6 señales de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso (y el coste de su sustitución)

Los vehículos modernos están llenos de sensores que hacen que todo funcione como debe. Pero aunque toda esta electrónica hace que los vehículos sean mucho más eficientes y potentes, también puede crear grandes dolores de cabeza cuando algo va mal.

Uno de los sensores más críticos de tu vehículo es el sensor de posición del cigüeñal. Pero, ¿qué hace este sensor, dónde se encuentra y cuánto cuesta sustituirlo? En esta completa guía responderemos a todas estas preguntas y a otras más. En primer lugar, echemos un rápido vistazo a los síntomas más comunes:

El síntoma más común de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso es la aparición de una luz de revisión del motor en el salpicadero. A menudo, también se produce un calado del motor o un mal funcionamiento del mismo. En casos raros, también se observan vibraciones del motor o fallos de encendido.

Aunque estos son los síntomas más comunes, no son los únicos signos que pueden indicar la presencia de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso. A continuación analizamos en profundidad los seis síntomas más comunes de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso para ayudarte a diagnosticar tu vehículo.

Índice de Contenido
  1. Síntomas de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso
    1. 1. Luz de control del motor
    2. 2. Vibración excesiva del motor
    3. 3. Reducción del rendimiento del motor
    4. 4. Dificultad para arrancar el vehículo
    5. 5. Parada del motor
    6. 6. Fallos del motor
  2. Función del sensor de posición del cigüeñal
  3. Posición del sensor de posición del cigüeñal
  4. Coste de la sustitución del sensor de posición del cigüeñal

Síntomas de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso

1. Luz de control del motor

Como hemos dicho antes, el síntoma más común de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso es que se encienda la luz de advertencia del motor. La buena noticia es que si la luz de revisión del motor está encendida, significa que el ECM ha restablecido las medidas por defecto.

Aunque esto puede causar algunos problemas de rendimiento, debería ayudar a evitar más daños. Sin embargo, cuanto más tiempo dejes el problema sin resolver, peor será.

2. Vibración excesiva del motor

Compartimento del motor

Si tu motor tiene un sensor de posición del cigüeñal defectuoso, no está optimizando su rendimiento. Y lo que es peor, puede estar utilizando lecturas incorrectas para determinar el combustible y la sincronización del encendido. Si el ECM no es capaz de ajustar la sincronización correctamente, te va a ir mal.

Y lo que es peor, el problema empeorará hasta que lo arregles y sólo será cuestión de tiempo que se produzcan más daños.

3. Reducción del rendimiento del motor

Aceleración lenta del coche

Independientemente de si tienes una luz de control del motor o no, un sensor de posición del cigüeñal defectuoso provocará una reducción del rendimiento del motor. Tanto si se trata de valores predeterminados como de valores completamente erróneos, cualquier cosa que no sea el tiempo de encendido óptimo reducirá tu rendimiento general.

La velocidad máxima y la aceleración son las dos áreas en las que más se reduce el rendimiento.

Ten en cuenta que un motor que funciona mal también provoca una reducción del consumo de combustible, pero a menos que prestes mucha atención a los kilómetros que haces con cada depósito lleno, puede que no lo notes.

4. Dificultad para arrancar el vehículo

Arrancar el coche

Si el sensor de posición del cigüeñal está muy desajustado, puedes tener problemas para arrancar el vehículo. Además, puedes tener dificultades para mantenerlo en funcionamiento.

Esto suele ser sólo un problema cuando el problema ha persistido durante algún tiempo y probablemente tengas otros problemas subyacentes. Además, no suele ser un problema si la luz de revisión del motor está encendida y el ECM ha establecido los valores por defecto.

En cambio, es un problema cuando el sensor de posición del cigüeñal da lecturas inexactas y el ECM no se da cuenta.

5. Parada del motor

Parada del motor

Aunque esto indica una avería grave, es posible que un sensor de posición del cigüeñal defectuoso pueda hacer que tu vehículo se cale. Esto ocurre cuando el ECM envía el combustible y la sincronización de encendido incorrectos a cada cilindro.

Normalmente el problema tarda en ser tan grave, y si lo hace, es muy probable que haya otros daños que descubrirás después de sustituir el sensor de posición del cigüeñal.

6. Fallos del motor

Fracaso

Aunque es poco probable que un vehículo con la luz del motor encendida falle, si el ECM utiliza posiciones incorrectas del cigüeñal es muy probable. Y lo que es peor, si el motor falla, es sólo cuestión de tiempo que se produzcan daños en el motor.

Cuanto más tiempo dejes que se produzcan fallos de encendido, peor será el problema y más cara será cualquier reparación. Si se producen fallos de encendido, es conveniente repararlos cuanto antes.

ENLACE: 6 síntomas de una avería en el motor

Función del sensor de posición del cigüeñal

Sensores del cigüeñal

La finalidad del sensor de posición del cigüeñal es medir la posición del mismo. Puede parecer redundante, pero es uno de los sensores más críticos de tu vehículo. El sensor de posición del cigüeñal envía estas mediciones al ECM, que las utiliza para optimizar el resto de la sincronización del encendido del vehículo.

Si el sensor de posición del cigüeñal falla, el ECM vuelve a los valores por defecto. Aunque estos valores permiten que el motor funcione, es probable que se produzcan varios problemas de rendimiento.

Sin embargo, si el ECM no se da cuenta de que el sensor de posición del cigüeñal ha fallado y envía mediciones incorrectas, el ordenador optimizará el rendimiento basándose en lecturas inexactas. Esto puede provocar rápidamente daños importantes y costosas reparaciones.

Posición del sensor de posición del cigüeñal

Posición del sensor de posición del cigüeñal

El sensor de posición del cigüeñal de tu vehículo está situado cerca de la parte inferior del motor, en el cigüeñal. Esto tiene sentido porque el sensor de posición del cigüeñal se encarga de medir la posición del mismo.

Cuando intentes localizar el sensor de posición del cigüeñal, mira hacia la parte inferior del motor, normalmente en uno de los lados. Como el sensor está situado tan abajo en el motor, puede ser difícil de localizar y aún más difícil de quitar y sustituir si está defectuoso.

Coste de la sustitución del sensor de posición del cigüeñal

El coste medio de la sustitución del sensor del cigüeñal es de entre 150 y 250 dólares. Sin embargo, no es raro que estos precios se disparen si tienes un vehículo de gama alta.

Esto se debe a que el coste de la mano de obra suele ser de entre 90 y 110 dólares. A partir de ahí, el resto del coste se reduce a las piezas de recambio. La mayoría de los sensores de posición del cigüeñal cuestan menos de 100 dólares, pero hay algunos que pueden superar ese precio.

Afortunadamente para la mayoría de los automovilistas, estos componentes más caros sólo suelen encontrarse en los vehículos de lujo de gama alta. Si quieres ahorrar algo de dinero, puedes sustituir el sensor tú mismo. Es una operación bastante sencilla si puedes llegar al sensor.

Aunque esto sólo te ahorrará unos 100 dólares, si tienes alguna inclinación mecánica, puedes completar todo el trabajo en menos de 30 minutos.

En algunos modelos de coche, aunque es muy raro, el sensor está situado detrás del volante, por lo que tienes que desmontar la caja de cambios para sustituirlo.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 6 señales de un sensor de posición del cigüeñal defectuoso (y el coste de su sustitución) puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up