5 síntomas de un sensor de relación aire-combustible defectuoso

Si eres como la mayoría de la gente, probablemente no sabes mucho sobre el sensor de relación aire/combustible de tu coche. Pero, ¿y si te dijera que esta pequeña pieza es la responsable del funcionamiento suave y eficiente de tu motor?

Veamos qué es el sensor de relación aire-combustible, dónde se encuentra, qué hace, cómo se siente, cómo se estropea y cuánto cuesta sustituirlo. ¡Va a ser divertido!

Índice de Contenido
  1. ¿Qué es el sensor de relación aire-combustible?
  2. ¿Dónde se encuentra?
  3. Síntomas de un sensor de relación aire-combustible defectuoso
    1. #1 - Ralentí irregular
    2. #2 - Pitido del motor
    3. #3 - Poco kilometraje
    4. #4 - Aumento de las emisiones de escape
    5. #5 - Caída de la potencia del motor
  4. ¿Cuál es la causa del fallo del sensor?
  5. ¿Puedes conducir con un sensor de aire-combustible defectuoso?
  6. Sensor de aire-combustible vs. sensor de oxígeno
  7. Coste de la sustitución del sensor de relación aire-combustible

¿Qué es el sensor de relación aire-combustible?

El sensor de relación aire-combustible (o sensor aire-combustible) es un sencillo dispositivo situado en el motor de tu vehículo. Mide constantemente la cantidad de oxígeno en los gases de escape y envía esta información a la ECU (el ordenador central del coche).

Esto hace que tu motor sepa si es más rico, más pobre, optimiza el ahorro de combustible o si quieres algo de VELOCIDAD -y tu coche está equipado con ella- tu ECU puede incluso optimizar el rendimiento.

Básicamente, para mantener un motor sano necesitas que el sensor de combustible-aire funcione correctamente. Esto se debe a que los ingenieros que crearon el motor lo diseñaron para que funcionara con niveles óptimos de aire-combustible.

Si la relación cambia demasiado en cualquier dirección, el sensor indicará a la ECU que encienda una luz de revisión del motor en el salpicadero. Esto "silenciará" tu motor y podrás llevarlo al mecánico más cercano para que arregle el problema. Puede parecer una solución extrema, pero así seguirás teniendo un coche al final.

Ver también: Gráfico de la relación aire-combustible común

¿Dónde se encuentra?

El sensor de relación aire-combustible está situado en el colector de escape o en el tubo de escape delantero. Mide la cantidad de aire en el escape y utiliza esta información para determinar la relación aire-combustible actual.

Síntomas de un sensor de relación aire-combustible defectuoso

#1 - Ralentí irregular

motor en ralentí irregular

Si por alguna razón notas que tu motor sube de vueltas, luego baja, luego tartamudea un poco y luego vuelve a la normalidad, puede que tengas un ralentí irregular. También puedes oírlo a través del tablero del suelo cuando estés sentado en el coche con el motor en marcha y el vehículo en posición de aparcamiento.

Puede sonar como un "golpeteo" o un estruendo intermitente que no tiene razón de ser. Esto podría ser un síntoma potencial de un sensor de aire/combustible defectuoso

#2 - Pitido del motor

ruido extraño del motor

Si tu coche emite un sonido metálico, casi metálico, cuando aceleras desde la parada y no lo hace siempre, es posible que tengas un sensor de combustible-aire defectuoso. A veces llamado "golpe de chispa", el ping del motor es el resultado de un ciclo de combustión incorrecto.

Si la mezcla de aire y combustible no contiene suficiente aire o contiene demasiado, puede producirse una combustión incompleta. Esto libera gases nocivos a la atmósfera que ninguno de nosotros quiere respirar.

#3 - Poco kilometraje

poco kilometraje de la gasolina

Si eres como yo, prestas atención a la distancia que puede recorrer un depósito lleno de gasolina. Cuanto más sediento es el coche, más me fijo en el dinero que gasto.

Por ejemplo, sé que mi Toyota Sequoia, si se conduce a 1.200 metros sobre el nivel del mar (como hago yo), tiene un consumo medio de unos 16-17 MPG. Si de repente veo que el coche alcanza los 12 MPG y mis hábitos no han cambiado mucho, podría comprobar el sensor de relación aire-combustible para ver si hay algún problema.

Puedes comprar un escáner que se conecta al puerto OBD 1 o 2 y te dirá qué tipo de códigos arroja tu motor, lo que puede ser mucho más barato que llevar el coche al mecánico. O puedes ir al concesionario, que te dirá exactamente lo que está mal y arreglará el problema mientras esperas

#4 - Aumento de las emisiones de escape

fallo en la prueba de emisiones

Si notas que tu coche echa mucho humo al arrancar, que el olor del tubo de escape ha cambiado o que parece haber más humo del habitual, lleva tu coche a un mecánico. Podrá determinar si el sensor de combustible-aire está averiado y si la combustión es incompleta.

Por otra parte, si tienes que matricular tu coche o someterlo a una nueva prueba de emisiones, tendrás que acudir a la agencia estatal para realizar las mediciones. Si no pasas la prueba, pero la superaste el año pasado, es posible que tengas un sensor de aire-combustible defectuoso.

#5 - Caída de la potencia del motor

mala aceleración

Vas conduciendo y estás a punto de adelantar a un camión, pero de repente te das cuenta de que tardas más de lo habitual. Compruebas el asiento trasero y no hay ninguna marcha extra ni ningún portaequipajes: todo debería estar bien, ¿no? No es así.

Parece que tienes una caída repentina de la potencia del motor, lo que es un síntoma potencial de un sensor de combustible-aire defectuoso. Lleva el coche a tu taller local para que lo revisen. Esta es una solución bastante sencilla y barata si la resuelves rápidamente. Así podrás evitar más problemas en el futuro.

¿Cuál es la causa del fallo del sensor?

Como ocurre con la mayoría de los demás sensores de tu vehículo, el combustible, la suciedad, los residuos y los daños físicos pueden afectar negativamente a la capacidad del sensor de aire-combustible para transmitir correctamente la información a la ECU.

Por desgracia, no es fácil evitar este problema porque el sensor está en el sistema de escape, así que no vas a sacarlo para limpiarlo siempre (no conozco a nadie que lo haga). Así que cuando falle, sustitúyelo y sigue adelante. Al menos eso es lo que yo recomiendo.

¿Puedes conducir con un sensor de aire-combustible defectuoso?

luz de control del motor

Sí, puedes conducir con un sensor de aire-combustible defectuoso, pero no te recomendamos que conduzcas con la luz de revisión del motor encendida durante mucho tiempo. Podría ser sólo el sensor de aire-combustible, pero también podría ser una avería catastrófica del motor, y el conductor medio no notará la diferencia.

Así que si ves la luz del motor encendida, llévala a un mecánico. Si te dicen que es un sensor defectuoso, haz que te lo cambien si te sobra el dinero. Por lo demás, intenta limitar la conducción a los desplazamientos necesarios.

Sensor de aire-combustible vs. sensor de oxígeno

Ambos tienen propósitos muy similares. La única diferencia es que un verdadero sensor de relación aire-combustible lee una gama mucho más amplia de entradas que el sensor de O2 convencional. Por eso a veces se le llama "sensor de O2 de banda ancha" en lugar de sensor de relación aire-combustible.

Si vas a poner a punto tu coche, quizá quieras buscar un sensor de O2 de banda ancha en lugar del método convencional. Más información significa más poder.

Coste de la sustitución del sensor de relación aire-combustible

coste de sustitución del sensor de relación aire-combustible

Todo depende de la tarifa de tu mecánico y del tipo de coche que tengas. Generalmente, coche más caro = piezas más caras = reparación más cara. Prepárate para pagar entre 50 y 200 dólares por esta reparación.

¿Quieres ahorrar dinero? Compra la pieza en una tienda de recambios online o ve a tu NAPA local y haz la reparación tú mismo. Es bastante sencillo para la mayoría de los vehículos.

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 5 síntomas de un sensor de relación aire-combustible defectuoso puedes visitar la categoría .

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up