8 razones por las que el aire acondicionado de tu coche no sopla aire frío

Durante la mayor parte del verano, el calor sofocante azota una parte importante del país, convirtiendo el viaje de la tarde en una situación bastante incómoda. Afortunadamente, la mayoría de los vehículos vienen de serie con aire acondicionado (A/C), que tiene la capacidad de detener este calor sofocante

Sin embargo, hay que subrayar que estos sistemas sólo resultan eficaces cuando todo funciona como está previsto. Como cualquier sistema mecánico, el sistema de aire acondicionado de un vehículo está sujeto a averías ocasionales debidas al fallo de componentes individuales.

Aunque en la última década se han hecho grandes avances en la calidad del diseño de los distintos componentes del sistema de aire acondicionado, en ocasiones siguen apareciendo problemas de uno u otro tipo.

Sigue leyendo para saber más sobre el funcionamiento del aire acondicionado de tu vehículo y las causas más comunes por las que el aire acondicionado de tu coche no sopla aire frío: estar atrapado en un vehículo que sopla aire caliente por las rejillas de ventilación en medio de un día caluroso no es algo que apetezca.

Relacionado: 3 causas de la obstrucción del núcleo del calentador

Índice de Contenido
  1. Cómo funciona el sistema de aire acondicionado del coche
    1. Componentes principales
    2. Sensores
  2. Causas de que el aire acondicionado del coche no sople aire frío
    1. #1 - Refrigerante bajo
    2. #2 - Exceso de refrigerante
    3. #3 - Limitaciones del sistema
    4. #4 - Contaminación por aire/humedad
    5. #5 - Compresor dañado
    6. #6 - Fallo del embrague
    7. #7 - Ventilador de refrigeración defectuoso
    8. #8 - Sensores defectuosos
  3. ¿Cuánto cuesta la reparación?
  4. Cómo prevenir futuros problemas de aire acondicionado

Cómo funciona el sistema de aire acondicionado del coche

El sistema de aire acondicionado de un vehículo enfría el aire del habitáculo haciendo circular el refrigerante en un circuito cerrado en varios estados físicos. Cada uno de estos cambios de estado está directamente relacionado con las fluctuaciones de temperatura/presión dentro del sistema.

Para facilitar un funcionamiento correcto, el sistema de aire acondicionado de un vehículo debe contener la cantidad correcta de refrigerante y no debe estar contaminado por el aire atmosférico.

Ver también: ¿El aire acondicionado utiliza gas o electricidad?

Componentes principales

Estos sistemas también dependen de una serie de componentes clave, cada uno de los cuales realiza una función vital. Estos componentes, así como su finalidad general, son los siguientes.

#1 - Compresor de aire acondicionado

El compresor del aire acondicionado es el responsable de la presurización y del ciclo del refrigerante del sistema. Este componente está dotado de un embrague magnético que se acopla cuando es accionado por una entrada conmutada o una demanda electrónica.

#2 - Condensador

El condensador de un sistema de aire acondicionado es un dispositivo delgado parecido a un radiador que se monta detrás de la parrilla del vehículo. Al pasar el aire por el condensador, el refrigerante que hay en su interior pasa de estado gaseoso a líquido, disipando así el calor.

#3 - Secador/Acumulador

Dependiendo del tipo de sistema de aire acondicionado utilizado, tu vehículo está equipado con un acumulador o un secador. El primero sólo está presente en los sistemas de tubos de orificio, mientras que el segundo es un componente principal de los sistemas de válvulas de expansión.

Estos dispositivos contienen un desecante de tipo industrial, que absorbe la humedad dispersa en el sistema.

#4 - Dispositivo de medición (tubo de orificio/válvula de expansión)

Todos los sistemas de aire acondicionado de los coches dependen de un dispositivo de medición especializado para regular el flujo de refrigerante. Muchos de estos sistemas utilizan un tubo de orificio para realizar esta tarea, mientras que otros utilizan una válvula de expansión.

La ubicación exacta de estos dispositivos de medición varía según el tipo de sistema.

#5 - Núcleo del evaporador

El núcleo del evaporador de un sistema de aire acondicionado es un intercambiador de calor compacto montado bajo el salpicadero del vehículo. El refrigerante que pasa por el condensador de un vehículo cambia de estado líquido a gaseoso al recoger el calor dentro del habitáculo.

Sensores

Además de estos componentes principales, un sistema de aire acondicionado también contiene varios sensores, que proporcionan una valiosa información necesaria para el buen funcionamiento del sistema. Estos sensores, así como su finalidad general, son los siguientes

#1 - Presostato de baja presión

Un presostato de baja presión está diseñado para detectar una pérdida relativa de refrigerante y del aceite lubricante que lo acompaña. Cuando las presiones del sistema en el lado de baja caen por debajo de un valor especificado, el presostato de baja presión se dispara para desconectar el compresor del sistema, minimizando así el riesgo de avería.

#2 - Presostato de alta presión

Un presostato de alta presión está diseñado específicamente para detectar la sobrepresurización del refrigerante dentro de un sistema de aire acondicionado. Cuando la presión del sistema aumenta por diversas razones, el presostato de alta presión se dispara, interrumpiendo así el funcionamiento del embrague del compresor.

#3 - Sensor de temperatura ambiente

Los sistemas modernos de aire acondicionado de los coches utilizan un sensor de temperatura ambiente para detectar la temperatura del habitáculo en tiempo real. Esta información se utiliza para aumentar la eficacia de la refrigeración y mantener una temperatura estable del habitáculo en una amplia gama de condiciones.

Causas de que el aire acondicionado del coche no sople aire frío

A continuación se enumeran algunas de las causas más comunes del funcionamiento y la refrigeración ineficientes del sistema de aire acondicionado.

#1 - Refrigerante bajo

refrigerante del aire acondicionado del coche

Un nivel bajo de refrigerante es, con mucho, la causa más común de una mala refrigeración del aire acondicionado. Este bajo nivel de refrigerante suele estar causado por una fuga no descubierta en el sistema. En cualquier caso, hay que detectar la fuga culpable y repararla, si es necesario, antes de recargar el sistema.

#2 - Exceso de refrigerante

Aunque no es tan común como una condición de bajo refrigerante, la eficiencia de un sistema de aire acondicionado puede verse comprometida por presiones excesivas. Estas presiones superiores a la media suelen estar causadas por la sobrecarga del sistema.

Normalmente, esto ocurre cuando un automovilista intenta introducir refrigerante adicional en el sistema de aire acondicionado de su vehículo con la ayuda de un kit de recarga casero.

#3 - Limitaciones del sistema

Obstrucción de la línea de aire acondicionado

Los cuellos de botella del sistema de aire acondicionado también pueden ser la causa principal de una mala refrigeración. Una restricción ahoga el flujo de refrigerante y suele provocar cambios involuntarios en la presión del sistema. Como resultado, la refrigeración suele sufrir de forma dramática.

Relacionado: Cómo limpiar el filtro del habitáculo

#4 - Contaminación por aire/humedad

Recarga de aire acondicionado en casa

El sistema de aire acondicionado de un vehículo debe estar libre de contaminación de aire/humedad para funcionar con la máxima eficacia. Incluso la más mínima cantidad de aire/humedad puede provocar presiones desiguales en el sistema de aire acondicionado.

A menudo se introduce aire inadvertidamente en un sistema de este tipo cuando se utiliza un kit de recarga casero. El exceso de humedad también puede dañar el desecante del receptor/secador o del acumulador del sistema.

#5 - Compresor dañado

síntomas de un compresor de aire acondicionado dañado

El compresor, que presuriza el refrigerante del sistema de aire acondicionado, puede fallar rápidamente si se queda sin aceite. Cuando esto ocurre, la refrigeración cesa inmediatamente y la temperatura en el interior del habitáculo del coche empieza a subir.

También es aconsejable lavar el resto del sistema de aire acondicionado después de un fallo del compresor de aire acondicionado interior.

#6 - Fallo del embrague

El compresor del aire acondicionado depende del uso de un embrague que se acopla a la orden para accionar el resto de los componentes internos de la unidad. Este embrague se acciona magnéticamente y se libera a la posición de giro libre cuando se retira toda la potencia.

Cuando el embrague del aire acondicionado falla, la activación del compresor del sistema resulta imposible.

Relacionado: El embrague del aire acondicionado no encaja (8 posibles causas)

#7 - Ventilador de refrigeración defectuoso

ventilador del condensador del aire acondicionado defectuoso

La eficiencia de la refrigeración también puede verse comprometida por el mal funcionamiento del ventilador del condensador. El condensador necesita un flujo de aire adecuado en todo momento para mantener las presiones del sistema en el lado alto bajo control.

Si tu vehículo no emite aire frío al ralentí, pero se enfría como es debido cuando aceleras, casi siempre el culpable es un ventilador de refrigeración defectuoso.

#8 - Sensores defectuosos

Si uno de los muchos sensores del sistema de aire acondicionado fallara, el funcionamiento se vería afectado negativamente. El ordenador del vehículo tendría muchas dificultades para determinar los ciclos de trabajo correctos del embrague del compresor.

¿Cuánto cuesta la reparación?

El coste exacto de la reparación del sistema de aire acondicionado puede variar mucho y, a menudo, depende del tipo/extensión de la avería. Además, el precio de venta de los distintos componentes del sistema de aire acondicionado de un vehículo puede variar considerablemente de una marca o modelo a otro.

En general, se puede esperar pagar entre 100 y 250 dólares para rellenar el sistema de aire acondicionado con refrigerante. Esto supone que no hay fugas importantes en el sistema y que los niveles de refrigerante sólo han disminuido debido a la pérdida gradual a lo largo de los años

En el otro extremo del espectro, cabe esperar que se pague mucho más en caso de avería del compresor del aire acondicionado. En este caso, hay que lavar el propio sistema antes de instalar un nuevo compresor.

También hay que sustituir el dispositivo de medición del sistema y el receptor/secador (o acumulador). Incluyendo la mano de obra, un trabajo de este calibre cuesta de media entre 500 y 1.100 dólares.

Cómo prevenir futuros problemas de aire acondicionado

problemas con el aire acondicionado del coche

En algunos casos, las averías del sistema de aire acondicionado son inevitables. Sin embargo, en otros casos, estos problemas pueden evitarse en gran medida con un simple mantenimiento. En particular, el sistema de aire acondicionado de tu vehículo debe ser revisado a intervalos determinados. Para muchas marcas y modelos, este intervalo de mantenimiento suele ser de unos 100.000 km.

Relacionado: Cómo evitar los olores en el interior de tu coche

Una revisión básica del aire acondicionado consiste en asegurar que el sistema está lleno de refrigerante y que no hay fugas evidentes. El técnico de servicio conectará una serie de manómetros a las tomas de carga del aire acondicionado del vehículo, antes de leer las presiones alta y baja del sistema. Esto proporcionará al técnico información sobre la tasa de carga del sistema.

Si estas presiones son inferiores a las previstas, se rellenará el refrigerante del sistema o, en su defecto, se evacuará y recargará. Un técnico también buscará el origen de cualquier fuga con una lámpara UV. Entonces se pueden realizar las reparaciones necesarias.

Un servicio preventivo de aire acondicionado, como el descrito anteriormente, es muy útil para prolongar la vida de los distintos componentes del sistema de aire acondicionado de tu vehículo.

Los servicios de este tipo evitan que el sistema de aire acondicionado de tu vehículo se quede sin refrigerante y provoque un cortocircuito en el compresor todo el tiempo. Este cortocircuito acelera el desgaste de los componentes internos del compresor de aire acondicionado y del conjunto del embrague magnético.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 8 razones por las que el aire acondicionado de tu coche no sopla aire frío puedes visitar la categoría .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up