5 síntomas de un eje de hélice defectuoso (y costes de sustitución)

El eje de la hélice de tu coche se encarga de transmitir el par del motor a las ruedas para que el vehículo pueda moverse. Si empiezas a tener problemas con el eje de la hélice, esto puede provocar un mal funcionamiento. Si conoces los síntomas de un eje de hélice defectuoso, te asegurarás de que cada viaje sea tranquilo y seguro.

Hablamos de las formas en que puedes saber que tu eje de transmisión está defectuoso. También examinamos el funcionamiento, la ubicación y el coste de sustitución de un eje de transmisión defectuoso. Empecemos con un rápido vistazo a los signos:

Índice de Contenido
  1. 5 Síntomas de un eje de hélice defectuoso
    1. Vibraciones
    2. Ruido de crujido
    3. Chirridos, crujidos o golpes
    4. Traqueteo durante la aceleración
    5. Dificultad para girar
  2. La función de un eje de hélice
  3. Posición del eje de la hélice
  4. Coste de la sustitución del transeje

5 Síntomas de un eje de hélice defectuoso

El síntoma más común de un eje de hélice defectuoso es la vibración a altas velocidades o durante la aceleración. También puedes notar varios ruidos procedentes de la transmisión.

Los principales síntomas de un eje de hélice defectuoso o averiado son

Aquí tienes una lista más detallada de los síntomas de un eje de hélice defectuoso:

Vibraciones

Cuando el eje de la hélice empieza a fallar, es habitual sentir vibraciones. Con el tiempo, esta vibración puede empeorar.

A veces la vibración se debe al fallo de las juntas en U o de los casquillos. Otras veces puede deberse a que el eje de transmisión no está bien enroscado o está desequilibrado. Si dejas que la transmisión siga vibrando, te arriesgas a dañar otros componentes vitales

Ruido de crujido

Ruido del coche

Si oyes ruidos chirriantes, puede ser una señal de que hay un problema con el eje de la hélice. Es posible que notes este tipo de ruido con más frecuencia al cambiar de marcha.

En algunos casos, el ruido puede deberse a una junta en U desgastada. Sea cual sea la causa, siempre es buena idea hacerla revisar.

Chirridos, crujidos o golpes

Hay otros sonidos que puede hacer una transmisión defectuosa. Cuando los casquillos y cojinetes empiezan a deteriorarse, el eje de transmisión tiene problemas para girar con normalidad. Esto provoca un sinfín de sonidos que se pueden escuchar desde tu vehículo

Por ejemplo, un ruido de chirrido al circular a baja velocidad podría indicar que la junta en U no está suficientemente lubricada. Es una solución sencilla que sólo requiere un poco de grasa. Sin embargo, también puedes notar un ruido de golpeteo o de chasquido. Estos ruidos indican que la junta en U está desgastada y a punto de fallar

Traqueteo durante la aceleración

Aunque hemos hablado de las vibraciones, el problema de las sacudidas es mucho más evidente. Al acelerar desde un punto muerto o al aumentar la velocidad, puedes notar un aumento significativo de las sacudidas cuando la transmisión está defectuosa

A veces el problema se debe a una junta en U suelta o a un cojinete central desgastado. También puede ir acompañado de algunos de los sonidos que hemos mencionado anteriormente

Dificultad para girar

El eje de la hélice se encarga de convertir el par en movimiento, pero también afecta a la dirección del vehículo. Si tienes problemas para tomar una curva, esto podría indicar que el eje de la hélice está a punto de fallar.

Cuando el eje de la hélice se estropea, las ruedas no pueden girar correctamente y esto limita tu control sobre el coche. Como se trata de un problema grave de seguridad, debes hacer que lo revisen inmediatamente

La función de un eje de hélice

Eje motriz

El eje de transmisión convierte el par del motor de nuestro coche en el movimiento que impulsa las ruedas. Es una pieza parecida a una varilla que, básicamente, conduce tu coche. Se encarga de transmitir el par motor en diferentes ángulos entre las distintas partes de la cadena cinemática

El conjunto del eje es flexible, de modo que el eje puede moverse hacia arriba y hacia abajo con movimientos laterales durante la aceleración y el frenado. La mayoría de los conjuntos de ejes de transmisión incluyen yugos, estrías, juntas universales, un eje de la hélice y varios cojinetes.

El eje de la hélice convencional sólo se encuentra en los modelos de tracción trasera o total. Sin embargo, en los vehículos de tracción delantera hay un transeje.

Posición del eje de la hélice

Rueda del eje de transmisión

La posición del eje de transmisión varía según el tipo de vehículo que conduzcas. Los coches con tracción trasera tienen un eje de transmisión largo conectado al diferencial y a la transmisión, mientras que los coches con tracción a las cuatro ruedas y a las cuatro ruedas tienen dos o más ejes de transmisión.

En los coches de tracción trasera, las ruedas traseras son las responsables de la entrega de potencia. En estas configuraciones, el eje de transmisión largo está conectado a la transmisión por un lado, mientras que el otro está conectado al diferencial con la ayuda de juntas universales

En comparación, los coches con tracción a las cuatro ruedas contienen dos ejes de transmisión. La misma configuración se encuentra en la parte trasera del vehículo. Sin embargo, hay un eje de transmisión delantero conectado a la caja de transferencia y al diferencial delantero con juntas en U

El vehículo de tracción delantera no tiene un eje de transmisión largo porque las ruedas delanteras transmiten la potencia. A diferencia de la tracción trasera, este tipo de coche tiene todos los componentes necesarios para proporcionar el par motor en la parte delantera del vehículo. El diseño del transeje no requiere el uso de juntas universales, sino que se conecta con juntas de velocidad constante (CV)

Coste de la sustitución del transeje

El coste medio de la sustitución del eje de transmisión oscila entre 300 y 800 dólares Esto incluye el precio medio de las piezas de recambio y otros 150-200 dólares de mano de obra. Por supuesto, el precio es más elevado si tienes un vehículo con tracción total o integral que requiere grandes reparaciones.

Sin embargo, algunas reparaciones de la transmisión son fáciles para el mecánico casero corriente. Si simplemente hay que lubricar una junta, puedes hacerlo sin mucha experiencia y ahorrar un poco de dinero. Otras reparaciones de mayor envergadura deben ser realizadas por un mecánico cualificado para garantizar la seguridad en la carretera.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 5 síntomas de un eje de hélice defectuoso (y costes de sustitución) puedes visitar la categoría Mecánica General.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up