5 síntomas de una fuga de vacío (y el coste de la reparación)

Un vehículo típico puede sufrir varios problemas mecánicos a lo largo de su vida, algunos de los cuales suelen ser más graves que otros. Entender cómo diagnosticar y reparar estos problemas puede marcar la diferencia entre un pequeño contratiempo y una gran frustración.

Uno de los problemas mecánicos más comunes, pero a menudo mal entendidos, es la fuga de vacío normal. Dependiendo de su gravedad, una fuga de vacío puede ir acompañada de otros síntomas. Por desgracia, algunos de estos síntomas pueden afectar a la conducción del vehículo.

El primer paso para corregir la fuga de vacío de un vehículo es reconocer los síntomas anteriores. Una vez identificado el problema, se puede iniciar una reparación adecuada, acelerando así el proceso de restauración del vehículo.

Sigue leyendo para saber más sobre los distintos síntomas de una fuga de vacío y cómo remediar estos problemas, si se producen en el futuro.

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es una fuga de vacío?
  2. ¿A qué suena?
  3. Síntomas de una fuga de vacío
    1. #1 - Luz de advertencia del motor
    2. #2 - Funcionamiento irregular del motor
    3. #3 - Vacilación o estancamiento
    4. #4 - Funcionamiento irregular del motor
    5. #5 - Ruidos extraños del motor
  4. Causas comunes de una fuga de vacío
    1. #1 - Mangueras de vacío rotas y secas
    2. #2 - Tubo de admisión dañado
    3. #3 - Fugas en la junta del colector de admisión
    4. #4 - Colector de admisión agrietado
    5. #5 - Válvula EGR bloqueada
    6. #6 - Fugas en el diafragma del reforzador de frenos
    7. #7 - Válvula o tubo PCV comprometido
  5. ¿Puedes conducir con una fuga de vacío?
  6. ¿Puedo reparar yo mismo una fuga de vacío?

¿Qué es una fuga de vacío?

Una fuga de vacío se describe fácilmente como la introducción involuntaria de aire no medido en la admisión de un motor, a través de uno o varios tubos, juntas o componentes comprometidos.

Este aire no medido es problemático porque tiende a alterar la relación aire-combustible predeterminada del motor, dificultando así la combustión. Sin embargo, para comprender mejor las consecuencias de una fuga de vacío, es necesario familiarizarse con el principio de vacío del motor en su conjunto.

El vacío, o presión negativa, se crea en el interior de un motor cuando cada pistón se mueve hacia abajo después de la combustión, durante la carrera de admisión. Esto crea esencialmente un vacío que arrastra el aire entrante a cada cilindro a través de las válvulas de admisión abiertas.

La cantidad de aire que se introduce en cada cilindro se dosifica mediante el cuerpo de la mariposa del motor. Este componente tiene un acelerador que se abre y se cierra según las exigencias del sistema, aumentando o disminuyendo la cantidad de aire disponible para la combustión.

Sin embargo, la eficacia de esta dosificación se ve anulada cuando un sistema de admisión tiene fugas a continuación del cuerpo de la mariposa, permitiendo que el aire no dosificado entre en el propio tracto de admisión. Esto, a su vez, altera la relación aire-combustible predeterminada del motor y tiende a causar una serie de síntomas relacionados con la conducción.

¿A qué suena?

En algunos casos, se puede oír una fuga de vacío, lo que acelera el proceso de diagnóstico. Sin embargo, por regla general, las fugas grandes son mucho más fáciles de detectar de este modo que las de menor gravedad.

Una fuga de vacío suele presentar un ligero silbido o siseo, similar al que se oye al utilizar una aspiradora en espacios reducidos.

Aunque suele ser difícil localizar este sonido, muchos mecánicos aumentan sus posibilidades de éxito dirigiendo el oído hacia el compartimento del motor del vehículo, moviéndose lentamente de lado a lado.

Aquí tienes un ejemplo del sonido de una fuga de vacío:

Síntomas de una fuga de vacío

Una fuga de vacío puede ir acompañada de una amplia gama de síntomas. Algunos de estos síntomas son perjudiciales para la conducción general del vehículo, mientras que otros son de naturaleza más superficial.

Sin embargo, reconocer los numerosos síntomas asociados a una fuga de vacío puede ser muy útil a la hora de intentar remediar el problema. A continuación se indican algunos de los síntomas más comunes asociados a las fugas de vacío del motor.

#1 - Luz de advertencia del motor

luz de advertencia del motor

En casi todos los casos, una fuga de vacío hace que se encienda la luz de revisión del motor. La aparición de esta lámpara indica que se ha almacenado un código de error de diagnóstico en respuesta a uno o varios problemas de funcionamiento.

En el caso de una fuga de vacío, el PCM/ECM del motor ha determinado que los niveles de combustible del motor han comenzado a tener una tendencia positiva o de escasez. P0171 y P0174 son dos códigos de avería comunes relacionados con las fugas de vacío.

Relacionado: Cómo restablecer la luz de control del motor

#2 - Funcionamiento irregular del motor

Las fugas de vacío suelen hacer que el motor funcione de forma errática, lo que se nota sobre todo con un ralentí más alto de lo normal. Además, el cuentavueltas de un vehículo puede parecer que fluctúa al ralentí, con una diferencia de 300-400 rpm en cuestión de segundos.

En la mayoría de los casos, este síntoma concreto se manifiesta en presencia de una grave pérdida de vacío.

#3 - Vacilación o estancamiento

calado del motor

En el peor de los casos, una fuga de vacío puede hacer que el motor vacile o se pare por completo. Esto se debe a que la relación aire-combustible predeterminada de un motor se ve comprometida siempre que se introduce aire no medido en el conducto de admisión.

Desgraciadamente, este síntoma no sólo es peligroso, sino que también es potencialmente peligroso, dependiendo del contexto en el que se produzca la parada.

#4 - Funcionamiento irregular del motor

Además de la vacilación o el estancamiento, una fuga de vacío constante también puede hacer que el motor falle o tenga un petardeo.

De nuevo, la entrada de aire no medido en el colector de admisión del motor afecta negativamente a la relación aire-combustible predeterminada del vehículo. Esto se manifiesta casi exclusivamente en una condición de clara inclinación.

#5 - Ruidos extraños del motor

ruido metálico

Las fugas de vacío suelen ir acompañadas de un extraño chirrido, silbido o siseo. Este sonido se crea cuando el aire es forzado a través de pequeñas grietas en la junta de admisión del motor o en las mangueras de vacío.

Afortunadamente, este síntoma suele ser útil cuando se intenta identificar la fuga de vacío en cuestión. Basta con escuchar el origen de este ruido silbante o sibilante para aislar la fuga en una zona concreta del compartimento del motor del vehículo.

Causas comunes de una fuga de vacío

Una fuga de vacío del motor puede estar causada por varios factores subyacentes, algunos de los cuales suelen ser mucho más graves que otros. Una sólida comprensión de estos problemas subyacentes tiene un valor inigualable a la hora de realizar las reparaciones necesarias.

A continuación se enumeran algunas de las causas más comunes de las fugas de vacío del motor.

#1 - Mangueras de vacío rotas y secas

manguera de aspiración dañada y podrida

Las mangueras de vacío podridas son una de las fuentes más comunes de fugas de vacío en un motor. Con el tiempo, estas mangueras se secan y se vuelven frágiles, sobre todo debido a la exposición persistente al calor y a las vibraciones.

Con el tiempo, empiezan a formarse grietas, capaces de arrastrar aire no medido al colector de admisión del motor.

#2 - Tubo de admisión dañado

La mayoría de los vehículos tienen un tubo de admisión de plástico que conecta la carcasa del filtro de aire con el cuerpo del acelerador del motor. Por desgracia, estos tubos se vuelven frágiles con el tiempo debido a la constante exposición al calor.

Estos tubos de admisión suelen dañarse al sustituir los elementos del filtro de aire. La única manera de remediar estos problemas es sustituir el tubo dañado en cuestión.

#3 - Fugas en la junta del colector de admisión

síntomas de fuga en el colector de admisión

Con el tiempo y la edad, el colector de admisión de un motor puede verse comprometido. Cuando esto ocurre, el aire exterior es aspirado desde debajo del capó del vehículo y se introduce en el colector de admisión del motor.

Esto crea un estado de adelgazamiento en una o ambas bancadas del motor, lo que perjudica la conducción del vehículo. Por desgracia, la reparación no siempre es fácil ni barata.

#4 - Colector de admisión agrietado

En raras ocasiones, el colector de admisión de un motor puede agrietarse, permitiendo que el aire fluya libremente a través de las válvulas de admisión abiertas. Esto suele ocurrir debido al sobrecalentamiento del motor, aunque un colector de admisión puede fallar debido a procedimientos de fundición inadecuados.

Cuando se produce una avería de este tipo, la sustitución suele ser cara y larga.

#5 - Válvula EGR bloqueada

síntomas de bloqueo de la válvula EGR

La válvula EGR es una parte integral del sistema de emisiones de un vehículo. Esta válvula permite que los gases de escape vuelvan al colector de admisión del motor para una mayor combustión. Sin embargo, esta reintroducción de gases de escape sólo se produce en determinados momentos.

Si la válvula EGR se bloquea debido a la carbonilla, se crea una fuga de vacío que permite que los gases de escape entren en la admisión.

#6 - Fugas en el diafragma del reforzador de frenos

La mayoría de los conjuntos de refuerzo de los frenos de los vehículos están conectados al colector de admisión del motor a través de uno o varios conductos de vacío. Un diafragma dentro de este conjunto utiliza el vacío de admisión para proporcionar asistencia de frenado, como se especifica.

Sin embargo, cualquier rotura de este diafragma provocará una pérdida sustancial de vacío. Los frenos servoasistidos del vehículo también se verán comprometidos, creando una situación peligrosa.

Coste de la reparación $350-$1,200

#7 - Válvula o tubo PCV comprometido

Válvula PCV

La válvula PCV (ventilación positiva del cárter) de un vehículo elimina el exceso de gases de combustión del cárter del motor, reintroduciéndolos en la admisión del motor para su posterior combustión.

Sin embargo, estas válvulas o los tubos que las acompañan tienden a fallar con el tiempo, creando una importante fuga de vacío. Cuando esto ocurre, hay que sustituirlas.

¿Puedes conducir con una fuga de vacío?

Es una buena práctica conducir un vehículo con una fuga de vacío evidente durante no más de la distancia estrictamente necesaria.

En el mejor de los casos, conducir un vehículo con una pérdida evidente de vacío puede presentar una serie de problemas relacionados con la conducción, como un ralentí errático, una reducción del rendimiento e incluso un calado. Sin embargo, el "peor de los casos" es mucho más grave.

Un motor puede resultar dañado si funciona durante largos periodos de tiempo con una gran pérdida de vacío. Esto se debe a que una relación aire/combustible pobre, causada por una pérdida de vacío, puede aumentar el calor dentro de las cámaras de combustión del motor. Como resultado, a menudo se producen daños en los pistones y las válvulas de escape del motor.

En cualquier caso, el origen de una fuga de vacío concreta debe diagnosticarse y resolverse lo antes posible. Esto reduce en gran medida la posibilidad de que se dañe el motor.

Si no te sientes cómodo abordando este tipo de reparaciones por ti mismo, pide una cita con un centro de servicio de confianza lo antes posible.

¿Puedo reparar yo mismo una fuga de vacío?

Es posible reparar una fuga de vacío tú mismo. Sin embargo, para ello es necesario identificar el origen de la fuga. Este procedimiento puede ser bastante complejo, dependiendo de la gravedad de la fuga en cuestión. Una vez identificada la fuente de una fuga de vacío del motor, se puede elaborar un plan de reparación adecuado.

Por naturaleza, algunas fugas de vacío suelen ser más difíciles de reparar que otras. Esto se debe a que el origen de una fuga de vacío puede variar desde una tubería podrida hasta una junta de admisión comprometida. Mientras que el primero de estos problemas puede repararse en minutos, el segundo suele tardar horas y es mucho más complejo.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 5 síntomas de una fuga de vacío (y el coste de la reparación) puedes visitar la categoría Codigos De averias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up