Cómo comprobar las bujías (9 condiciones a comprobar)

Los motores de pistón de gasolina de los coches actuales son muy diferentes. Una cosa que todos tienen en común son las bujías. Las bujías son un elemento de mantenimiento habitual en tu coche.

Una bujía que funciona correctamente recibe la señal eléctrica de la batería del coche a la bobina de encendido y crea una chispa para encender la mezcla de aire y combustible en cada cilindro.

Si una bujía funciona mal por cualquier motivo, puede manifestarse de diversas maneras, desde un ralentí irregular hasta una mala aceleración y otros síntomas diversos.

Este artículo pretende ofrecer una guía para analizar el rendimiento de tu motor a partir de un inspección visual de las bujías.

Relacionado: Cómo cambiar las bujías (para principiantes)

Índice de Contenido
  1. Por qué las bujías modernas duran tanto
    1. #1 - Inyección de combustible
    2. #2 - Gasolina sin plomo
    3. #3 - Mejores materiales
  2. Desmontaje de las bujías
    1. Herramientas necesarias
    2. Cómo desmontar las bujías para comprobar su estado
  3. Estado y colores de las bujías
    1. #1 - Condición normal
    2. #2 - Suciedad de hollín/carbón
    3. #3 - Aceite sucio
    4. #4 - Ensuciamiento de plomo
    5. #5 - Ensuciamiento por cenizas
    6. #6 - Electrodo central o lateral erosionado
    7. #7 - Gran desgaste del electrodo central
    8. #8 - Gran desgaste en el electrodo lateral
    9. #9 - Rotura de la nariz del aislador del electrodo central
  4. Instalación de bujías nuevas

Por qué las bujías modernas duran tanto

Como ya hemos dicho, la función de la bujía es encender la mezcla de aire y combustible en cada cilindro del motor. Las bujías modernas cumplen esta función de forma excelente. No hace mucho tiempo, las bujías debían cambiarse cada 10.000 o 12.000 kilómetros.

Hoy en día, las bujías pueden recorrer hasta 100.000 kilómetros sin mantenimiento. ¿Qué ha cambiado?

#1 - Inyección de combustible

En primer lugar, los motores de los coches y camiones actuales son de inyección. Por lo tanto, las mezclas de aire y combustible están bien controladas por el módulo de control del motor (ECM) informatizado. Sabemos que las temperaturas demasiado altas son un gran enemigo de las bujías. Pero las mezclas aire-combustible bien controladas permiten una combustión más homogénea a temperaturas más bajas de lo que era posible en los motores de hace unos años.

#2 - Gasolina sin plomo

En segundo lugar, la eliminación del plomo de la gasolina doméstica también contribuyó a prolongar la vida de las bujías. Cuando predominaban los combustibles con plomo, los depósitos de plomo en las puntas de las bujías invitaban a la corrosión de las mismas e impedían que chispearan correctamente, perjudicando su funcionamiento.

#3 - Mejores materiales

En tercer lugar, las bujías de hoy en día están hechas de materiales mucho más resistentes que las de hace años. El componente que transporta la corriente (especialmente el electrodo central) de las bujías actuales suele ser de platino, iridio o cobre, que son muy caros.

Estos materiales avanzados hacen que los ánodos de las bujías no se quemen tan rápidamente y conduzcan la corriente eléctrica con más eficacia que los antiguos diseños de bujías. A continuación se explican los tipos más comunes de bujías que utilizan estos materiales avanzados y sus ventajas.

Para obtener la mayor duración y el mejor rendimiento de tu motor, es muy recomendable que compres bujías de la mejor calidad. Y esto incluye alcanzar el kilometraje recomendado por el fabricante para la sustitución de las bujías.

Desmontaje de las bujías

sustitución de bujías

Herramientas necesarias

Como en cualquier trabajo de mantenimiento del coche, tener unas cuantas herramientas a mano te facilitará la vida. Para el desmontaje y la reinstalación de las bujías, se necesitan las siguientes herramientas manuales y consumibles:

Para acceder a las bujías, necesitarás las siguientes herramientas manuales adicionales:

Cómo desmontar las bujías para comprobar su estado

cómo inspeccionar las bujías

Las bujías son relativamente fáciles de quitar. El acceso a las bujías puede ser el principal obstáculo. Esto puede ser especialmente cierto si el motor de tu coche es un V6 montado transversalmente. En los motores V6, las bujías más cercanas al conductor suelen ser las más problemáticas de quitar.

  1. Abre el capó. Pon una toalla de baño vieja y limpia en cada ala para minimizar el riesgo de que la hebilla del cinturón raye la pintura. Ahora evalúa la disposición del motor. Determina la mejor manera de llegar a las bujías. Retira las cubiertas y/o paneles aislantes que impidan el acceso a las bujías.
  2. Habrá que retirar (o mover) elementos como mazos de cables, tubos y módulos eléctricos que bloquean el acceso a las bujías para poder acceder a la zona situada directamente encima de cada bujía.
  3. En la mayoría de los coches modernos, cada bujía tiene un módulo electrónico (la bobina de la bujía) encima de cada bujía. En los coches antiguos, un único cable de gran diámetro va a la parte superior de cada bujía. En este caso, no hay ninguna bobina.

Consejo:

Será útil marcar la posición de cada bujía y el cable de la bujía o el conector del arnés de la bobina para poder volver a conectarlos en la posición correcta durante el montaje.

Además, algunas bobinas sólo encajan en una posición concreta. Observa cómo están colocadas las bobinas para poder sustituirlas correctamente. A veces es útil hacer una o dos fotos con el smartphone para volver a instalar las piezas correctamente.

  1. Si hay una bobina de bujía encima de cada bujía, habrá que quitarla. Cada bobina tendrá un cable de baja tensión conectado a un conector. Este cable debe estar desconectado.
    • Estudia este conector. Probablemente tendrá un pestillo que hay que mover o presionar para liberarlo. A menudo, estos cierres son de un color contrastado. Con un destornillador, libera este pestillo. Saca el conector del alojamiento de la bobina.
    • Retira el tornillo que sujeta la bobina en su sitio y saca la bobina de la bujía.

Consejo:

Ten a mano un recipiente de plástico o un cubo para guardar todas las piezas retiradas en un solo lugar. Así podrás encontrar fácilmente las piezas para volver a instalarlas después.

  1. Si no hay una bobina de bujía encima de cada bujía, utiliza la herramienta de extracción del capuchón de la bujía para sacar el capuchón directamente de la bujía. Sujeta siempre la bota lo más cerca posible de su base. Mueve suavemente la bujía mientras tiras de ella, soltándola. Nunca saques un capuchón agarrando el cable de la bujía asociado a él.
  2. Con una toma de corriente de tamaño adecuado, un cable alargador y una junta universal, retira la bujía si es necesario. Anota cada bujía para saber de qué cilindro procede. Si el orificio de la bujía es accesible, limpia el asiento plano o cónico en la culata con un paño limpio. Con el Shopvac (o la aspiradora), utiliza la boquilla de la ranura para aspirar la suciedad de esta zona.

Nota: Ten cuidado de que no caigan piezas pequeñas o suciedad en el orificio de la bujía. Incluso un pequeño tornillo que caiga en la cámara de combustión puede causar graves daños al motor.

Estado y colores de las bujías

Al estar en la parte superior de la cámara de combustión, cada bujía se verá afectada y marcada por lo que allí ocurra. Por eso, la inspección de cada bujía puede revelar mucho sobre el funcionamiento de tu motor.

Por eso, saber de qué cilindro procede cada bujía puede ser útil. Más tarde, puede que tengas que decirle al técnico de servicio qué cilindro tiene un problema.

#1 - Condición normal

bujía en buen estadoEl aislamiento alrededor del electrodo central es de color blanco grisáceo o amarillo grisáceo a marrón. El electrodo lateral está limpio. Esto nos indica que los procesos de combustión son normales.

Puede haber una ligera quemadura de aceite, pero no hay nada de qué preocuparse. El motor funciona bien.

#2 - Suciedad de hollín/carbón

estado de la bujía manchada de hollínLas superficies de las bujías están uniformemente cubiertas de depósitos negros opacos.

La causa: El motor es rico (demasiado combustible); el filtro de aire está sucio; el control de la mezcla de combustible y aire en el arranque del motor no funciona correctamente; conducción excesiva en distancias cortas; bujía incorrecta.

#3 - Aceite sucio

aceite sucio bujíaLas piezas de las bujías tienen un revestimiento negro húmedo o brillante.

La causa: Exceso de aceite en la cámara de combustión debido a: Nivel de aceite demasiado alto; el sistema de ventilación del cárter no funciona correctamente, los segmentos del pistón y/o las juntas del vástago de la válvula están muy desgastados o rotos.

Ver también: 6 causas del aceite en las roscas de las bujías

#4 - Ensuciamiento de plomo

bujía incrustada de plomoLas partes de la vela están cubiertas de un esmalte amarillo parduzco que puede tener un tinte verdoso. El glaseado puede ser fino o grueso y/o estar parcialmente astillado.

La causa: Uso de combustible con plomo (no disponible generalmente en EEUU) o uso de aditivos de combustible con plomo.

#5 - Ensuciamiento por cenizas

vela con cenizaPartes de la vela cubiertas con un compuesto cerámico de color claro. Es frágil. Se puede astillar con las uñas o con una navaja.

La causa: Uso excesivo de aditivos de combustible y/o aceite.

#6 - Electrodo central o lateral erosionado

electrodo de bujía fundidoEl aislante central también puede ser fundido o blando.

La causa: Sobrecalentamiento de la bujía y de la cámara de combustión debido a la mala calidad del combustible (número de octano demasiado bajo); sincronización del encendido; preignición; ralentización del motor; bujía inadecuada.

#7 - Gran desgaste del electrodo central

electrodo central de bujía desgastadoElectrodo parcial o totalmente desgastado.

La causa: La bujía ha superado su vida útil; la separación de la bujía es demasiado grande; la bujía no es adecuada.

#8 - Gran desgaste en el electrodo lateral

electrodo lateral de bujía desgastadoElectrodo parcial o totalmente desgastado.

La causa: Combustible de mala calidad (demasiado bajo octanaje); preignición; uso excesivo de aditivos para el combustible y/o el aceite.

#9 - Rotura de la nariz del aislador del electrodo central

rotura de la nariz del aislador de la bujíaFalta un pequeño trozo de aislante.

La causa: Daños mecánicos (el enchufe se ha caído); depósitos excesivos a lo largo del electrodo central; el enchufe ha superado su vida útil.

Notas:

  • Las bujías viejas no se pueden limpiar con éxito. Como mínimo, las condiciones de las bujías indicadas en los puntos 2 a 9 requieren la instalación de bujías nuevas.
  • El estado de las bujías indicado en los puntos 2, 3, 6 y 8 debería animar a un técnico cualificado a realizar una evaluación más profunda del motor y de los sistemas de combustible y encendido para tomar medidas correctivas.

Instalación de bujías nuevas

instalación de bujías

  1. Desembala las bujías nuevas. Generalmente, las bujías son suministradas por el fabricante con la separación correcta. Sin embargo, debes comprobar este hueco antes de instalarlos. Las dimensiones de los huecos se pueden encontrar en el manual de taller.
    • Con la herramienta especial, comprueba la separación entre los electrodos centrales y los laterales. Las bujías con varios electrodos laterales (dos o más) tienen una separación ajustada de fábrica y no deben ser revisadas.
    • Utilizando la pestaña de doblado de la herramienta de separación, dobla ligeramente el electrodo lateral para obtener la separación correcta. No dobles excesivamente el electrodo. Un cambio muy ligero en la separación debería ser suficiente. Comprueba y ajusta correctamente la separación de cada bujía.
  2. Introduce una bujía nueva con firmeza en su alojamiento. Guía el casquillo y el tapón hasta el orificio roscado de la bujía. Puede ser más fácil hacerlo con un cable alargador en el enchufe.
  3. Ahora gira la toma con la mano en el sentido de las agujas del reloj (CW) para enroscar la bujía en el agujero. La bujía debe enroscarse fácilmente. Si no lo hace, puede ser un hilo cruzado. En este caso, no lo fuerces, pero quítalo y vuelve a alinearlo. Luego intenta volver a atornillar a mano. Enrosca la bujía hasta el fondo.
  4. Busca el valor del par de la bujía en el manual de taller. Si tu llave dinamométrica es ajustable, ajústala a este valor. Aprieta la bujía con la llave dinamométrica.
  5. Aplica una ligera capa de grasa dieléctrica en el diámetro interior del manguito de la bujía. Empuja el cable de la bujía o el capuchón de la bobina con firmeza en cada bujía. Vuelve a instalar el conector de alimentación en cada bobina.
  6. Repite los pasos 2 a 4 para cada bujía.
  7. Vuelve a instalar todas las piezas retiradas anteriormente para acceder a las bujías. Sustituye los mazos de cables, mangueras y/o módulos que se hayan desplazado temporalmente para acceder a ellos. Asegúrate de que ningún cable o manguera entre en contacto con superficies calientes, como los colectores de escape.
  8. Los tapones ya están instalados. Puedes arrancar el motor. Debería arrancar y funcionar sin problemas.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Cómo comprobar las bujías (9 condiciones a comprobar) puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up