilizan el pie izquierdo para mantener el turbocompresor en funcionamiento mientras frenan en las curvas.

En teoría, los conductores de algunos vehículos con turbocompresor en los circuitos de carreras podrían entrar y salir de las curvas a mayor velocidad utilizando un poco el acelerador mientras frenan. El uso simultáneo de los dos pedales permite dirigir algo con los pies.

Sin embargo, a efectos prácticos, esto no tendría casi ninguna ventaja para los conductores normales en las carreteras actuales y, como verás a continuación, pisar el freno y el acelerador al mismo tiempo puede tener algunas consecuencias indeseables.

Conducir con los dos pies parece tener sentido, ¿no? Si tengo dos pies y dos pedales, hay una relación 1:1 entre ellos. Aunque esto suena muy bien sobre el papel, en la práctica no es así.

¿Es ilegal conducir con los dos pies?

Al igual que la conducción descalza, no es ilegal, pero sigue sin ser recomendable.

Cuando se trata de conducir, cada uno tiene su forma preferida de desplazarse de la forma más segura y eficiente posible. Si estás decidido a usar los dos pies para conducir tu coche, no hay mucho que pueda decir para disuadirte... pero haré lo que pueda de todos modos.

El caso de un pie

#1 - El Pedal Muerto

pedal muerto

Cuando fui a la autoescuela, mi instructor me enseñó a mantener el pie izquierdo en el pedal muerto. Para los no iniciados, el pedal muerto es un pedal fijo en el lado izquierdo del suelo. No está conectado a ningún componente mecánico; su única finalidad es estabilizar al conductor.

No lo entendí realmente hasta que empecé a estudiar la conducción de rendimiento.

Tus piernas contienen algunos de los músculos más fuertes de tu cuerpo y están diseñadas para soportar tu peso. Si intento frenar o hacer un giro sin que la pierna izquierda presione con fuerza el pedal muerto, me deslizo sobre el asiento.

El deslizamiento en el asiento hace más difícil manejar los mandos con suavidad. Si la dirección no es suave, aumenta la probabilidad de perder el control del vehículo.

No apoyar el pie izquierdo en el pedal muerto provocará la fatiga del conductor, ya que sus músculos más débiles tendrán que compensar las piernas para evitar que vuele por el coche como un extraño hombre hinchable agitando los brazos.

Si frenas con el pie izquierdo, tu pie tiene que moverse más del pedal muerto al freno o tiene que quedarse suspendido en el pedal de freno.

En el primer caso, aumenta el tiempo que tardas en aplicar los frenos desde el momento en que ves un peligro y empiezas a reaccionar, porque el pedal muerto está más lejos del freno que el freno del gas.

La segunda aumenta la fatiga porque los músculos flexores de la espinilla o la cadera están parcialmente contraídos durante largos periodos de tiempo.

#2 - Menor consumo de combustible, mayor desgaste de los frenos

pedal de freno

Si te cansas de hacer equilibrio con el freno, puedes acabar apoyando el pie en el pedal de freno. Al hacerlo (aunque sea suavemente) se aplicaría una ligera presión sobre los frenos, lo que los calentaría, haría que las pastillas se desgastaran más rápido y podría deformar los rotores de los frenos.

Además, esto reduce el ahorro de combustible y pone a prueba el motor, que tiene que trabajar más para superar la resistencia de los frenos. Este fenómeno se conoce como "frenar" y probablemente te hayas dado cuenta de que otros conductores lo hacen: las luces de freno están siempre encendidas, incluso cuando aceleran.

Si siempre pisas el pedal del freno, tu cartera empezará a notarlo.

Relacionado: ¿El uso del control de crucero ahorra combustible?

#3 - Desaceleración repentina no intencionada

desaceleración involuntaria

Es posible que hayas oído hablar de las llamadas a revisión de algunos coches en relación con la "aceleración involuntaria repentina".

Esto puede ocurrir por varias razones: una almohadilla se atascó bajo el pedal del acelerador, el sensor de posición del acelerador falló (haciendo que el coche pensara que el conductor pedía el 100% de aceleración) o hubo un fallo en la programación del ordenador del motor.

¿Qué ocurre en un coche moderno cuando pisas el freno y el acelerador al mismo tiempo? No, desgraciadamente tu coche no hace una captura de pantalla.

Para combatir la aceleración involuntaria, muchos fabricantes han añadido una programación como medida de seguridad que hace que el vehículo se detenga cuando se pisa el freno y el acelerador simultáneamente. De este modo, el conductor puede detenerse incluso si el acelerador está completamente abierto cuando se aplican los frenos.

Si pones accidentalmente el pie en el freno mientras das gas al coche, el vehículo podría detenerse bruscamente y provocar un accidente.

El umbral exacto de frenado necesario para activar esta función varía de un vehículo a otro, ya que depende de la programación del fabricante, pero personalmente no me gustaría arriesgarme.

El manual del propietario puede contener información más específica si esta función está presente en tu vehículo.

Ver también: Transmisiones semiautomáticas (cómo funcionan)

Conclusión

Aunque no soy un conductor profesional, he dedicado mucho tiempo y energía a mejorar mis habilidades de conducción. Los coches son una parte importante de mi vida y me interesa mucho educar a los demás en la conducción segura.

Muchas de las técnicas que he aprendido son aplicables en una amplia gama de situaciones, tanto en la pista como en la carretera. Aunque es posible utilizar con seguridad los dos pies para conducir un coche automático, no creo que los riesgos sean mayores que los beneficios.

Si conoces a un zurdo de los frenos y este artículo te ha sido útil, compártelo con él. Juntos podemos hacer de la carretera un lugar más seguro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Conducir con los dos pies? (Lo estás haciendo mal) puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up