5 causas de que el coche eche humo blanco por el escape

Si arrancas un vehículo con motor de gasolina y notas que sale humo blanco del tubo de escape, hay algunas razones por las que esto puede ocurrir.

Una de las razones del humo blanco es muy común y completamente inofensiva. Pero hay otros casos en los que sale humo blanco del tubo de escape de tu coche a los que debes prestar atención, porque pueden ser señal de un problema grave.

Índice de Contenido
  1. 5 causas del humo blanco que sale del escape de tu coche
    1. #1 - Condensación
    2. #2 - Fuga de refrigerante
    3. #3 - Pérdida del anillo del pistón o de la junta de la válvula
    4. #4 - Inyector de combustible defectuoso
    5. #5 - Desajuste de la bomba inyectora (motores diesel)

5 causas del humo blanco que sale del escape de tu coche

#1 - Condensación

Este es un fenómeno común, especialmente en los climas más fríos. Si hace frío en el exterior y notas que sale humo blanco al arrancar, probablemente no tengas nada de qué preocuparte.

Cuando los gases de escape calientes o sobrecalentados se encuentran con el aire exterior frío, se forma condensación y vapor. Tras un breve periodo de conducción, el humo blanco debería disminuir.

Es habitual que los conductores que han vivido en un clima cálido como el de California y luego se trasladan a una región más fría se preocupen por este problema, pero es inofensivo y perfectamente normal.

#2 - Fuga de refrigerante

3 Sintomas de fuga en el colector de admision y 2

Si sigues viendo que sale humo blanco de la manguera después de que el motor haya podido calentarse o al acelerar, es posible que el refrigerante tenga una fuga interna.

El síntoma más evidente de una fuga interna de refrigerante es el humo blanco que sale del tubo de escape y que deja un olor dulce en el aire. Si sale humo blanco constantemente y el olor dulce está presente, entonces el problema es definitivamente una fuga de refrigerante.

La razón por la que suele haber fugas de refrigerante es que puede haber una grieta en la culata o en el bloque del motor. Aunque la grieta sea pequeña, el refrigerante del interior puede salir fácilmente y contaminar el aceite del motor. Así es como el humo del escape se vuelve blanco.

La combinación de refrigerante y aceite del motor crea un aspecto lechoso en el humo. Basta con que entre un poco de refrigerante en la cámara de combustión para que se produzca humo blanco.

Cuando el nivel de refrigerante es bajo y el sistema de refrigeración no se mantiene adecuadamente, el motor empieza a sobrecalentarse. Esto hará que falle la junta de culata, que no podrá sellar correctamente cuando se sobrecaliente.

Como resultado, tu motor se desgastará mucho más rápido y sus componentes internos se dañarán.

#3 - Pérdida del anillo del pistón o de la junta de la válvula

síntomas de anillos de pistón y juntas de válvula defectuosos

Las fugas en las juntas de las válvulas o en los segmentos de los pistones son otra posibilidad en lo que respecta al humo. En este caso, las juntas o anillos de pistón defectuosos hacen que se filtre aceite en la cámara de combustión, que se mezcla con el combustible y se quema. El resultado es un humo blanco o ligeramente azulado que sale del colector de escape.

Si quieres solucionar el problema del humo blanco, la solución más sencilla es llevar tu vehículo al taller de chapa y pintura más cercano en cuanto lo notes. Si, por el contrario, quieres solucionar el problema tú mismo, no intentes nunca quitar el tapón del depósito de refrigerante con el coche en marcha, porque el motor estará demasiado caliente y te causará graves lesiones.

Una vez que el coche se haya enfriado, comprueba el depósito y revisa el nivel de refrigerante. Si el refrigerante parece estar en el nivel normal, debes hacer que se compruebe la presión del sistema de refrigeración para identificar el origen de la fuga de refrigerante.

#4 - Inyector de combustible defectuoso

coste de la sustitución del inyector de combustible

Un inyector de combustible defectuoso, normalmente un inyector bloqueado o con fugas en la junta tórica, suministra una cantidad excesiva de combustible a la cámara de combustión. El exceso de combustible no puede quemarse correctamente en el motor y sale en forma de humo blanco o gris por el escape.

La solución es sustituir el inyector defectuoso (o su junta tórica).

Lo difícil es averiguar qué inyector está defectuoso, por lo que, dependiendo del kilometraje del vehículo, muchos mecánicos recomiendan sustituir todos los inyectores porque en la mayoría de los casos no son muy caros.

#5 - Desajuste de la bomba inyectora (motores diesel)

Un motor diésel requiere una sincronización y una presión de combustible precisas de la bomba inyectora. Cuando la sincronización no es la prevista, tu motor será esencialmente rico y el combustible no se quemará completamente, saliendo por el escape en forma de humo blanco o gris.

Ver también: Código P2002 (problema con el DPF)

.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 5 causas de que el coche eche humo blanco por el escape puedes visitar la categoría Codigos De averias.

¡Más Contenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go up