6 síntomas de un eje de transmisión defectuoso (y costes de sustitución)

Las ruedas de cualquier vehículo dependen de la potencia del motor para girar y mover el vehículo. El eje de la hélice (también llamado eje de la hélice o eje de transmisión) es el componente encargado de transmitir la potencia del motor a las ruedas traseras de un vehículo de tracción trasera.

Si conduces un vehículo de tracción delantera, entonces contiene ejes de transmisión para transmitir la potencia a las ruedas delanteras. Sin embargo, en un vehículo de tracción total, un eje de transmisión debe suministrar potencia a las ruedas delanteras y traseras. Por esta razón, en un vehículo de tracción total hay dos ejes de transmisión. Una para las dos ruedas delanteras y otra para las dos ruedas traseras.

Aunque la mayoría de la gente nunca tendrá que enfrentarse a un eje de hélice defectuoso, puede ocurrir. Sigue leyendo para saber cómo funciona un eje de hélice, entender los síntomas de un eje de hélice defectuoso y conocer el coste medio de su sustitución si es necesario.

Índice de Contenido
  1. Cómo funciona el eje de una hélice
  2. Los 6 principales síntomas de un eje de hélice defectuoso
    1. #1 - Problemas de dirección
    2. #2 - Ruido de chirrido
    3. #3 - Problemas de rotación de la junta en U
    4. #4 - Sonido de chirrido
    5. #5 - Vibraciones
    6. #6 - Vibraciones durante la aceleración
  3. Coste de la sustitución del eje de transmisión

Cómo funciona el eje de una hélice

El eje de la hélice es lo que hace que cualquier vehículo se mueva al conectar el diferencial trasero con el motor y la transmisión del coche. Es un componente mecánico en forma de tubo o cilindro que permite que la transmisión alimente el diferencial. Así es como las ruedas traseras de un coche estándar pueden moverse.

El eje de transmisión es largo porque debe ir desde la transmisión delantera hasta el diferencial trasero. Para favorecer la flexibilidad del eje de la hélice, los dos extremos del eje de la hélice están provistos de juntas en U. Esto permite que el eje de la hélice se flexione ligeramente al pasar por baches y otras imperfecciones de la carretera.

Sin este eje de transmisión, la potencia no llegaría a las ruedas traseras. Pero no te preocupes, porque los ejes de transmisión no fallan instantáneamente, a menos que te veas implicado en un accidente grave. Suelen deteriorarse lentamente con el paso del tiempo, por lo que los automovilistas pueden notar los síntomas de un fallo del eje desde el principio.

Pero tienes que ser capaz de reconocer estos síntomas para poder actuar y sustituir el eje de la hélice. De lo contrario, podrías acabar dañando seriamente tu coche o tener un accidente grave.

Ver también: La diferencia entre el diferencial de deslizamiento limitado y el diferencial autoblocante

Los 6 principales síntomas de un eje de hélice defectuoso

Tu vehículo debe tener un eje de hélice que funcione para poder moverse correctamente. Si el eje de tu hélice fallara, habría algunos síntomas muy visibles. Aquí tienes seis signos comunes a los que debes prestar atención.

#1 - Problemas de dirección

El síntoma más evidente de un eje de transmisión defectuoso es la dificultad para girar el vehículo. Las ruedas no recibirán el par adecuado debido a un problema con la junta en U en el extremo del eje de la hélice, por lo que el giro será muy difícil debido a la resistencia añadida.

La dificultad para girar puede indicar otros problemas (desde la insuficiencia de líquido de la dirección asistida hasta un diferencial dañado), así que combina este síntoma con los síntomas adicionales que aparecen a continuación para confirmarlo.

Una vez que hayas confirmado que el problema es el eje de la hélice, debes sustituirlo rápidamente o arriesgarte a sufrir un accidente por la incapacidad de controlar el vehículo.

#2 - Ruido de chirrido

ruido del eje de la hélice

Si hay un sonido de chirrido que no parece disminuir, puede que tengas problemas con el eje de la hélice.

Esto puede deberse a componentes internos desgastados, como casquillos o cojinetes dentro del eje o la junta en U, o a un eje desequilibrado. Por lo general, el ruido aumenta al aumentar la velocidad.

Relacionado: Causas comunes del ruido del eje de transmisión

#3 - Problemas de rotación de la junta en U

junta en U defectuosa

Tu eje de transmisión tiene una junta en U que gira a un ritmo constante. Si la rotación se detiene o acelera demasiado rápido, tienes problemas con el eje de transmisión.

Quizá tengas una junta en U defectuosa o los cojinetes tengan óxido en las juntas de los tapones. Si el daño es demasiado grave, puede ser necesario sustituir todo el eje de transmisión.

Lee también: 4 síntomas de una junta deslizante defectuosa

#4 - Sonido de chirrido

ruido del eje de transmisión

Un eje de la hélice defectuoso puede provocar ruidos de traqueteo al pisar el acelerador o al conducir marcha atrás. Estos ruidos pueden ser adicionales a los que se oyen normalmente todo el tiempo.

En este punto, deberías sentirte más que motivado para sustituir el eje antes de que se produzca un daño real.

#5 - Vibraciones

eje de transmisión doblado

Un eje de la hélice desgastado puede provocar vibraciones en los bajos del vehículo que se pueden sentir a través del volante o del suelo. Estas vibraciones, combinadas con otro síntoma, deberían ser una señal clara de que hay que cambiar el eje.

En la mayoría de los casos, el eje puede tener los casquillos desgastados. Recuerda que el eje está sujeto por los casquillos. Si los casquillos están sueltos, dañados o desgastados, el eje vibrará por ello. En este caso, el eje puede resultar dañado.

Lee también: ¿Necesita tu camión un eliminador de deslizamiento?

#6 - Vibraciones durante la aceleración

el coche tiembla al acelerar

Si sientes una sacudida o un temblor cuando intentas acelerar desde la parada o a baja velocidad, es posible que tengas una junta en U o un cojinete central desgastado dentro del eje de transmisión. Normalmente, este fenómeno también va acompañado de ruidos extraños.

Tendrás que ponerte en contacto con un mecánico certificado para que examine todos los componentes del eje de transmisión y confirme el problema.

Coste de la sustitución del eje de transmisión

coste de sustitución del eje de transmisión

El coste de la sustitución de un eje de transmisión para un vehículo típico con motor delantero y tracción trasera puede variar mucho y depende de la marca y el modelo. Por término medio, puedes esperar pagar entre 400 y 1.260 dólares en total, pero en algunos vehículos el coste puede acercarse a los 2.000 dólares.

Sólo las piezas te costarán entre 300 y 1.000 dólares, y por las 1 ó 2 horas de trabajo que requiere, los costes de mano de obra suelen ser de entre 100 y 260 dólares. Ten en cuenta que normalmente pagarás un poco más en un centro de servicio del concesionario que en un taller independiente

Si tienes un vehículo con tracción a las cuatro ruedas, puede que tengas dos ejes, pero en la mayoría de los casos sólo habrá que sustituir uno.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 6 síntomas de un eje de transmisión defectuoso (y costes de sustitución) puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up