¿Cómo funciona el canje de un coche?

El canje de un coche no siempre es la mejor opción, pero para algunos puede ser ventajoso. Antes de explorar las distintas opciones, es útil saber cómo funciona el canje de un coche

En esta guía te explicamos la forma más sencilla de canjear tu vehículo. También hablamos de cómo gestionar el canje si tienes una deuda con tu vehículo.

Índice de Contenido
  1. Cómo canjear un coche
    1. 1. Encuentra tu valor
    2. 2. Limpieza del vehículo
    3. 3. Solicitar ofertas
    4. 4. Pide una cita
  2. El canje reduce el coste de un coche nuevo
  3. ¿Puedes canjear un coche financiado?
    1. Intercambiar un coche con patrimonio positivo
    2. Arrendar un coche con patrimonio neto negativo
  4. Cuándo cambiar un coche financiado
    1. 1. Patrimonio positivo
    2. 2. Alto coste de propiedad
    3. 3. No me lo puedo permitir
    4. 4. Buena oferta para un coche nuevo
  5. Cuándo conservar un coche financiado
    1. 1. Patrimonio negativo
    2. 2. Préstamo más reciente
    3. 3. Incidente
    4. 4. Bajos costes de funcionamiento

Cómo canjear un coche

Antes de entregar tu coche, debes saber lo que vale mirando el valor KBB. Luego debes limpiarlo antes de empezar a pedir ofertas a los concesionarios. Una vez que tengas la oferta deseada, es el momento de concertar una cita y discutir los detalles con el concesionario elegido

1. Encuentra tu valor

No debes ir al concesionario sin estar preparado, pues de lo contrario tendrás que confiar en su palabra sobre el valor de tu vehículo. En su lugar, investiga y averigua cuánto deberías obtener por tu vehículo.

Puedes utilizar una herramienta como Libro Azul de Kelleypara buscar el vehículo a partir de su número de chasis. Esta herramienta te muestra el precio privado, el precio del concesionario y el valor de canje. Es el valor de canje en el que tienes que centrarte. Si tu vehículo está en buen estado, puedes esperar una oferta equivalente a este valor. Si no es así, prepárate para quitarte algo de dinero por cualquier daño o problema

2. Limpieza del vehículo

Quieres que tu vehículo tenga el mejor aspecto antes de someterlo a una inspección. Un simple lavado del coche y una limpieza interior pueden ayudarte a conseguir un mejor precio.

Al igual que cuando vendes tu coche de forma privada, quieres que la gente crea que has cuidado bien el vehículo. Un interior limpio y un exterior impecable pueden dar esta impresión

3. Solicitar ofertas

En la era tecnológica actual, no necesitas salir de casa o de la oficina para recibir ofertas de canje. Puedes consultar los sitios web de los concesionarios y enviar una solicitud

En muchos casos, puedes esperar recibir una oferta en cuestión de minutos. Aunque es posible recibir ofertas de varios sitios web, a menudo es mejor ceñirse a aquel en el que quieres canjear tu vehículo

4. Pide una cita

Si estás satisfecho con la oferta, ahora es el momento de concertar una cita. Pide una cita con el concesionario para examinar las condiciones

Durante esta visita, también puedes comprar tu nuevo vehículo mientras el concesionario realiza una inspección del modelo entregado. Una vez listo, todo el papeleo se puede tramitar al mismo tiempo. Acuérdate de llevar contigo el título del coche y otra información vital para ahorrar tiempo

RELACIONADO: Cómo ganan dinero los concesionarios de coches (6 formas)

El canje reduce el coste de un coche nuevo

Si piensas comprar un coche por 18.000 $ y tu canje te da 4.000 $, el nuevo coste que puedes esperar pagar es de sólo 14.000 $. Esta es la cantidad que tendrás que financiar o pagar en efectivo para salir con el coche nuevo.

La mayoría de los estados sólo te cobran el impuesto de ventas sobre el coste neto. Con un canje te ahorras los impuestos en comparación con la venta del coche de forma privada y el pago en efectivo del nuevo.

ENLACE: ¿Qué es un corredor de coches? ¿Pueden ahorrarme dinero?

¿Puedes canjear un coche financiado?

El canje es la mejor opción cuando se trata de un coche financiado, porque venderlo de forma privada puede ser un problema. Sin embargo, hay diferentes procedimientos según si el préstamo del coche tiene un patrimonio neto positivo o negativo. Aquí tienes algunas cosas a tener en cuenta.

Intercambiar un coche con patrimonio positivo

La mejor opción para canjear un coche financiado es tener un patrimonio neto positivo. Esto significa simplemente que la deuda del vehículo es inferior a su valor. Haciendo pagos adicionales o haciendo un buen pago inicial por el coche al principio, puedes asegurarte de que el patrimonio neto siga siendo positivo.

Con un patrimonio neto positivo, puedes vender el coche de forma privada. Con ese dinero podrías pagar el préstamo e invertir la cantidad restante en tu nuevo coche o embolsártela. Sin embargo, es mucho más rápido y fácil elegir la opción de canje. En el concesionario, se determinará el valor del canje y el personal se encargará del pago del coche. Además, utilizarán el importe restante para la nueva compra o, si lo deseas, te lo darán en efectivo

ENLACE: Cómo transferir un coche alquilado a otra persona (4 pasos)

Arrendar un coche con patrimonio neto negativo

Si puedes evitar esta situación, es mejor. Sin embargo, siempre puedes cambiar tu vehículo cuando tu deuda sea mayor que su valor. Aunque no lo creas, esta situación suele darse cuando sólo pagas el mínimo del préstamo del coche

Si cambias un vehículo con patrimonio neto negativo, el concesionario utilizará el valor que te dieron y pagará el préstamo. La parte restante del préstamo se incluirá en los nuevos pagos, lo que te pone en un aprieto. Para evitar este problema en el futuro, debes pagar más que los pagos mínimos siempre que sea posible

Cuándo cambiar un coche financiado

1. Patrimonio positivo

Si tu coche financiado tiene un valor neto positivo, deberías considerar la posibilidad de cambiarlo. Puedes ganar dinero con el vehículo o destinarlo a la venta de un vehículo nuevo

En cualquier caso, tus decisiones financieras han dado sus frutos y te han puesto en situación de mejorar tu coche. Evalúa las diferencias entre el canje y la venta privada para determinar qué opción es la mejor para ti

ENLACE: Cómo vender tu coche de forma segura

2. Alto coste de propiedad

Cuando pediste tu primer préstamo para un coche, tu situación podría haber sido diferente. Tal vez tenías un mejor trabajo o menos gastos

Por desgracia, la vida puede cambiar y dejarnos con unos gastos de funcionamiento más elevados de lo esperado. Si necesitas algo que cueste menos, puedes sustituirlo.

3. No me lo puedo permitir

Cuando el coche está en situación de patrimonio negativo, debes venderlo igualmente si te resulta imposible pagarlo. Lo último que quieres es tener un coche embargado en tu historial.

Deja que el concesionario te dé el valor de canje y convierte los pagos en otra cosa. Deberías elegir algo extremadamente barato, temporalmente, para poder recuperarte

4. Buena oferta para un coche nuevo

A finales de año, muchos concesionarios ofrecen incentivos para deshacerse del stock antiguo. Este es uno de los mejores momentos para comprar un coche nuevo y un buen momento para considerar el cambio de un vehículo financiado.

Lo que no podías permitirte se convierte de repente en una realidad durante estos eventos. Evalúa tu presupuesto para ver si la transacción tiene sentido financiero

Cuándo conservar un coche financiado

1. Patrimonio negativo

Como ya hemos dicho antes, no es divertido entregar un vehículo con patrimonio neto negativo. Acabarás transfiriendo el importe al nuevo préstamo, lo que supondrá un retraso desde el principio.

Sin embargo, hay circunstancias que escapan a tu control y que te hacen optar por un canje de todas formas. Asegúrate, sin embargo, de que has considerado cuidadosamente todas las demás opciones

2. Préstamo más reciente

Si el préstamo se inició recientemente, probablemente no tengas mucho patrimonio en el coche. Cuando dejaste el coche nuevo en el concesionario, su valor bajó inmediatamente.

Además, puede haber penalizaciones por la rescisión anticipada del contrato de préstamo. Asegúrate de que entiendes todos los cargos y sanciones de los que serás responsable

3. Incidente

Si has tenido un accidente, puede que tu coche no valga tanto como crees. Los vehículos en buen estado y con un historial limpio tienen un valor de reventa que baja drásticamente cuando tienes un accidente

El concesionario tendrá que examinar el estado del vehículo para determinar cuánto vale tu vehículo. Si necesita reparaciones, éstas también deben tenerse en cuenta en la ecuación

Leer más: Las 15 causas más comunes de los accidentes de tráfico

4. Bajos costes de funcionamiento

Si estás a punto de pagar la hipoteca, tal vez te convenga esperar. Una vez pagado el préstamo, no tendrás más compromisos mensuales, dejándote la oportunidad de ahorrar para un coche nuevo.

Esta es una buena manera de seguir adelante, sobre todo si el coche está todavía en buen estado y funciona bien. Sin embargo, querrás cambiar el vehículo antes de que no valga nada, lo que hace que sea un equilibrio delicado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cómo funciona el canje de un coche? puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up