¿Cómo se limpia la válvula EGR?

La limpieza de la válvula EGR de tu vehículo puede resolver muchos problemas de rendimiento del motor que puedes encontrar mientras conduces tu vehículo. Por tanto, ésta es una de las principales razones por las que es necesario saber cómo limpiar tu válvula EGR. Saber cómo hacerlo correctamente te ayudará a evitar daños graves en tu vehículo debido a una válvula EGR obstruida, y también te ahorrará los costes de reparación de cambiar toda la válvula.

La válvula EGR de tu vehículo es un importante componente del motor encargado de reducir los contaminantes que salen por el escape de tu vehículo. Esto ayuda a reducir los gases de efecto invernadero en el aire que pueden ser perjudiciales para ti o para el medio ambiente. Todo esto forma parte del diseño del fabricante para que los vehículos de gas sean respetuosos con el medio ambiente.

La función de este componente en el sistema de tu vehículo es ayudar a reducir significativamente el efecto nocivo de los gases producidos durante la combustión en tu vehículo.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es una válvula EGR?
    1. ¿Por qué limpiar la válvula EGR?
  2. ¿Cómo se limpia la válvula EGR?
    1. Primer paso
    2. Segundo paso
    3. Tercer paso
    4. Paso 4
    5. Paso 5
    6. ¿Cómo limpiar la válvula EGR sin desmontarla?
    7. Beneficios de la limpieza de la válvula EGR ?
    8. Preguntas frecuentes
  3. Observaciones finales

¿Qué es una válvula EGR?

La válvula de recirculación de gases de escape (EGR) es un componente importante del sistema de tu vehículo. Conecta el colector de escape con el de admisión. Se controla mediante el motor paso a paso integrado o mediante un sistema de vacío. La finalidad principal de la válvula EGR es controlar la emisión de óxido de nitrógeno producida por el producto final de un proceso de combustión completo en tu vehículo.

El motor de tu vehículo quema gasóleo o combustible a altas temperaturas, y en algunos casos, lo hace a una temperatura muy elevada. Cuando esta temperatura supera los 2400 grados Fahrenheit, lo más probable es que tu sistema produzca un gas conocido como óxidos de nitrógeno, que no se puede evitar a esta temperatura. El colector de admisión del motor de tu vehículo aspira aire del ambiente para ayudar al proceso de combustión.

Cuando arrancas el motor de tu vehículo, la válvula EGR comienza a funcionar simultáneamente. Lentamente, esta válvula regula el escape de subproductos. Cuando el motor deja de funcionar, la válvula EGR se cierra, impidiendo el flujo de gases de escape. A continuación, la válvula recircula los gases en la cámara de combustión, reduciendo la temperatura de la reacción de combustión. Como la temperatura no es lo suficientemente alta como para que se produzca la combustión, no se liberan gases tóxicos.

¿Por qué limpiar la válvula EGR?

Durante el proceso de recirculación, los gases recirculados pueden acumularse en la superficie interior de tu válvula EGR. Con el tiempo, esto puede formar una pared oscura, gruesa y dura de depósitos de carbón, y esto puede llevar a bloquear el paso de la válvula. Esta es una de las principales razones por las que es tan importante limpiar la válvula EGR de tu vehículo.

La mayoría de los mecánicos recomiendan limpiar la válvula EGR de tu vehículo y sus distintos conductos con un intervalo de unos 45.000 kilómetros. Esto ayudará a proteger la válvula EGR y evitará que tu vehículo experimente síntomas como el golpeteo o el calado del motor a baja velocidad, el ralentí brusco, la producción de fuertes vapores de gasolina durante la conducción o el encendido de la luz de revisión del motor. Todos estos son signos de una válvula EGR defectuosa. Además, si la válvula EGR del sistema de recirculación de gases de escape de tu vehículo falla, los gases producidos por el escape de tu vehículo serán tóxicos y nocivos para tu salud al ser inhalados.

Eliminar la suciedad, los residuos o la grasa de los conductos del sistema EGR de tu vehículo evitará que la válvula EGR se obstruya, y esto puede mejorar el rendimiento de tu vehículo. El mantenimiento regular de esta válvula también puede ayudar a prolongar su vida útil, y esto puede reducir las posibilidades de que la válvula se dañe o sea defectuosa. Además, también puede ayudar a ahorrar el coste de comprar una válvula nueva para tu vehículo.

Debes saber que la limpieza de la válvula EGR de tu vehículo no es sólo para tu propio beneficio. Protege el medio ambiente evitando la emisión de gases nocivos de tu vehículo, lo que también ayuda a proteger la salud de los que te rodean. Así que puedes ver que vale la pena limpiar tu válvula EGR.

¿Cómo se limpia la válvula EGR?

Limpiar la válvula EGR de tu vehículo es algo que puedes hacer. No necesitas contratar a un mecánico para que te ayude en este proceso. En primer lugar, tienes que tener a mano el conjunto adecuado de herramientas de mecánico, el mejor limpiador de válvulas EGR y algo de grasa para los codos. Una vez que tengas todo eso, ahora necesitas el enfoque adecuado para llevar a cabo este procedimiento, que se describe a continuación:

Primer paso

Lo primero y correcto es ponerte el kit de seguridad y recordar siempre que en cualquier procedimiento mecánico que tengas que realizar en tu vehículo, la seguridad es la máxima prioridad. A continuación, aparca el coche en una superficie plana y nivelada. Asegúrate de que está en modo aparcamiento. Apaga el motor y retira el borne negativo de la batería de tu vehículo. Una luz de trabajo bajo el capó puede ser útil para hacer esto durante las horas oscuras del día.

Segundo paso

Ahora tienes que encontrar la ubicación de la válvula EGR en tu vehículo. La posición de la válvula EGR en los vehículos es diferente. Depende del modelo de tu vehículo. La mayoría de los vehículos más antiguos tienen una unidad controlada, que parece un disco metálico plano y redondo, y un tubo conectado a la parte superior. Los vehículos modernos están diseñados con una válvula eléctrica controlada por vacío; tiene un pequeño sensor en la parte superior. También verás un arnés eléctrico que conecta este sensor al sistema eléctrico de tu vehículo.

Otros vehículos modernos están diseñados con válvulas digitales controladas electrónicamente. Pueden aparecer como un cilindro o bloque que va acompañado de sensores y mazos de cables. Lo mejor es consultar el manual del fabricante para saber qué tipo de válvula EGR lleva tu vehículo. También podrás localizar la ubicación exacta de la válvula EGR bajo el capó de tu vehículo. Sin embargo, en la mayoría de los vehículos, la válvula EGR está situada en el lateral o en la parte superior del motor del vehículo.

El manual del fabricante también puede proporcionar una foto de la ubicación de la válvula EGR. Si ya no tienes el manual, puedes ponerte en contacto con nosotros para que te ayudemos a localizar la válvula en tu vehículo, o puedes probar con estos recursos automovilísticos online, que pueden ser de gran ayuda para localizar la válvula.

Tercer paso

Una vez que hayas conseguido localizar la válvula, el siguiente paso es retirarla para limpiarla adecuadamente. Debes tener mucho cuidado con el proceso, ya que puede haber mangueras, accesorios y piezas del motor que pueden dificultar el acceso. Tendrás que eliminar con cuidado cualquier obstáculo que se interponga en tu camino antes de empezar a desmontar la válvula EGR.

Si la válvula va acompañada de una manguera de aspiración, asegúrate de desconectarla. Esta manguera es muy fina, por lo que puede dañarse fácilmente si no se maneja adecuadamente. Inspecciona la manguera de aspiración para ver si hay grietas, rajaduras, endurecimiento o reblandecimiento. Si observas alguno de estos signos, debes sustituir la manguera de aspiración.

Asegúrate de desconectar los conectores eléctricos que puedan estar conectados a tu válvula. Rocía un poco de lubricante en los distintos tornillos para poder desenroscarlos fácilmente. Deja que el lubricante se asiente durante unos minutos para que pueda penetrar en el óxido de la superficie de los pernos. A continuación, retira los tornillos de montaje de la válvula. Los pernos de montaje de la válvula EGR varían en algunos vehículos. Algunos pueden estar diseñados con dos y otros con cuatro.

Comprueba también si la válvula EGR de tu vehículo tiene una manguera conectada al colector de escape. Si lo hace, desconéctalo. Ahora quita la válvula y también la junta. Examina el estado de la junta. Si observas alguna grieta o desgaste irregular, tendrás que sustituirla, o también puedes optar por reciclarla.

Paso 4

Para este paso, asegúrate de tener puestos los guantes y las gafas de seguridad. También puedes ponerte una máscara. Vas a eliminar los depósitos de carbono de las distintas secciones de tu válvula EGR. Hacerlo puede provocar la liberación de ciertos gases que no deben ser inhalados.

Ahora coge un limpiador del sistema EGR original de Chrysler y aplícalo a los depósitos de carbono. Otra opción es utilizar un limpiador de carburadores. Si esta solución limpiadora entra en contacto con alguna de las piezas o componentes eléctricos, asegúrate de limpiarla inmediatamente.

Utiliza un cepillo y un rascador para eliminar la carbonilla acumulada. Asegúrate de eliminar también la carbonilla de la superficie de la válvula y de sus terminales de entrada y salida. También puedes limpiar los depósitos de carbono del pistón, del tubo EGR y de algunos otros puertos. Limpia completamente el carbón con un cepillo suave y utiliza un paño limpio para limpiar la superficie. Es posible que tengas que repetir este proceso varias veces para asegurarte de que no quedan depósitos de carbón. Evita montar o ranurar las superficies de sellado.

Tienes problemas para eliminar la acumulación de carbón con un cepillo. Puedes probar a sumergir la válvula en el limpiador de EGR original de Chrysler durante unos minutos. Recuerda, no dejes que el plástico o los componentes eléctricos se sumerjan en la solución.

Si sospechas que hay depósitos de carbono en el colector de admisión, puedes rociar el limpiador de la válvula EGR. Pero lo mejor es que compruebes el manual del fabricante de la limpiadora para ver si puedes hacerlo. Puede ser necesario un tipo diferente de solución limpiadora.

Paso 5

Inmediatamente después de completar la limpieza, puedes empezar a reintegrar la válvula EGR y otros componentes en el sistema. Asegúrate de que estos componentes están fijados en los lugares correctos. Si tienes que cambiar la junta, este es el mejor momento para hacerlo. Aprieta los tornillos y vuelve a conectar el tubo de aspiración y las mangueras o cualquier otro componente.

Vuelve a conectar la batería de tu vehículo y arranca el motor. Puedes comprobar los indicadores del motor para ver si hay alguna señal. Si no hay ninguno, has hecho un buen trabajo. ¡Bien hecho! La única forma de estar realmente seguro es dar una vuelta con tu coche. No deberías notar ningún ruido de motor ni calado. Tampoco deberías notar ningún humo de gasolina.

¿Cómo limpiar la válvula EGR sin desmontarla?

Después de utilizar tu vehículo durante un largo periodo de tiempo, la carbonilla empieza a acumular depósitos en la válvula EGR, lo que reduce la capacidad de la válvula para realizar su función de apertura de la puerta de escape. Estos depósitos de carbón se acumulan hasta que la válvula EGR deja de funcionar. Esto puede provocar diversos problemas de conducción, ninguno de los cuales es deseable. Cuando se produce este error, hay dos soluciones principales: limpiar o sustituir la válvula EGR.

cómo desmontar la válvula egr

Aquí tienes un proceso sencillo que te ayudará a limpiar tu válvula EGR sin necesidad de desmontarla:

Paso 1

El aerosol debe rociarse entre el filtro de aire y el colector de admisión después del sensor de flujo de aire. Si tu vehículo no tiene sensor de flujo de aire, entonces debes rociar el limpiador de la válvula EGR directamente sobre el filtro de aire, pero primero limpia el filtro de aire de cualquier polvo o residuo.

Segundo paso

Haz funcionar tu motor hasta que alcance la temperatura normal de funcionamiento. Desconecta con cuidado el tubo de admisión de aire y mantén el ralentí entre 1500 y 2000 rpm. Pulveriza tres o cuatro ráfagas del limpiador de EGR original de Chrysler o del aditivo de limpieza de la válvula EGR que elijas durante un segundo como mínimo en la manguera de entrada de aire. Durante la pulverización, las RPM pueden subir o bajar, y el golpeteo del combustible o del gasóleo puede aumentar. Esto se debe a la adición de líquido y al cambio en la relación aire/combustible.

Paso 3

Cambia el régimen del motor de 1000 a 3000 rpm durante un minuto. Repite: velocidad del motor entre 1500 y 2000 rpm. A continuación, aplica tres o cuatro golpes de limpiador de válvulas EGR en el colector de admisión de aire. Un minuto de aceleración entre 1000 y 3000 rpm. Entonces, haz una pausa después de diez veces. Puedes dejar de hacerlo cuando se agote el limpiador de válvulas.

Cuarto paso

Apaga el motor. Tira con cuidado del tubo de entrada de aire. Puedes añadir un aditivo a tu combustible o gasóleo. Conduce durante 10 km, aumentando regularmente el régimen del motor a 3000 rpm. Conducir durante una larga distancia a altas revoluciones, hasta 50 km, debería mejorar la limpieza. Puedes quitar la válvula EGR para comprobar el efecto de este proceso.
Si aparece un indicador de avería en el salpicadero de tu coche, puedes pedir a un mecánico que borre el código de avería con una herramienta de diagnóstico de automóviles.

Beneficios de la limpieza de la válvula EGR ?

La válvula EGR reduce la temperatura de combustión del motor en marcha de unos 750°C a unos 400°C, lo que reduce considerablemente los óxidos de nitrógeno emitidos. Hoy en día, muchos vehículos diésel modernos también están equipados con un refrigerador de recirculación de gases de escape. Este refrigerador de recirculación de gases de escape también reduce la temperatura de los gases de escape usados antes de que entren en la válvula.

Además, la recirculación de los gases de escape es una de las medidas más eficaces para reducir los contaminantes de los motores de combustión interna. Según los expertos, el proceso puede reducir las emisiones de óxido de nitrógeno hasta un 50%. No hay una solución mejor para el problema de los gases de escape del motor de combustión convencional, especialmente el diésel.

Preguntas frecuentes

P: ¿Tengo que limpiar o sustituir la válvula EGR?

Si el vehículo sigue utilizándose a pesar de una válvula EGR defectuosa, las emisiones contaminantes aumentan, lo que es malo para el medio ambiente. Además, pueden obstruirse otros tubos de escape.

En este caso, merece la pena que el taller compruebe si la limpieza es una opción razonable. Sin embargo, si sabes cómo hacerlo tú mismo, puedes ahorrarte el coste de la limpieza de la válvula EGR. Puede que no sea una solución permanente al problema, pero puede hacer que los síntomas mencionados desaparezcan temporalmente.

Si la válvula EGR ya tiene una fuerte coquización, es decir, hollín pegado al material, lo que significa que la trampilla de la válvula ya no puede cerrarse o permanece abierta, la única solución razonable es un cambio. Si el funcionamiento de la válvula no está restringido y no hay ningún otro defecto, como una rotura o grieta en el componente, puede valer la pena aflojar cuidadosamente las piezas y limpiar la válvula a fondo.

P: ¿Se puede conducir con una válvula EGR defectuosa?

Como la válvula EGR, con su mecanismo de accionamiento, está situada en la corriente de gases de escape, es el componente más sensible de la recirculación de los gases de escape. Debido al hollín de los gases de escape, el mecanismo de accionamiento de la válvula EGR se ensucia con el tiempo, lo que puede hacer que la válvula EGR no pueda abrirse o cerrarse correctamente. Si la válvula no puede cerrarse correctamente, la falta de aire fresco resultante a plena carga provocará una pérdida de rendimiento y humo negro en tu motor.

Además, si la válvula EGR está atascada en un estado cerrado, puede no reconocerse ningún síntoma durante la conducción. Además, cuando se miden los gases de escape, se registra una cantidad significativamente mayor de óxido de nitrógeno. Además, una válvula EGR sucia (lo que inevitablemente significa también la contaminación del sistema de admisión) puede provocar un mayor consumo de combustible.

Otro indicio de una válvula EGR defectuosa es un error registrado en la memoria de errores. Esto no requiere necesariamente un sensor de posición en la válvula EGR que detecte qué puntos de ajuste no ha alcanzado la válvula. Si la válvula EGR está defectuosa, también pueden activarse otros sensores, como los de presión o temperatura, que registran valores más bajos o contradictorios por la falta de gases de escape.

P: ¿Dónde puedo rociar el limpiador de la válvula EGR?

Desmonta el anfitrión flexible que está entre el turbocompresor o el intercooler y el colector de admisión de aire. Continúa con el motor al ralentí. Agita enérgicamente el producto antes de usarlo. Pulveriza el producto durante dos segundos completos en el colector de admisión de aire. No rocíes nunca el líquido en el turbocompresor o el intercooler

Primero, para limpiar las válvulas y el sistema implicado, pon el motor a temperatura de funcionamiento y luego apágalo. Retira el tubo de admisión de aire y arranca el motor a un régimen constante de 2000 rpm. Aplica continuamente el limpiador del sistema en la válvula EGR a una distancia de unos 20 cm en el colector de tu vehículo hasta que se agote la mitad del bote de spray y el motor vuelva a funcionar sin problemas.

En caso de depósitos persistentes, deja que el limpiador de la válvula EGR actúe durante un tiempo. Fija el tubo de aspiración para poder ajustar el control electrónico del motor. Conduce unos cuantos kilómetros para eliminar los depósitos de hollín. Si es necesario, repite el proceso.

P: ¿Qué ocurre si desconecto la válvula EGR?

La principal causa de fallo de la válvula EGR es la coquización, lo que significa que el componente suele volver a funcionar si se limpia a fondo. Sin embargo, la limpieza sólo es recomendable hasta cierto punto, ya que, según el vehículo, también hay que desmontar el turbocompresor y, si es necesario, el eje de transmisión para extraer la válvula. El esfuerzo de instalación aumenta los costes, y la propia válvula EGR es comparativamente barata.

La desactivación de la válvula EGR no se recomienda por la misma razón porque, por supuesto, primero tienes que quitar y limpiar la válvula antes de poder desactivarla. También pierdes el carné de conducir y te arriesgas a que te procesen por evasión de impuestos. La desactivación para aumentar las prestaciones también es ilegal si el vehículo va a seguir circulando por las vías públicas.

P: ¿Sacar la EGR aumenta la potencia?

La respuesta es no Cuando la EGR está intacta, el motor funciona mejor. Las boquillas de inyección (inyectores) permanecen limpias. También se reduce el consumo de combustible. El tubo de admisión se mantiene limpio y no se asfixia (ya que sólo se suministra aire fresco), y por último, el filtro de partículas diésel se obstruye menos.

Pero cuando se elimina la EGR: los gases de escape quemados se introducen en el tubo de admisión y se vuelven a quemar, lo que a la larga coagula todo el sistema de admisión y puede obstruir los tubos de admisión hasta un 80%, lo que significa que el motor casi no tiene aire que respirar. Además, el motor pierde potencia; el nivel de nitrógeno aumenta.

El motor funciona en modo de emergencia, sale humo negro por el escape y el consumo de combustible aumenta considerablemente.

P: ¿Cómo puedo saber si mi válvula EGR funciona?

Los siguientes síntomas demuestran que tu válvula EGR está funcionando: mal funcionamiento del motor de tu vehículo, el motor tiene un ralentí brusco, un mayor consumo de combustible, un olor persistente a vapores de gasolina y se enciende el testigo de gestión del motor.

Observaciones finales

La mayoría de los automovilistas no son conscientes de la importancia de la válvula EGR en el sistema de su vehículo, pero a estas alturas deberías ser consciente de la importancia de esta válvula en el buen funcionamiento del motor de tu vehículo. Y lo que es más importante, es beneficioso para tu entorno. Por tanto, es muy importante que sepas cómo limpiar correctamente tu válvula EGR. Esperamos que ahora entiendas lo fácil que es el proceso de limpieza de esta válvula. Si tu vehículo presenta alguno de los síntomas de una válvula EGR obstruida, prueba a limpiarla tú mismo y haz que tu motor funcione a pleno rendimiento.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo se limpia la válvula EGR? puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up