7 razones por las que tu coche arranca y luego se apaga inmediatamente

Todos los días contamos con que nuestros vehículos se pongan en marcha y funcionen como se espera, sin el menor problema. En muchos sentidos, a menudo damos por sentada la fiabilidad de nuestro vehículo. Al fin y al cabo, la mayoría de los automovilistas no se preocupan demasiado por su vehículo hasta que algo va mal.

Cuando inevitablemente se produce algún problema mecánico, a menudo nos encontramos rascándonos la cabeza. De los diversos problemas, pocos son tan desconcertantes como el de un vehículo que arranca y funciona sin problemas, para luego morir o apagarse inmediatamente.

Esta situación no sólo es preocupante, sino también bastante molesta y puede ser el resultado de numerosos problemas. De hecho, hay varias causas potenciales de que el vehículo se cale inmediatamente, y hay que descartar cada una de ellas al intentar diagnosticar el problema en cuestión.

Sigue leyendo para saber por qué se cala tu vehículo tras el arranque y cómo reconocer estos problemas.

Relacionado: ¿Qué puede hacer que un coche se apague durante la conducción?

Índice de Contenido
  1. Causas de que un coche arranque pero no se mantenga en marcha
    1. #1 - Problemas del sistema antirrobo
    2. #2 - Fuga significativa en el sistema de vacío
    3. #3 - Problemas con el sensor de masa de aire
    4. #4 - Válvula de control de ralentí defectuosa
    5. #5 - La válvula EGR no funciona
    6. #6 - Problemas del sistema de encendido
    7. #7 - Problemas con el sistema de combustible
  2. ¿Por qué mi coche no arranca si no le doy gasolina?

Causas de que un coche arranque pero no se mantenga en marcha

Un vehículo puede pararse inmediatamente después de arrancar por varias razones. Entender la causa de este problema es la prioridad número uno cuando se trata de devolver el vehículo a la carretera lo antes posible.

A continuación se enumeran algunas de las razones más comunes por las que tu vehículo no se mantiene en marcha.

#1 - Problemas del sistema antirrobo

Muchos vehículos actuales están equipados de serie con sistemas antirrobo, que desactivan uno o varios sistemas vitales del motor para disuadir a los posibles ladrones. Sin embargo, un problema con este sistema, como un fallo del chip de la llave o del transpondedor, puede hacer que el vehículo quede igualmente inutilizado.

Los problemas con el sistema antirrobo de un vehículo suelen manifestarse con un bloqueo unos instantes después del arranque. Esto ocurre cuando el sistema antirrobo del vehículo inhibe el suministro de energía a la bomba de combustible.

Como resultado, el vehículo suele pararse y morir en pocos minutos. En muchos casos, cuando se produce un problema antirrobo, aparece un icono de llave en el panel de instrumentos del vehículo.

Ver también: Cómo comprobar el sistema de bloqueo de la dirección del interruptor de encendido

#2 - Fuga significativa en el sistema de vacío

tubos de vacío sueltos

Cuando está en funcionamiento, se crea un vacío natural, o presión negativa, en el colector de admisión de un motor. Este vacío se produce cuando los cilindros del motor realizan su carrera de admisión, aspirando así el aire en cada una de las cámaras de combustión.

La cantidad de aire que entra en el colector de admisión del motor se mide a través del cuerpo del acelerador del motor.

Sin embargo, una fuga en el colector de admisión del vehículo, conocida como fuga de vacío, puede permitir la entrada de aire no medido en el motor. Esto, a su vez, crea una condición de escasez en la que el combustible medido es insuficiente para compensar el mayor volumen de aire de admisión. En casos graves, esa pérdida de vacío puede provocar un estancamiento.

#3 - Problemas con el sensor de masa de aire

sensor MAF defectuoso

El sensor de masa de aire (MAF) de un vehículo detecta la velocidad a la que el aire entra en la admisión del motor. Estos datos son muy importantes, ya que se utilizan para calcular los niveles de combustible del motor.

Este es un principio clave para determinar la relación aire-combustible correcta para un funcionamiento eficiente, lo que da un valor sustancial al funcionamiento del sensor de masa de aire.

Sin embargo, a veces los sensores de masa de aire fallan, proporcionando al ECM del vehículo datos incorrectos o irracionales. Un sensor de masa de aire también puede ensuciarse, causando el mismo problema.

Cuando se da una de estas dos situaciones, se altera la relación aire/combustible de un motor, lo que a menudo hace que el motor se cale.

#4 - Válvula de control de ralentí defectuosa

válvula de control de ralentí defectuosa

Al ralentí, la válvula de control del aire de ralentí de un motor se encarga de regular el flujo de aire de admisión mientras la placa del acelerador del motor permanece cerrada. Sin embargo, un problema con esta válvula puede causar una serie de problemas, como choques y fallos de ralentí. En casos graves, una válvula de control del aire de ralentí defectuosa puede incluso hacer que el motor se cale.

Cabe mencionar que el calado inducido por la válvula de control del aire en ralentí suele producirse cuando se enciende el compresor del aire acondicionado del motor o se activan otros accesorios. Esto se debe a que la válvula de control de ralentí también regula las variaciones de RPM que se producen al ralentí.

#5 - La válvula EGR no funciona

síntomas de válvula EGR defectuosa

Hoy en día, todos los vehículos están diseñados para cumplir las políticas de emisiones establecidas por el gobierno federal. Esto se consigue mediante el uso de equipos especiales diseñados para reducir los gases nocivos.

Uno de estos dispositivos es la válvula EGR, que recircula los subproductos de la combustión a través del colector de admisión del motor. Estos humos vuelven a introducirse en los cilindros del motor para su combustión.

Por desgracia, las válvulas EGR son propensas a fallar y, por tanto, a alterar la forma en que se reintroducen estos gases de escape. En lugar de permitir que los gases de escape recirculen sólo cuando el motor está caliente, una válvula EGR defectuosa suele hacerlo cuando el motor está frío.

Una válvula EGR también puede bloquearse debido a la incrustación de carbón, causando el mismo problema. En este caso, el motor suele pararse.

#6 - Problemas del sistema de encendido

1658733562 799 7 razones por las que tu coche arranca y luego 1

El sistema de encendido de un vehículo debe funcionar correctamente para que el motor funcione con eficacia.

En algunos casos, los componentes defectuosos del sistema de encendido impiden que el vehículo se ponga en marcha o hacen que se cale en cualquier momento, incluso momentos después del arranque. Esto se debe a que el sistema de encendido se encarga de proporcionar la chispa para la combustión.

Una condición de calado relacionada con el encendido puede estar causada por problemas con la batería del vehículo, los terminales de la batería, la bobina de encendido, el interruptor de encendido, las bujías o los cables de las bujías.

Además, varias bujías o bobinas defectuosas dentro de un mismo sistema de encendido pueden provocar un calado o, como mínimo, un ralentí extremadamente errático.

#7 - Problemas con el sistema de combustible

síntomas de filtro de combustible obstruido

La salud del sistema de combustible de un motor es absolutamente crucial para un funcionamiento eficaz. Sin un sistema de combustible que funcione correctamente, pueden producirse varios problemas, entre ellos los que conducen al calado.

Esto se debe a que el suministro adecuado de combustible es un ingrediente esencial de la combustión. La reducción del suministro de combustible conlleva una reducción del rendimiento, sin excepción.

Hay varios problemas en el sistema de combustible que pueden provocar el calado. Algunas de las condiciones más comunes son una bomba de combustible débil o defectuosa, un relé de la bomba de combustible defectuoso, inyectores defectuosos y un regulador defectuoso.

Además, los vehículos más antiguos son propensos a sufrir problemas similares cuando tienen problemas con el carburador. En cualquier caso, los problemas de este tipo deben confirmarse con el uso de un manómetro de combustible.

¿Por qué mi coche no arranca si no le doy gasolina?

vacilación de la aceleración

Una queja común entre los automovilistas es que su vehículo no se mantiene en marcha a menos que pisen el acelerador.

En realidad, este problema puede estar causado por varios problemas, todos ellos ligeramente diferentes en cuanto a su gravedad. Sin embargo, es necesario averiguar la causa exacta del problema en tu vehículo para poder realizar las reparaciones necesarias.

Una causa común de esta condición es una válvula de control de ralentí defectuosa. Como esta válvula regula el flujo de aire a través de la admisión del motor al ralentí, incluso un problema menor puede inducir un calado cuando no se necesita acelerar. Sin embargo, al pisar el pedal del acelerador del vehículo se acciona la placa del acelerador del motor, con lo que se evita por completo la válvula de control del ralentí.

Otra posible razón de estos problemas está relacionada con flujo de combustible limitado. Cuando un motor funciona con poco combustible, debido a un filtro de combustible obstruido o a cualquier otra condición indeseable, puede ser necesario aplicar continuamente el acelerador. Esto suele ocurrir especialmente en las aplicaciones con carburador.

En algunos casos, un pérdida severa de vacío también puede hacer que el motor se cale, lo que se evita pisando el acelerador. Al pisar el pedal del acelerador del vehículo, la relación aire-combustible del motor fluctúa, superando así el inminente calado.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 7 razones por las que tu coche arranca y luego se apaga inmediatamente puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up